7 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

MinTrab solo tiene 95 personas para inspeccionar empresas en todo el país

María Isabel Salazar, Viceministra de Administración de Trabajo nombrada en el cargo a inicios de julio, conversó con Nómada sobre cómo las denuncias laborales que el Ministerio de Trabajo recibe diariamente sobrepasan la capacidad de la institución para darles seguimiento y verificar las condiciones laborales en los cientos de empresas denunciadas.

Entender la política Ministerio de Trabajo P258

Un trabajador muestra el ticket que le fue entregado para poder interponer su denuncia.

La Inspección General de Trabajo, una de las instituciones más importantes del Ministerio de Trabajo, es también una de las dependencias más débiles, con baja cobertura y un personal escaso para cumplir con su objetivo. Entre sus funciones más importantes figuran la realización de auditorías laborales y administrativas; y prevenir a patronos y empleados para que cumplan con las leyes laborales. Desde gestiones pasadas, su eficiencia ha sido cuestionada y durante la crisis ocasionada por la pandemia que afecta a Guatemala, sus debilidades se hicieron más evidentes.

¿Cuáles deficiencias ha encontrado y qué hay que corregir?

Vemos que no se asumió el papel que correspondía. No porque no se quisiera sino porque las circunstancias ante una pandemia, nos toman de sorpresa a todos. Sin embargo, hay una situación muy preocupante que es la cantidad de inspectores. Así como afectó a las empresas la falta de personal también le afectó a la administración pública. Al asumir encontramos una capacidad de personal del 35%.

¿Cuántos inspectores están trabajando actualmente?

Hay 203 plazas de inspectores aprobadas en el Manual de Clasificación de Funciones, pero no hay 203 inspectores. Esas plazas no están ocupadas todavía o ha habido retiros voluntarias. De manera nominal, hay 123 inspectores en 22 delegaciones. La fuerza industrial más grande la tiene el departamento de Guatemala, aquí es donde técnicamente debería haber más inspectores porque nuestra capacidad de inspección debe ser mayor.

Para Ciudad de Guatemala tenemos asignados a 43 inspectores pero de esos hay 20 en área de conciliaciones, que no está activa por ahora porque la mayoría de inspectores en esa área son mayores de 60 años. Para desarrollar visitas tengo 12 inspectores para toda la ciudad de Guatemala. Pero es por la situación de la pandemia.

El reto más grande es haber entrado con tanta reducción de personal, sumado a que la pandemia afecta la asistencia del personal. En el área del suroccidente hay 49 inspectores, hay 43 en nororiente y 12 inspectores en Guatemala. Tomando en cuenta las circunstancias, estamos trabajando con 95 inspectores en total.

Tomando en cuenta estas deficiencias en la Inspección General de Trabajo, ¿la prioridad ahora es fortalecer la Inspección?

Sí, pero también hay que tomar en cuenta que tampoco podemos arriesgar a nuestro personal. Tenemos inspectores mayores de 60 años pero yo no los puedo poner en riesgo si van a estar en contacto directo con personas. Acá, en el primer nivel, hemos logrado atender más de 400 personas diarias sin poner en riesgo al personal y con una capacidad real que no llega ni al 50%.

¿Desde el día en que empezaron a recibir denuncias cuántas denuncias diarias han recibido?

El lunes recibimos 49, el martes se duplicó el número. Ahora tenemos alrededor de 100 denuncias diarias físicas, sin contar las que se manejan en página web y call center.

¿Han recibido más denuncias durante la pandemia que antes?

Cuando yo entré al Vicedespacho vi que había más de 10 mil denuncias presentadas en página web y call centers. Incluso había un poco más pero cuando depuramos, nos damos cuenta que no todas son denuncias. Esas 10 mil denuncias en cuatro meses, se traducen en 2 mil 500 por mes. Ese sería el promedio de denuncias que se disparó durante la pandemia. Y las denuncias están relacionadas a despidos, no guardar medidas de seguridad ocupacional y maltratos.

(Según datos proporcionados por el Ministerio de Trabajo, antes de la pandemia recibían en promedio 2 mil 474 denuncias mensuales).

 

María Isabel Salazar, viceministra de Trabajo.

¿Cuál es el plan para procesar esos cientos de denuncias con tan poco personal?

Para la inspección hay tres proyectos. El primero es el mecanismo de ventanillas para solucionar la avalancha de las denuncias acumuladas. Esto va tomar un período de más o menos 2 meses, para poder recibir todo y darle seguimiento a todo.

La segunda fase es la de audiencias de conciliación. En tres o cuatro meses vamos a desahogar todas las audiencias. La meta es que de aquí a diciembre estemos limpios para empezar una gestión sin retraso en enero. Ese es el plan inmediato para resolver el tema de la pandemia.

A futuro los planes para la inspección se basan en tres puntos esenciales. El primero es el fortalecimiento a través del desarrollo de la carrera administrativa. Lo segundo es no solo aumentar el número de inspectores y meterlos al mismo sistema, sino desarrollar un sistema funcional. La OIT está dispuesta a ayudarnos con una consultoría para desarrollar un sistema para el proceso de inspección. La tecnificación de la inspección es el tercer punto.

¿Cómo cubrir todas las inspecciones en empresas con tan pocos inspectores en todo el país?

Necesitamos más personal. Hay plazas de inspectores que ya están aprobadas y que no están activadas. Esto lleva tiempo pero en las disposiciones presidenciales, se fijó a la Inspección General de Trabajo como uno de los servicios de primera necesidad. ¿Cómo se va reactivar la economía si no la puedo verificar, no solamente que no se vulneren derechos sino que se cumplan las normas de seguridad ocupacional?

¿En cuánto tiempo podría implementarse ese plan?

Eso me encantaría saberlo. Todos los días lo estamos empujando pero en cuanto lo tengamos lo vamos a comunicar porque es algo que a todos nos interesa.

La Defensoría de Trabajadores de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) manifestó preocupación porque no hay constancia de que se estén haciendo verificaciones en empresas, especialmente para vigilar las medidas de seguridad.

No comprendo la fuente de donde obtuvo la información. Yo puedo hablar desde donde tomé posesión, antes no. Tienen que entender que antes la seguridad ocupacional la veían como algo que estaba ahí, pero ahora tomó mucha relevancia. El Vicedespacho de Previsión Social está a cargo de la seguridad ocupacional y ha desarrollado planes operativos de verificación de normas de seguridad ocupacional. Me consta que han hecho operativos diarios en las industrias.

 

Trabajadores hacen fila afuera del ministerio para poder interponer sus denuncias.

¿Cuántas empresas han sido denunciadas por incumplir las medidas de seguridad?

Desde que yo estoy acá se han desarrollado 15 operativos para prevenciones. Aparte llevamos 2 mil 77 operativos para verificación del Bono 14. Darle una cifra es muy difícil, pero se está haciendo y se deriva de un plan de verificaciones o de una denuncia real.

¿En el contexto de la pandemia, cuántas empresas han llegado a un proceso sancionatorio?

Estamos en fase de prevenciones. Tenemos varios sancionados pero no le podría dar una cifra porque eso varía constantemente.

Recientemente, el Ministerio emitió un acuerdo ministerial para suspender el pago del Bono 14. ¿Cómo explican esta medida?

Nos basamos en el artículo 5 de la Ley del Aguinaldo. Nosotros no creamos la opción de la no posibilidad de pago, solamente creamos una plataforma electrónica para que las empresas remitieran una declaración jurada porque nuestra función es proteger al trabajador. ¿Cuántos cree que presentaron una declaración jurada? La presentaron tres empresas y de esas, solo dos desnudaron su contabilidad porque estaban endeudados. Ahora eso quedó sin materia con la resolución de la Corte de Constitucionalidad.

Con o sin virus, hay empleadores que evaden el pago del bono 14 y que seguramente lo han hecho en esta coyuntura. ¿Ante esa realidad, cuál es el plan para fiscalizar ese cumplimiento?

Ayer felicité a los inspectores porque 12 inspectores lograron hacer 2 mil 77 inspecciones para verificar el cumplimiento del Bono 14.

¿Y cuáles son los hallazgos de esas 2 mil 77 inspecciones?

No puedo dar la cifra porque estamos todavía verificando. Aún no hay sanciones, de eso podemos empezar a hablar en la segunda semana de agosto.*

Otro problema que afecta la eficiencia de la Inspección General de Trabajo es la corrupción que afecta el trabajo de inspectores que realizan visitas pero no reportan hallazgos. ¿Están conscientes de ese problema y qué soluciones han pensado para resolverlo?

Ese tema lo hemos escuchado hablar desde fuera. Yo como usuario lo escuchaba pero al día de hoy, yo no he visto eso. Estamos en proceso de evaluación del personal no solo en visitaduría, sino en los procesos administrativos. Un punto importante es tecnificar los procesos para evitar que eso pase.

El programa de las suspensiones de contratos laborales es uno de los programas más cuestionados por su eficiencia. ¿Qué responsabilidad hay en el Ministerio de Trabajo sobre la eficiencia de este programa?

Bueno, veámoslo con números. Hay 209 mil beneficiarios. La fuerza de trabajo del país es de más de 2 millones. 7 millones incluyendo la economía informal. Muchos empleadores no han hecho uso del bono. Todo proceso tiene su complicación. Este sistema tenía que solicitarlo el empleado pero no lo usaron. Aquí lo que hay que hacer es migrar del trabajo al empleo, para que estos programas sean efectivos.

*La entrevista se realizó el 7 agosto. Al 18 de agosto estos fueron los datos proporcionados por el Ministerio de Trabajo. Por impago del Bono 14 de este año se han iniciado 164 procesos sancionatorios. Desde el inicio de la pandemia hasta la fecha, el Ministerio ha realizado 2 mil 150 inspecciones a lugares de trabajo. De esas, 548 empresas han iniciado un proceso sancionatorio por distintas causas.

Kimberly López
/

Periodista guatemalteca en constante formación. Empecé a conocer el periodismo en Plaza Pública y La Hora. Me interesa la política, la fiscalización y contar historias. No sé si seré testigo de un mejor país, pero quiero ayudar a construirlo.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Mario A figueroa /

    19/08/2020 5:04 PM

    en este contexto nunca un trabajador le va a ganar al empresario porque llega un inspector a cualquier empresa y lo primero que dice que no encontró nada porque ya viene con la mano untada porque los empresaurios les resulta más cómodo sobornar que cumplir con la justicia.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones