Un misterio en la CC y la cabeza de Pérez vuelve a pender del hilo Baldizón

Cuando aseguraban que la crisis había llegado a su fin, el nerviosismo llega de nuevo a los escritorios del presidente Otto Pérez y del candidato Manuel Baldizón. La misteriosa ausencia de una magistrada de la Corte de Constitucionalidad (CC) permitió que un sorteo diera un nuevo balance de poder, que liberó el expediente para retirar la inmunidad a Pérez Molina y lo regresa hoy al Congreso, dominado por Líder y el PP.

n789 P147

La Corte de Constitucionalidad, ese árbitro en el que ya no hay mayoría.

Foto: Soy502.com

Las decisiones judiciales (o políticas) del máximo tribunal de Guatemala a veces pueden depender de la suerte. Esto cuando entre los cinco magistrados de la CC hay dos criterios contrapuestos y no hay una mayoría definida. En la CC hay dos líderes: el magistrado Roberto Molina Barreto –conservador de cepa y cercano a los intereses empresariales y presidenciales– y la presidenta Gloria Porras –progresista y con una carrera en investigación penal y en la CICIG–.

El 18 de junio, hace dos semanas exactas, Molina engañó a la presidenta de la CC (según ella denunció) y provocó una votación para conocer una protesta de la abogada Karen Fischer, que protegía al presidente Pérez Molina. Los votos para la victoria de 3 contra 2 a favor del presidente fueron de Molina Barreto, Héctor Pérez Aguilera –cuya hija es ahora diplomática del gobierno de Pérez Molina– y María Araujo, la abogada suplente de Alejandro Maldonado –el vicepresidente con el que Otto Pérez sustituyó a Baldetti-. Se opusieron el magistrado Mauro Chacón y el suplente Juan Carlos Medina, que sustituyó a Gloria Porras.

Los tres conservadores de la CC lograron esta victoria aunque Molina Barreto se contradijera sobre un fallo de 2010 y abogados progresistas y conservadores le recordaran que Fischer no tenía legitimidad para intrometerse en el caso, como contó Nómada en este reportaje.

Y es que la intromisión de Fischer y el voto de Molina Barreto habían salvado a Pérez Molina. La presidencia de Otto Pérez estaba desesperada por protegerlo y suspender el proceso para quitarle la inmunidad. Primero enviaron a un abogado cercano a Baldetti, después surgió Karen Fischer y, por último, Pérez Molina interpuso él mismo un recurso legal.

Pero ayer Pérez Molina perdió la mayoría en la Corte de Constitucionalidad.

Por razones todavía no esclarecidas, la magistrada María Araujo no conoció del caso. Un magistrado de la Corte de Constitucionalidad le dijo a Nómada que ella sí había llegado al edificio. Pero después se inhibió de conocer el caso, supuestamente por enfermedad.

Esto permitió que lo conociera el magistrado suplente Ricardo Alvarado. Y Alvarado, la presidenta Gloria Porras y Mauro Chacón hicieron mayoría de 3 contra 2 para derrotar a Molina Barreto y a Pérez Aguilera. Con esto, se liberó el expediente y regresó al Congreso.

En la discusión, Molina Barreto aseveró que “pareciera que en la Corte de Constitucionalidad coexiste más de un tribunal y que el juzgamiento sobre una decisión como lo es la de otorgar o denegar un amparo provisional, atiende más a la manera en que queda integrado el tribunal y no a un cuestión jurídica y con efecto preventivo”.

En efecto, es así. Con el exmagistrado Alejandro Maldonado ahora en la Vicepresidencia de la República en sustitución de Roxana Baldetti, ya no hay en la CC una mayoría conservadora estable, y depende del sorteo de los suplentes.

La alianza entre Baldizón y Pérez Molina se pone a prueba (otra vez)

Esto devuelve la pelota al Congreso. Y es que para quitar la inmunidad al presidente de la República se requiere de tres pasos.

El primero ya fue dado: hace tres semanas, los 13 jueces de la Corte Suprema de Justicia dijeron que habían suficientes indicios para que se le quitara la inmunidad y la CICIG y el MP puedan investigarlo.

El segundo es que el Congreso ratifique que se le retira la inmunidad. Por mayoría calificada, de dos terceras partes. Y antes tiene que escuchar la recomendación de cinco diputados elegidos por sorteo (comisión pesquisidora).

Hace tres semanas, por sorteo, el presidente de esos cinco diputados era del partido de Baldizón, Líder. Se trataba de Baudilio Hichos, cacique de Chiquimula. Pero la CICIG y el MP anunciaron que están investigando a Hichos por otro caso de corrupción, y entonces Hichos renunció a la comisión de 5 diputados. Una comisión que  estaba frenando el caso contra Pérez Molina por orden de Baldizón.

Esta tarde de jueves, a las 3, el Congreso tendrá que elegir al sustituto de Baudilio Hichos, por sorteo. Y según el único diputado opositor en la comisión pesquisidora, Hugo Morán (CREO), ya está listo el expediente porque hace dos semanas recibieron los argumentos de Pérez Molina. Entonces, el caso debería regresar al pleno para que la mayoría de diputados decida.

Todo dependerá –nuevamente– de Manuel Baldizón. Sin sus 62 diputados (de 158) no se puede alcanzar mayoría calificada.

Mientras tanto, en la Corte, el caso de Fischer podría sepultarse definitivamente. Mañana viernes se cierra el tiempo para recibir pruebas. Y tras conocer dónde se encuentra el proceso, Fisher dijo que ya no presentará más acciones y que respeta la decisión del pleno pero no la comparte. “Quiero que todo se regrese a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) porque ellos no calificaron una solicitud que solo tiene recortes de periódicos. No me opongo a que se investigue al presidente. Estoy en contra que se viole el debido proceso contra quien representa la unidad nacional”, dijo.

En la Corte de Constitucionalidad, las decisiones dependerán de la mayoría por sorteo entre los suplentes, después de la misteriosa ausencia de la magistrada Araujo. Una ausencia que los demás magistrados –en especial los ahora minoritarios– hicieron notar en la sesión de ayer. El magistrado Molina Barreto, el ponente del fallo que había protegido al presidente Pérez Molina, dijo en su argumentación que “se soslayó la ausencia” (o lo que sea que eso signifique). Según la Real Academia de la Lengua, soslayar es “pasar por alto o de largo, dejando de lado alguna dificultad”. La dificultad, en este caso, fue lo impidió que la CC pudiera seguir protegiendo a Pérez Molina.

Sofia Medina
/

Periodista / Asesora digital / Comenzó en Economía de un semanario, pasó a Nacionales de un diario y luego, al Breaking News en televisión. Ahora, está sumergida en la inmediatez de la web. / @Sofymed


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

5

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    ANONIMO /

    14/09/2015 9:46 AM

    […] Lea: Un misterio en la CC y la cabeza de Pérez vuelve a pender del hilo Baldizón […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANA LUCIA ALEJOS /

    04/07/2015 9:52 AM

    Yo creo que este chafarote deberia de estar en la carcel YA!!! Y CON SU AMADA ROXANA DE LUNA DE MIEL EN EL BALNEARIO DE AGUA CRITALINA DE AMATITLAN, PARA FESTEJAR LO QUE SE ROBARON,

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    carrillorodas@icloud.com
    Diego Carrillo /
    03/07/2015 11:23 AM

    Impeachment a Otto Pérez va hacer un revuelo mediático, no solo nacional sino internacional. Yo no se que están esperando, hay que dar un show.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    03/07/2015 10:18 AM

    Pérez Molina y sus magistrados lame fustanes, Perez Molina pasara a la historia de Guatemala como el peor hombre de la historia, indigno, corrupto, con deshonra, indecoroso, infame, y Baldetti como la peor mujer de toda la historia de Guatemala ambos pareja la peor representación de la indignidad de los seres humanos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Jorge Pérez /

    02/07/2015 12:39 PM

    Llamar a Molina Barreto "conservador" es hecharle flores, hay que llamarlo por su nombre, es un Magistrado corrupto que está al servicio de su mejor conveniencia, las que casualmente siempre coinciden con los intereses de las mafias, la cooptación de las cartes y de empresarios corruptos. No de todos los empresarios sino únicamente de los corruptos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones