2 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Esa necedad de dejar en otros mis propias decisiones

En las redes sociales vi circular esta frase: “ Si estás buscando a esa persona que cambiará tu vida, échale una mirada al espejo”. La oración supone dos realidades. La primera, que otra persona tiene la capacidad de cambiar nuestra vida y la segunda, que los seres humanos buscamos alguien que nos cambie la vida. ¿Acaso no estamos en capacidad nosotras mismas de cambiar nuestras vidas?

Cotidianidad n789 Opinión P258
Esta es una opinión

FOTO: Agustín Ruiz

El escritor y filósofo Jean-Paul Sartre aboga por proponer la corriente del existencialismo apoyado en la idea de que “el hombre no nace, se hace”. En la conferencia “El existencialismo es un humanismo”, explica que “el hombre no es nada más que su proyecto, no existe más que su proyecto, no existe más que en la medida que se realiza; por lo tanto, no es otra cosa que el conjunto de sus actos, nada más que su vida”.

Estas ideas de Sartre implican que no hay un Dios que nos haya dado una misión para nuestra vida antes de nacer (que es uno de los principios de la religión), sino que nacemos siendo nada y que vamos creando nuestra propia esencia a lo largo de nuestra vida por medio de nuestras acciones y el uso de nuestra libertad. Y de ahí surge otra de sus ideas principales sobre el existencialismo: “la existencia precede la esencia.”

Sin embargo, las circunstancias y las creencias de las personas siempre varían: No por ser ateo o por creer en un Dios, se piensa que las personas nacen ya con una vida trazada. Siempre hay excepciones.
Y esta corriente, por más filosófica que sea, nos enseña que la podemos poner en práctica. Tampoco se trata de intentar imponer verdades absolutas y decir que una manera de vivir o de pensar es mejor que otra. Simplemente se busca que nosotros, como seres humanos, podamos vivir mejor y alcanzar una plenitud a la largo de nuestras vidas, a través de nuestras decisiones, de nuestra responsabilidad que estas conllevan y de nuestra libertad.

A esta corriente contemporánea se le puede agregar incluso un concepto fundamental todavía más antiguo que surge  en el siglo XVII con el filósofo Baruch Spinoza, el conatus (en latin) que se refiere al esfuerzo y el empeño de la mente para continuar existiendo y mejorándose.  En su obra Ética III (Propuesta VII), Spinoza lo explica de la siguiente manera: “El esfuerzo por el cual cada cosa tiende a perseverar, a esforzarse en su mismo ser no es nada más que la misma esencia de esa cosa”. No es coincidencia que “conatus” se traduzca literalmente como “esfuerzo.”

Dejemos esa idea que se nos ha impuesto desde siempre, que necesitamos a nuestra media naranja para poder encontrar la felicidad y cambiar nuestras circunstancias para bien. A veces los problemas son complicados pero las respuestas son simples.

Se trata entonces de que cada uno de nosotros nos demos la oportunidad de manejar nuestro propio destino y nuestra vida. De responsabilizarnos por nuestros actos y de usar nuestra libertad con la capacidad que tenemos de raciocinio y madurez.

Por lo tanto, propongo un giro a esa frase: “No busques a alguien más que cambie tu vida, el cambio está en quien ves en el espejo.”

 

Valeria Rohrmoser
/

Estudiante trilingüe de psicología de medio tiempo, a veces maestra de inglés y escritora de tiempo completo. Me gusta cuestionar, proponer, rebuscar y analizar todo lo que se pueda modificar. Sí sueño y sé que existe un lugar en el tiempo en el que Guatemala va a ser mejor. Escribo porque es mi manera más cercana de ser libre; de pensamiento, y de corazón.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    ANONIMO /

    29/04/2015 9:54 AM

    Me parece que o no entendiste la frase a la que hace alusión tu artículo o no sabes que es un espejo. Releéla un par de veces.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones