Ciudadanos versus poderosos: La batalla de los próximos 23 días

Con la cabeza de Roxana Baldetti ya sobre la mesa y lista para un juicio, los siguientes días de mayo serán de una batalla muy intensa. Por un lado, actores políticos que quieren dirigir el cauce de los reclamos de justicia para que sólo lleguen a mandos medios, y por otro lado, ciudadanos, fiscales y jueces que quieren que esta investigación llegue hasta los sótanos y hasta los techos de todo el sistema de corrupción e impunidad.

análisis baldetti coyuntura crisis juicio n246 P258 qué va a pasar renuncia

En los tribunales se definirá si se llega a fondo para acabar con todo el sistema corrupto.

Foto: Lucía Menéndez

Hay cuatro actores políticos a quienes les preocupa no poder controlar a los ciudadanos, que estos pidan la renuncia del presidente Otto Pérez Molina y que haya un vacío de poder. Los primeros actores son los políticos y empresarios que se han servido del sistema político actual para enriquecerse y que no cambie nada.

Los segundos son los militares que conforman casi la totalidad del círculo del presidente, la embajada de Estados Unidos y el sector privado organizado. De hecho, Washington y los empresarios le hicieron ver a Pérez Molina en las últimas semanas que él se salvaría políticamente si sacrificaba a su mancuerna de casi dos décadas, la otrora vicepresidente Roxana Baldetti.

Esto puede haber sido una estrategia para lograr que pudiera juzgarse a una de las dos cabezas del sistema de corrupción e impunidad del país: Roxana Baldetti. Pero puede ser también porque hay fuerzas que prefieren que no se haga tambalear a todo el sistema político.

Los cuatro actores –políticos, empresarios, estadounidenses y militares– son expertos en moverse en espacios de vacío de poder, como el que ya provoca que la mujer fuerte del Gobierno haya renunciado y vaya a ser investigada ocho meses antes de que concluyera su mandato.

A estas fuerzas se suman otros actores que también hacen votos porque Baldetti sea el personaje más poderoso (y el único poderoso) que sea llevado a juicio. A Manuel Baldizón, el candidato que encabeza las encuestas para las elecciones del 6 de septiembre, debería preocuparle que continúen las investigaciones de los socios de Baldetti. Desde el presidente Pérez Molina en el caso SAT, hasta el mismo Baldizón para otros casos de corrupción como la repartición de la obra pública en el Presupuesto Nacional. Y debería preocuparle que el tema de la corrupción, la impunidad y el hartazgo contra los partidos políticos ponga su foco en el Congreso de la República, que él domina prácticamente desde hace tres años y medio.

Un detalle es importante. No sólo estos actores de poder son expertos en moverse en espacios de vacío de poder. Las organizaciones de la sociedad civil también lo son. Y del último vacío de poder importante, cuando estalló el caso Rosenberg, surgió una ley para transparentar la elección de jueces y fiscales que desembocó en una de las más balanceadas y decentes Corte Suprema de Justicia de la democracia (2009-2014) y en la mejor fiscal general de la democracia, Claudia Paz (2010-2014).

¿Estos jueces pueden ser independientes?

Del otro lado del cuadrilátero político están los ciudadanos que manifiestan su hartazgo con la corrupción. #VasVosOtto ó #BaldizónTeToca eran dos de los lemas ayer en los carros en el parque y en las redes sociales. Las cuatro manifestaciones del 25 de abril, del 1 de mayo y del 2 de mayo en el Centro Histórico y el bloqueo de carreteras que hicieron el 4 de mayo los 48 cantones de Totonicapán fueron determinantes para vencer las resistencias o las dudas de los jueces de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para pedir que se retirara la inmunidad a la ahora ex vicepresidente.

En las manifestaciones en las plazas y las carreteras están los ciudadanos, que pueden contar con apoyo de las universidades, las organizaciones sociales e instituciones académicas. Y su contraparte dentro del Estado son los fiscales del Ministerio Público (MP), con la ayuda de los investigadores de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG), así como algunos jueces del Organismo Judicial.

Al final de cuentas será el sistema de justicia el que defina si pueden ser independientes de los poderosos, de este sistema político que se ha construido por 30 años. Y ahí no hay ninguna garantía; cortesía de los jueces que eligieron el PP y Líder en septiembre de 2014.

La jueza Marta Sierra de Stalling, primera que conoció el caso, dejó libres a los más poderosos por corrupción –la CICIG demostró que la misma red de defraudación de La Línea activó una red de impunidad y retiró Q2 millones para pagar una fianza sabiendo que la jueza se las iba a dar antes de que el MP presentara las acusaciones.

El caso pasará ahora a un juzgado de alto riesgo para que se decida si procede empezar un juicio. Hay dos jueces de alto riesgo. Uno es Miguel Ángel Gálvez, que ha demostrado ser independiente de los poderosos. Y la segunda es Carol Patricia Flores, quien intentó boicotear el juicio por genocidio (y varios más contra poderosos) y tiene un proceso de antejuicio por parte de la CICIG. Como hay una causa abierta entre la CICIG y Flores, ella tendrá que excusarse y el caso irá a la sala de Gálvez. Con esto pueden tenerse más garantías de un proceso independiente. Pero sobre el juez habrá mucha presión de los actores políticos.

El primer capítulo de esta historia acaba de concluir. Una investigación de corrupción e impunidad indignó a la ciudadanía y llegó a la renuncia de la vicepresidenta Baldetti. Pero los fiscales y los manifestantes saben que si bien es un paso importante, esto no va a cambiar el sistema corrupto del país.

Una reforma a la ley de partidos políticos en el Congreso y el apoyo a instituciones de justicia independientes (Tribunal Supremo Electoral, Ministerio Público, Organismo Judicial) son indispensables para que el país pueda romper con una democracia de abusos e impunidad.

Martín Rodríguez Pellecer
/

Es el director y CEO de Nómada. Es guatemalteco, perseverante y alegre. Empezó en el periodismo en 2001 en cartas de lectores. En 2011 fundó Plaza Pública para la URL, y en 2014, Nómada. Estudió una licenciatura en la UFM y una maestría en Estudios Latinoamericanos en la UAM. Fue finalista del premio FNPI en 2013 y 2017. Ganó el premio nacional de periodismo en 2004 y 2017. Es políglota y feminista. @Revolufashion


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

9

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    ANONIMO /

    21/08/2015 7:06 PM

    […] 8. Ciudadanos versus poderosos: La batalla de los próximos 23 días […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    20/08/2015 12:17 AM

    […] Lea: Los ciudadanos contra los poderosos, la batalla en 23 días […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    10/08/2015 1:55 AM

    […] Lea: Ciudadanos versus poderosos, la batalla después de la renuncia de Baldetti […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    11/06/2015 7:38 AM

    […] Ciudadanos versus poderosos, qué pasó en los 23 días tras salida de Baldetti […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    01/06/2015 4:05 PM

    […] los ciudadanos (incluidos empresarios) no les hicieron caso a estos cuatro actores políticos. Y la siguiente manifestación, del 16 de mayo, fue más multitudinaria. 60,000 ciudadanos en la […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    29/05/2015 7:50 AM

    […] por el mayor poder de influencia de la corriente. Como nos indican Samuel Pérez Attías y Martín Rodríguez Pellecer, refleja la posición dominante dentro del Cacif, Fundesa, la Embajada de EE.UU. y la mayoría de […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Julio Herrera /

    10/05/2015 1:16 PM

    Se confundieron de hashtag, el correcto es #NoTeTocaBaldizón

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    09/05/2015 4:24 PM

    […] En realidad hubo 9 pasos que sucedieron en 23 días. […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Diego Carrillo /

    09/05/2015 3:25 PM

    Excelente, lo re-enviare!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones