7 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Gastro Audiovisuales Guía de viajes
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Jordán Rodas, en la mira y sin dinero: “Los ataques de los diputados son una medalla para mí”

Incómodo. Esa es la palabra para describir cómo Jimmy Morales, diputados (abanderados por Juan Manuel Giordano), grupos anti-derechos y criminales perciben al procurador Jordán Rodas. El haberse puesto del lado de la lucha contra la corrupción le está pasando factura. La oficina a su cargo está bajo ahogo financiero y su cargo está en la mira. En esta entrevista, Rodas relata cómo el trabajo de él y su equipo está bajo acoso.

Entender la política Congreso de la República CSJ Jordan Rodas P147 pdh

Jordán Rodas, PDH.

Foto: Carlos Sebastián

[¿Aún no recibís La Jugada? Suscribite aquí y recibí en tu correo una explicación de lo más importante del día.]

El 20 de julio de 2017, el Congreso eligió por unanimidad a  Jordán Rodas como titular de la PDH. En ese momento, su nombramiento parecía una moneda al aire. Ni los diputados, ni las autoridades de Gobierno, ni la ciudadanía tenían muy claro hacia qué lado se inclinaría su gestión. Especialmente, porque el país estaba inmerso en una dinámica de rechazo a la impunidad y la corrupción; y la CICIG al  MP de Thelma Aldana destapaban los secretos mejor guardados de los políticos, empresarios y funcionarios.

Veintiséis meses después, Jordán Rodas es considerando un enemigo para los corruptos y los grupos anti-derechos y un aliado para la ciudadanía.

Jimmy Morales lo ridiculiza públicamente y lo bautizó como Amparito Rodas porque en más de una ocasión, el PDH ha conseguido a través de acciones legales y amparos corregir la plana a los organismos Ejecutivo y Legislativo.

Con la CICIG expulsada, la Corte de Constitucionalidad bajo bombardeo y la Corte Suprema de Justicia alineada al poder, desde el Congreso se ha gestado un intento para remover de su cargo al PDH bajo los argumentos de que ha sido ineficiente en su cargo, por tener una “actitud autoritaria”, por no dar solución a la desnutrición, la crisis en el sistema de salud, ni los asesinatos cometidos en los lugares más recónditos del país.

Los diputados Juan Manuel Giordano, Luis Fernando Linares Beltranena y Alvaro Arzú Escobar han mostrado un interés especial por promover su destitución.

La  Comisión de Derechos Humanos se reunió y acordó citar a Jordán Rodas el próximo martes para iniciar con un proceso de remoción.

 

A esa presión se suma el ahogo financiero que sufre la oficina del PDH. En septiembre Rodas advirtió que la falta de recursos obligaría a una suspensión de labores, por ello solicitó una reasignación de Q30 millones para concluir el año fiscal sin aprietos económicos.

El 2 de octubre la Corte Suprema de Justicia otorgó un amparo al PDH y que tuviera un respiro presupuestario y ordenó al Ministerio de Finanzas el traslado de fondos para el pago de salarios y funcionamiento; sin embargo, este miércoles, los magistrados revocaron el amparo y volvieron a dejar a la PDH en vilo.

En esta entrevista, Jordán Rodas resume cómo ha sido su gestión bajo los ataques del Gobierno y el Congreso de la República, los desafíos que aún tiene a su cargo y su perspectiva para el próximo gobierno.

—Procurador, ¿son días difíciles para la PDH?
—Días, no. Años.

—Supuestamente 70 diputados exigen su remoción. En el Congreso discutió la posibilidad de removerlo de su cargo. ¿Cómo enfrentará ese proceso?
—No he sido notificado, pero lo voy a enfrentar teniendo como elemento fundamental el Derecho. Esa solicitud  es tan risible que uno de los argumentos que ellos plantean es mi personalidad egocéntrica porque  una vez publiqué una foto en mi cuenta de tuíter con mi mamá. También incluyen los argumentos del diputado Juan Manuel Giordano, en donde me culpa porque una persona lo insultó. Se evidencia una mala fe, como si quisieran tener la corona de quitarme del cargo. El diputado Giordano incluso ha pedido por acceso a información pública los gastos de mis alimentos. Pero lo que yo como, lo pago con mi propio dinero.

—¿Cuál es la actual situación financiera de la PDH ¿Hay un ahogo presupuestario?
—A partir del recorte presupuestario que el Congreso aplicó de manera ilegal se tuvo que accionar. La CC nos dio la razón, otorgó el amparo provisional y ordenó al Ministro de Finanzas  hacer los traslados de presupuesto. Pero esto aún no está firme porque el ministro pidió una aclaración y eso atrasó el proceso. La obligación es que ellos cumplan con lo que la Ley de Presupuesto establece que es una asignación de Q130 millones. La falta de presupuesto nos ha limitado en el ejercicio de nuestras funciones. Afortunadamente la justicia nos está dando la razón. A todas luces esto es una venganza política porque a los diputados les incomodó el rol que tomé cuando el presidente declaró non grato a Iván Velásquez.

[Horas después de esta entrevista, la Corte Suprema de Justicia publicó en sus redes que había sido revocado el amparo provisional al PDH.]

 

—¿Fue solamente eso o algo más hizo reaccionar de esa forma a diputados, quienes insisten en destituirlo?
—No les gustó que en enero el presidente Jimmy Morales y la canciller Sandra Jovel dijeron que en 24 horas pondrían fin a la CICIG en Guatemala. En esa ocasión, yo planteé un amparo y tuvo eco. Cuando el presidente me dice Amparito, yo le podría decir Platanitos pero sería una falta de respeto. Cada quien sabe de qué vive. Yo soy abogado y conozco las vías legales para defender el Estado de Derecho.

También cuando se dio la aprobación en urgencia nacional de leyes que favorecían la impunidad, la gente salió a manifestar y yo también planteé acciones. Es una suma de acciones legales. El PDH no es un adorno sino que tiene la función de defender los derechos humanos y supervisar acciones que van en contra de esos derechos. Lo que molesta a los diputados es que no me he plegado al statu quo, no me he plegado a aquellos que se han favorecido con la corrupción. Ya lo he dicho antes: no puedo ser imparcial ante la corrupción porque a más corrupción, menos derechos humanos.

—Además de una venganza, ¿qué buscan con un cambio de procurador?
—Buscan un procurador que avale todo lo que ellos hacen, que esté de lado de la corrupción. Sus ataques han sido a lo largo de mi gestión. Me piden que yo resuelva la desnutrición cuando mi trabajo es supervisar la administración. Sino, entonces además de Procurador, yo debería ser Presidente, Ministro de Gobernación, Secretario de Seguridad Alimentaria. Soy Procurador, no soy Superman.

Me cuestionan: ¿Por qué no estaba el PDH cuando mataron a los tres soldados en El Estor? Yo condené esos asesinatos. Con lo que sí me siento muy feliz es con la gente de a pie. Yo puedo salir a las calles, cosa que ellos no pueden hacer. A Giordano, por ejemplo, lo han escupido y lo han insultado.

—¿Cuántos casos están en manos de la PDH y con qué eficiencia se han abordado?
—La PDH tiene a su cargo un universo muy amplio de competencias y hacemos nuestro mejor empeño. Solo en el tema de salud hay mucho trabajo. Por supuesto que nos gustaría supervisarlo más, llegar a los niveles más cercanos a la población. Hemos tenido que hacer alianzas con sociedad civil porque no nos podemos cruzar de brazos ante tantas denuncias y violaciones.

—También es uno de los funcionarios más atacado en redes sociales. 
—Bueno, sí. Pero también de los más respaldados. Los que me atacan son netcenters que no dan la cara. Espero que no sean ataques pagados con recursos públicos. De tantos memes que han hecho con mi cara he hecho una cartelera de memes y no se da abasto.

Los ataques en redes me estimulan. Me dicen: Jordán, vas por buen camino. Afortunadamente tengo buen humor.

—Los diputados están dispuestos a removerlo de su cargo, ¿qué pasa si lo logran?
—Yo tengo mi profesión, también soy profesor de la USAC. No me quita el sueño el tema económico y financiero. Yo estoy en la PDH por convicción y vocación. Ese escenario no me quita el sueño pero voy a hacer uso de las herramientas legales para que prevalezca el estado de legalidad y para no ceder a los caprichos de diputados que quieren tener en su haber la victoria de haberme quitado de la PDH.

—¿Se sentiría satisfecho?
—Por el tipo de diputados que me atacan, sus ataques son como una medalla para mí. Si ellos me alabaran y estuviéramos compartiendo comida con dinero público, me daría mucha vergüenza. Si logran su objetivo yo retiraría con satisfacción porque gracias a mí y a otros actores tuvimos dos años más de CICIG. Con eso yo me doy por satisfecho. ¿Podemos hacer más? Podemos hacer mucho más. Mientras tanto yo guardo la esperanza de tener una mejor relación con el próximo gobierno. Sueño con tener una armonía de trabajo con la Comisión de Derechos Humanos del Congreso. Tenemos tantas leyes pendientes, convenios pendientes por ratificar, hay muchas cosas que podemos hacer.

—¿De alguna forma el trabajo de la Comisión de Derechos Humanos se ha desviado hacia otros intereses?
—Estas acciones de venganza desvían la atención y la concentración, eso es innegable. Quiero aclarar que hay gente muy valiosa en la Comisión de Derechos Humanos, sino otra historia sería. Afortunadamente no todos piensan como algunos pocos. Mi esperanza es que prevalezca ese sentido común en los diputados.

—En medio de tantos ataques y señalamientos, ¿de dónde ha venido el respaldo?
—De la población en general, de la sociedad civil, de organismos nacionales, internacionales que defienden los derechos humanos. Eso me da fortaleza porque sé que los sectores que no están de acuerdo con la desigualdad y con la corrupción, valoran mi trabajo. Agradezco a las autoridades indígenas y ancestrales que han sido fundamentales y también los movimientos estudiantiles.

Kimberly López
/

Periodista guatemalteca en constante formación. Empecé a conocer el periodismo en Plaza Pública y La Hora. Me interesa la política, la fiscalización y contar historias. No sé si seré testigo de un mejor país, pero quiero ayudar a construirlo.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


3

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Miriam /

    29/10/2019 11:11 AM

    Que yo recuerde, Jordán Rodas ha sido el único procurador de los derechos humanos que sí pelea por el pueblo y como SI trabaja, es incómodo para el Pacto de Corruptos. La gente decente y los guatemaltecos/as honestos apoyamos al PDH. Los corruptos quieren hacernos retroceder, pero ya no queremos funcionarios florero que no velen por nuestros derechos humanos. ¡Adelante Jordán Rodas!

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Victor lopez /

    23/10/2019 10:29 PM

    Los diputados y ese señor son lo mismo...los primeros son unos ladrones y el otro en vez de velar por los intereses del pueblo en activista se volvio PARECEN VERDULERAS

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Francisco Hurtado /

    23/10/2019 9:56 PM

    Que mal siempre polarizando y tratando de comunista a los defensores del pueblo. JORDÁN RODAS TIENES TODO NUESTRO APOYO no a la corrupción y a gente que cree que todos los que pensamos somos comunistas

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones