Ben Kei Chin: “Nadie tiene que dar explicaciones sobre sus preferencias sexuales”

El periodista quedó expuesto con la difusión de un video, que se hizo viral, en el que aparece en una discoteca gay en el mes en el que se celebra la diversidad sexual. Los comentarios de odio hacia el presentador no se hicieron esperar.

Actualidad De dónde venimos guatemala P147

Montaje armado para difamar al presentador: a la izquierda, el presentador Ben Kei Chin; a la derecha, el video en el que aparece el presentador en una discoteca gay.

Montaje: Corrupción GT

Miles de guatemaltecos ven todas las noches a Ben Kei Chin en la televisión. Es el conductor de Sin Filtro (Guatevisión), un programa de análisis político. También dirige el programa satírico Las Inolvidables. Entre la fiscalización periodística y las bromas, cada emisión deja en evidencia a funcionarios, políticos, diputados y empresarios por sus acciones públicas.

Recientemente, usuarios anónimos difundieron un video en Twitter para exponer a Ben Kei Chin, pero no por su trabajo periodístico, sino por su vida privada, en una discoteca gay de la Ciudad de Guatemala. El periodista, de 35 años, recibió una ola de comentarios homófobos y algunos otros de apoyo. En esta entrevista cuenta cómo encaró esta situación.

– Te convertiste en un tema de conversación esta semana, cuando circuló en las redes sociales un video en el que se te ve bailando en una discoteca gay. ¿Cómo empezó este escándalo?
– Me avisaron el lunes en la mañana, desde mi trabajo, que había comentarios en Twitter sobre un video en el que aparecía yo. Me pidieron que denunciara a la cuenta que lo publicó. Hice la gestión en Twitter, pero antes vi el video y se trataba de una fiesta en la que estuve hace unos 20 días.

Fue triste ver todas las respuestas al video; había muchos mensajes de odio. También me sorprendió ver uno o dos comentarios de gente que decía que la preferencia sexual no es un tema de discusión, porque se trata de un asunto privado.  

 

Ben Kei Chin, en un programa de Guatevisión.

– Con este video, muchos supieron que sos gay. ¿Hubieras preferido que la gente se enterara de otra forma?
– Es tortuoso para cualquier persona pasar por esto. Nadie tiene que dar explicaciones sobre sus preferencias sexuales. Idealmente, en un mundo más incluyente y abierto, estas cosas no tendrían que pasar.

Sin embargo, yo tomé la decisión, hace un tiempo, incluso antes de este escándalo, de hablar abiertamente sobre mi preferencia sexual porque ya venía siendo un tema que utilizaban estos grupos en las redes sociales para criticarme, usando palabras como hueco o marica. Así quieren demeritar el trabajo que hago. Así empecé a hablar sobre mi preferencia sexual con mi familia, compañeros de trabajo y otros círculos sociales. De hecho, he participado en actividades de grupos de la comunidad, como [el colectivo] Visibles. Pero yo no quería hacer ruido, porque yo soy periodista, no soy activista.

– ¿Te sentís diferente después de esto?
– Tuve que hablar con mi familia de nuevo sobre el tema. Ya lo había hecho antes, pero retomarlo es siempre difícil. Ahora me siento más expuesto.

O sea, yo nunca oculté mi orientación. Quien me quería preguntar sobre mi preferencia, yo le podía contar. No tenía ningún problema con eso. Era un tema mío, privado. Pero ahora estos dos mundos, el público y el privado, se juntaron. Y entonces me siento más observado.

Ahora estoy tomando coraje de todos los mensajes de solidaridad que me envía la gente. Yo no buscaba estar bajo la lupa, pero ya que me tocó quiero hacer de esto algo positivo.

– ¿Ya antes habías sido víctima de bullying por tu orientación sexual?
– Sí, en redes sociales, desde hace un tiempo. Creo que a estos grupos (los netcenters) les ha afectado dos cosas. Primero, mi trabajo periodístico que les molesta y no tienen argumentos válidos para criticarlo. Segundo, el enfoque de sátira en mi trabajo; ellos piensan que usar la sátira de los temas públicos, de gobierno, les da el derecho a burlarse de mi vida privada. Pero claro, que la sátira, la buena, se caracteriza porque tiene en el foco a los personajes poderosos, a los que tienen privilegios y que tienen que rendir cuentas, pero no a los débiles. Y yo no soy un personaje con poder.

Este tema ya se había repetido varias veces con blogueros, con tuiteros, que pululan alrededor de Mariscal Zavala –la prisión donde están recluidos políticos implicados en casos de corrupción–. A ellos los señalo. De ahí viene la raíz de todos los problemas.

– ¿Cómo afecta tu carrera y tu vida profesional este tipo de ataques?
– Yo estoy muy orgulloso del lugar donde trabajo. Mis jefes me han dado oportunidades, apoyo y espacio para desarrollarme profesionalmente, independientemente de mi preferencia sexual. Esto no ha sido un problema.

Eso sí, hablamos de que tenemos que cuidar nuestra imagen porque siempre habrá gente que nos quiera perjudicar. Pero, ese día (cuando se grabó el video) no estaba haciendo nada malo. Solo estaba siendo yo, bailando en un antro gay, porque soy homosexual y porque a veces me gusta divertirme. Voy a seguir trabajando y dando de mí todo lo que pueda. Sí temo un poco de la reacción de la gente.

– ¿Cuándo te diste cuenta que sos gay y cómo fue tu proceso de aceptación?
– Siempre lo supe. Es como cuando se le pregunta a un chavo heterosexual, ¿cuándo te comenzaron a gustar las mujeres? Nunca hubo un antes o un después. Para mí fue algo muy natural. Eso sí, yo tuve mis problemas para enfrentar esa realidad, me eduqué en un colegio católico, estaba muy apegado a la religión y en algún momento pensé que el seminario era mi camino. Y, poco a poco, me di cuenta de que el proceso de aceptación es difícil para uno mismo y también para mi familia. A veces, la familia opta para esconder el tema, como una forma de abordar el asunto.

– ¿Cómo lo llevaron tus padres?
– Me aceptaron como soy. Incluso, alejándose de algunos familiares que no veían bien lo que yo soy. Yo tengo una familia muy fuerte que me ha dado su apoyo y estoy tranquilo por eso.

– ¿Cuál ha sido la situación más difícil que has enfrentado por tu preferencia sexual?
– 
El silencio. No hablar, no expresarme, no poder dar mi opinión en algunos momentos. No reaccionar ante comentarios ofensivos hacia los gays. Antes podía ver alguna injusticia y me volteaba a ver hacia otro lado. No es chilero. No tener un amor en secundaria, como muchas otras personas. Y eso fue difícil, porque sabes que uno vive marginado por sí mismo. Hasta que uno acepta, reconoce lo que es, se lo comenta a la gente que quiere, a la familia, a lo amigos, uno se da cuenta que perdió mucho tiempo.

– ¿Cómo alguien de la comunidad LGBTI sobrevive en una sociedad machista?
– 
Te mimetizas para que no te vean, que es lo que creo que muchos hacemos. O te radicalizas, porque es la otra respuesta. Muchos optan por esa vía y los entiendo. Porque ante una sociedad que solo te da odio, ¿cómo vas a responder? Con discusiones y con más posturas totalmente opuestas e irreconciliables. Yo no estoy diciendo que la mara que se radicaliza esté mal, no. Yo los comprendo totalmente, es una reacción.

– ¿Crees que estamos en deuda con los jóvenes que viven en soledad por miedo al rechazo a su orientación?
– 
Yo creo que con el tema de referentes vemos hacia el norte. Y por eso tenemos que preguntarnos qué estamos haciendo en Guatemala para tener referentes de la comunidad LGBTI. Tenemos qué pensar qué vamos a decirle a los adolescentes, que tienen 12 o 13 años –y que se cuestionan su orientación sexual– que no piensen en matarse, porque no es una opción, que no tiene un problema.

Si en algún momento, lo que estoy haciendo y lo que me pasó a mí en estos días ayuda a que un joven de 12 años se sienta identificado conmigo y diga: ‘no es malo lo que yo soy’, entonces yo me siento feliz.

– ¿Crees que las instituciones [iglesias, gobierno, medios], tienen responsabilidad en la homofobia?
– 
Creo que reproducen patrones. Yo los veo como responsables, sí. Pero no ando buscando culpables porque son patrones que traen arrastrados desde hace tiempo. En mi propia familia en algún momento se dio. Entonces yo tuve que aprender.

Y las instituciones, mientras traten de aprobar iniciativas de leyes para decretar que no existan lo homosexuales, deben saber que eso no va a pasar. Eso es una fantasía. Los homosexuales ahí han estado, ahí van a estar, y ahí seguirán. El gobierno tiene que tomarnos en cuenta. Las iglesias tienen que darnos una mirada. Las instituciones de justicia tienen una deuda pendiente con todo este sector. No los voy a culpar de todo como responsables, no. Porque saben que el problema, así como nos llaman ellos, aquí está. Y ellos quieren resolver el problema aprobando leyes para que ese problema no exista. Pero esa no es una solución.

 

Lea también:

¿Estoy segura que soy 100% heterosexual?

Nadie debería decirte con quién tener sexo

Javier Estrada Tobar
/

Periodista y comunicador. Se formó y trabajo durante casi diez años en Lahora.gt. Apasionado por las letras, el desarrollo humano, la política, las redes sociales, el cuidado del medio ambiente y la buena comida.


Gladys Olmstead
/

Periodista. Aprendiendo de todos y de todo cada día. Amante de los perros y la lectura. Fueron la casualidad, la ilusión y la insistencia las que me trajeron a Nómada.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

137

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Víctor lopez /

    13/07/2018 8:18 PM

    Todos se están mariconizando mi huevo yo salgo huyendo de aquí...

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Rathor /

    13/07/2018 4:11 PM

    Ojalá y despues de este trago amargo seas mas respetuoso para hablar de la autoridades en ese tu programita que tenés en guatetraición bkch...

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Tania Fernandez /

    01/07/2018 8:56 AM

    Excelente artículo. No me quda clara la postura periodística.
    Estoy completamente en acuerdo con lo que Ben dice: estaba en una discoteca de su preferencia, divirtiendose como TODOS. Preocupémonos por lo que nos hace daño. Tanto odio, tanta intolerancia....

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Chalio /

    29/06/2018 9:53 AM

    Se me hace que hasta martin rodriguez es un gay reprimido, solo q muy discreto. Ya no te quejes benken, celebra la diversidad jajaja la diversidad de criticas que te estan lloviendo, jajajaja 😁😂😁😁😁

    ¡Ay no!

    5

    ¡Nítido!

    Juan /

    27/06/2018 11:12 PM

    ESTUARDO ZAPETA tambien es gay y hay que respectar

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Cristian Zamora /

    27/06/2018 3:27 AM

    En los medios de comunicación se difunden noticias e información relativa al quehacer profesional de quienes ostentan cargos públicos. Sacar a relucir la vida privada y la sexualidad de cualquier persona está fuera de lugar si, como en el caso de este comunicador social, no afecta a nadie y no es algo ilegal. Me parece un recurso muy bajo. Y ojalá que a las personas que les parece que se hizo bien al publicar ese vídeo y que la orientación sexual de este personaje de la televisión es algo sucio, abominable, repudiable o cualquier otro adjetivo peyorativo que han utilizado, opinen igual si es su propia vida privada la que hacen pública. Porque todos tenemos una cola que nos pisen, no lo olviden.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    KkarlyG /

    25/06/2018 6:11 PM

    Pues que diré el karma regresa! Además Guatevision no es un canal imparcial solo sirve para fomentar conflicto entre la ciudadanía y aún así hay que calarse estos “periodistas” mediocres que con el mal ejemplo pretenden que sus actividades personales no afecten el trabajo! Son figuras públicas y siempre estarán expuestas, no quieren críticas, pues actúen correctamente....

    ¡Ay no!

    5

    ¡Nítido!

    Oscar Echeverria /

    25/06/2018 5:59 PM

    Nomada sos como todo izquierdista degenerado pero lo peor que sos es vendido con los comunistas y ahora te pones a defender al ben kei chin como que mereciera un premio ?
    Ósea que para vos es privilegio ser Gey?

    ¡Ay no!

    6

    ¡Nítido!

    Miriam /

    25/06/2018 9:06 AM

    Que la gente te juzgue por tu calidad como persona y por tu profesionalismo, pero como bien dices las preferencias sexuales son un asunto privado así que a NADIE tiene derecho a juzgar. ¡Vamos para adelante! y que en la vida se quede la gente que lo quiere y los respeta a uno.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Rosa /

    24/06/2018 11:46 PM

    Ahora ria señor periodista, así como se rie usted de personajes públicos en su programa televisivo Las Inolvidables, ahora le toca su turno, jajaja! Y esa patoligia Homofobia, no existe! es un invento para criminalizar a los que no esten de acuerdo a esas conductas sexuales pervertidas y antinaturales que practican un porcentaje mínimo de la población mundial. En realidad son personas con serios problemas de identidad
    (Disforia de Genero). Pero como ahora a lo inmoral y corrupto, le llaman bueno, y normal, Ahora a los delitos se les llama Derechos (aborto). Vamos como sociedad involucionando, peor cada año, y medios de desinformación y manipulación como NOMADA, nos quieren hacer creer que El Homosexualismo, El Aborto, El Feminismo Radical, son normales, son buenos, y hasta necesarios para que como sociedad avanzemos, y la pregunta es, avanzemos a donde? Estamos mal Nomada y ustes son complices de este cancer que tiene la sociedad.

    ¡Ay no!

    9

    ¡Nítido!

      Patito /

      26/06/2018 7:08 AM

      *Avancemos

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones