¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

No todos los hijos de Arzú pueden ser Arzú

Alvaro Arzú Irigoyen tuvo tres hijos de su primer matrimonio con Sylvia García-Granados: Roberto, Diego y María. Y dos hijos más con su segunda esposa, Patricia Escobar Dalton: Alvaro Enrique e Isabel. Si cuando el expresidente y cinco veces alcalde capitalino estaba vivo había una división en su familia, ahora está más fragmentada que nunca. En la escena política no todos sus herederos pueden brillar con su apellido.

Entender la política Álvaro Arzú Alvaro Arzú Escobar Familia Arzú P147 Partido PAN Partido Unionista Roberto Arzú

Roberto y Alvaro Enrique, el primogénito y el último de los hijos de Alvaro Arzú Irigoyen.

Ilustración: Diego Orellana

La historia de Guatemala cambió el viernes 27 de abril de 2018 con la muerte de Alvaro Arzú Irigoyen, de 72 años. Esa tarde el alcalde de la Ciudad de Guatemala sufrió un paro cardiaco mientras jugaba golf junto a Alvaro Enrique, su hijo menor, y sus amigos cercanos. Los paramédicos lo llevaron al Hospital El Pilar, pero cuando entró a emergencias su corazón ya había dejado de latir.

[¿Aún no recibís La Jugada? Suscribite aquí y recibí en tu correo una explicación de lo más importante del día.]

Para su familia, amigos y seguidores fue la partida de un gran líder conservador. Para sus adversarios era la muerte del alcalde autoritario aliado del presidente Jimmy Morales. Pero desde ambos ángulos, la ausencia de Arzú significó la pérdida del político más influyente de finales del siglo XX y principios del siglo XXI en el país.

Esa ausencia de Arzú, en pleno año electoral, parecerá inusual para al menos tres generaciones de guatemaltecos, que vieron cómo el político pasó por dos partidos, el Movimiento de Liberación Nacional y el Partido Nacional Renovador; y fundó otros dos, el Partido de Avanzada Nacional y el Partido Unionista; fue nombrado al frente del Instituto Guatemalteco de Turismo y del Ministerio de Relaciones Exteriores; y además ganó seis veces las elecciones por la alcaldía capitalina (en una ocasión no asumió por un golpe de Estado) y una vez la Presidencia de la República.

En suma, fueron más de 50 años en la política y el servicio público.

Leé este obituario: Arzú, el gran líder. Arzú, el sembrador de odio

La historiadora Marta Elena Casaús Arzú perfila en su investigación doctoral ‘Guatemala: linaje y racismo’ la dinastía de la familia Arzú; de hecho, la historiadora es prima hermana del expresidente Arzú Irigoyen.

Explica que, como una parte de la élite tradicional guatemalteca, tiene ascendencia vasca y se estableció en el país en 1770. A diferencia de otras familias de origen vasco, como los Aycinena, fueron adquiriendo más poder hasta en el siglo XX. “Buena parte de la familia se dedica a la agricultura, el comercio y las finanzas. En oposición a la familia Aycinena, que hace fortuna a través de la política, es el ejercicio del poder militar lo que les permite beneficiarse del aparato del Estado (entre los siglos XVIII y XIX). Siempre fueron de ideología católica-conservadora”.

“Económicamente ocupan un lugar relevante, aunque a nuestro juicio no se encuentran al mismo nivel que otras redes familiares como los Castillo, Neutze, Gutiérrez, para insertarse en el proceso de globalización, debido a que su nivel de desarrollo productivo y tecnológico y su escasa incidencia en la infraestructura financiera, les impide participar en la configuración de nuevos bancos. Políticamente, representan el ala conservadora y tradicional de la élite de poder, aunque por razones electorales y de apropiación de nuevos espacios políticos, se han vinculado a un partido de nuevo cuño tras la ruptura con el PAN, el Partido Unionista, liderado por Alvaro Arzú y su pariente Fritz García Gallont, quienes parecen desconocer las bases del Partido Unionista de 1920, por la incorporación del himno fascista español de “Cara al Sol” como lema de su partido y por el escaso énfasis que dan a la regeneración de la sociedad y a las alianzas policlasistas, así como el enorme impulso renovador y progresista que dicho movimiento tuvo en la década de 1920”, apunta Casaús Arzú.

Al margen de la fortuna que se repartirá en su descendencia, la herencia política del alcalde corresponde a sus cinco hijos. Todos, de alguna forma, han participado en la política con la imagen de su padre como referente. Ya sea dentro de la organización de sus partidos, como candidatos a puestos de elección popular o participando en los movimientos de jóvenes políticos.

Pero no todos pueden ser como Arzú.

 

La familia completa se reunió para las honras fúnebres de Álvaro Arzú Irigoyen.

La familia completa se reunió para las honras fúnebres de Álvaro Arzú Irigoyen.

La familia está dividida

Las relaciones entre los cinco hijos del alcalde no están bien. Y eso se refleja en sus publicaciones en las redes sociales, las entrevistas en los medios de comunicación y las fuentes cercanas a la familia Arzú y al Partido Unionista.

La enemistad tiene divididos, por un lado, a Roberto, el mayor de los hijos, y por otro a Alvaro Enrique, Isabel, y Diego. Y en el medio está María.

Un tuit publicado el 12 de octubre de 2018 por Isabel dejó en evidencia que había problemas en la familia, pasados casi 6 meses desde la muerte del alcalde.

 

“Se creería que son los menores los que se descarrilan, pero en muchas familias son los primogénitos”, tuiteó Isabel en su cuenta personal. Se refería a Roberto Arzú, pero no dio más detalles.

Isabel participa activamente dentro del Partido Unionista, especialmente en los grupos de mujeres. Dentro de la organización, la califican como una lideresa del partido.

En una publicación en redes sociales, se observa cómo su padre reconocía a Isabel por su trabajo político.

—Isabel seguramente sería presidenta, alcalde y demás, mejor que yo—, escribió Arzú sobre su hija, como dedicatoria en un ejemplar del libro, ‘Arzú. Y el tiempo se me fue’, escrito por Adolfo Méndez Vides.

 

El alcalde escribió una dedicatoria en un ejemplar del libro ‘Arzú. Y el tiempo se me fue’. Foto: Facebook de Isabel Arzú

El alcalde escribió una dedicatoria en un ejemplar del libro ‘Arzú. Y el tiempo se me fue’. Foto: Facebook de Isabel Arzú

El 20 de diciembre de 2018, otra publicación dejó en evidencia el conflicto familiar.

Desde la cuenta de Twitter del alcalde fallecido se publicó —solo durante unos minutos— un comunicado de prensa que, cuidando las formas, estaba dirigido a Roberto. Lo firmaron Patricia Escobar y sus hijos Alvaro Enrique e Isabel, y también Diego y María, los hijos de Silvia García Granados:

“Con tristeza, preocupación y rechazo hemos observado cómo partidos políticos y algunas personas han utilizado la imagen de Alvaro Arzú Irigoyen de forma inescrupulosa. Hoy, a ese uso malicioso del legado de Alvaro Arzú Irigoyen se ha sumado la actual dirigencia del Partido de Avanzada Nacional (PAN), con quien Alvaro Arzú Irigoyen NO tuvo vínculo político alguno”.

 

Comunicado de la familia Arzú.

Comunicado de la familia Arzú.

Esa fue su reacción al anuncio de Roberto Arzú, que ese mismo día, pero en la mañana, anunció que volvía al PAN, partido que podría postularlo como presidenciable en una eventual coalición con el partido Podemos:

—Son momentos de felicidad y profundo orgullo para mí, me llena de alegría volver al PAN, a la casa de mi padre, dónde nací políticamente al ser uno de los fundadores de su primera juventud, en el año 1988—, publicó Roberto en sus redes sociales.

 

Foto sin fecha de Roberto Arzú, a la derecha, en un evento de las juventudes del PAN. Foto: Facebook Roberto Arzú

Foto sin fecha de Roberto Arzú, a la derecha, en un evento de las juventudes del PAN. Foto: Facebook Roberto Arzú

Roberto estaba en lo cierto. El PAN fue el partido de su padre y él dirigió las Juventudes de ese grupo décadas atrás. Pero también es cierto que ese partido, actualmente, ya no tiene nada que ver con el alcalde fallecido, ni con la familia Arzú.

En las elecciones de 1985 Arzú se presentó como candidato a alcalde con el Comité Cívico Plan de Avanzada Nacional. Y en 1989 inscribió a ese grupo como PAN, con el que se presentó como el presidenciable de 1990 y de 1995.

Pero Arzú cortó todos los vínculos con el PAN el 29 de diciembre de 1999, cuando él y el grupo de Óscar Berger perdieron la secretaría general del partido a manos de quien fuera su ministro de Energía y Minas, Leonel López Rodas. A partir de entonces, se trasladó hacia el partido que estaba construyendo su exsecretario privado, Gustavo Porras, el nuevo Partido Unionista.

El comunicado de la familia fue duro contra Roberto cuando éste intentó hacer ver que el PAN representaba todavía a su padre.

Como se detalla en el libro “Arzú. Y el tiempo se me fue”, producto de la traición en el PAN, Alvaro Arzú Irigoyen junto a su equipo de trabajo funda el Partido Unionista, mismo partido con el que ganó la Alcaldía de la Ciudad de Guatemala en cuatro ocasiones, al cual perteneció hasta el día de su muerte y en donde nos encontramos hasta la fecha su familia y sus colaboradores más cercanos.

Pero el conflicto va más allá de tuits o comunicados en las redes sociales.

Alvaro Enrique Arzú Escobar, diputado y presidente del Congreso, ha evitado hablar sobre su hermano Roberto en dos apariciones en televisión. En cambio, Roberto sí hizo un comentario contra Alvaro Enrique en una entrevista en el programa de televisión Con Criterio, en la que cuestionó la elección de la junta directiva del Congreso, en la que su hermano es el presidente:

—Es una burla y una farsa.

Aunque más adelante, intentó matizar:

—Lo amo y siempre estaré ahí para él.

La última aparición de Roberto y Alvaro juntos fue en la despedida oficial de su padre, el 28 de abril de 2018, en el Palacio Nacional de la Cultura. Antes y después de las honras fúnebres han estado distanciados y no tienen comunicación.

Diego, por su parte, no ha hecho comentarios públicos sobre la situación de la familia y no respondió a las solicitudes de entrevista. María, por otro lado, mantiene un perfil bajo.

El primogénito sin credenciales

Fuentes cercanas a la familia explican que el origen del conflicto entre Roberto y sus hermanos sobrepasa el hecho de que sean hijos de distintas madres. Ese detalle puede ser importante, pero tiene mucho más peso cuando se entiende el trasfondo político del conflicto.

 

Roberto Arzú.

Roberto Arzú.

—Eso pasa en casi todas las familias. Es inevitable. Y por supuesto que entre los Arzú hay diferencias entre los que llevan el apellido García-Granados y el Escobar. Pero ese factor, a su vez, se mezcla con la política. Y eso explica los conflictos que hay entre Roberto y Alvaro Enrique, incluso desde antes de la muerte del alcalde—, dice una fuente cercana a su entorno.

Roberto, de 48 años, es el primogénito de Arzú. Tuvo la oportunidad de tener un papel protagónico en la política, pero nunca se involucró con seriedad en la actividad de su papá.

En una entrevista con el medio Relato.gt, Roberto reconoció que a los 17 años se interesaba por hacer negocios. En ese tiempo, en 1987, Arzú trabajaba para en la construcción de PAN, que más adelante le llevaría a la presidencia.

A Roberto cuenta que se le conocía como “junior” y ya tenía éxitos en el mundo de los negocios, aunque no presenta evidencia de eso. Pero también reconoce problemas de conducta:

—Me nublé, tenía un ego tan grande que se volvió prepotencia (…) quería mostrarle al mundo lo que tenía, malgastaba y llenaba mi ego con la admiración de la gente—, dijo a Relato.gt.

Sus líos personales lo llevaron al extremo de las adicciones. La publicación explica que tuvo una “crisis con la bebida”, por lo que pasó por una etapa de rehabilitación:

—Tuve que empezar de cero, desde lo emocional, espiritual hasta lo material.

Aparte de lo que dice en entrevistas en televisión, la información disponible sobre el curriculum de Roberto es limitada. En lo académico solo llegó a conseguir el título de bachiller y no terminó la universidad porque nunca fue “bueno para estudiar”, según dijo en una entrevista con el programa de televisión Con Criterio.

En los negocios, según los reportes de prensa, estuvo al frente de Futeca —la empresa de renta de canchas de fútbol, que después adquirió por completo su primo Javier Arzú—, ocupó la Presidencia del Club Comunicaciones y tuvo actividad en el área inmobiliaria. Pero no hay información que compruebe que sus gestiones hayan sido exitosas.

Su única experiencia en el servicio público fue como embajador de una Misión Especial para promover relaciones comerciales de Guatemala con América del Sur. Ese fue un cargo ad honorem que el gobierno de Jimmy Morales le dio el 18 de agosto de 2017 y al cual ya renunció.

En Con Criterio dijo que gracias a sus gestiones como embajador, en Argentina se logró reducir el arancel de importación al café guatemalteco y mejoró la exportación de ese producto.

Pero a la pregunta de si se exportó café guatemalteco a Argentina, su respuesta fue “no”.

Ahora Roberto, sin aclarar cuales son sus credenciales en la academia o la política, intentará seguir los pasos de su padre y ser Presidente de la República. Lo apoya el partido Podemos, que eventualmente se aliará con el PAN, aunque las discusiones han tambaleado en las últimas semanas.

Podemos no es un partido nuevo. Es en realidad el partido Movimiento Reformador con un nombre y un logo nuevos. En esencia es el mismo grupo que Alejandro Sinibaldi, el ministro de Comunicaciones en el gobierno del Partido Patriota (PP), había comprado para ser presidenciable en 2015.

Esto te dará contexto: Así compró Sinibaldi el MR y a un grupo de diputados, según testimonio (1/4)

Sinibaldi salió de la escena política cuando escapó de la justicia, luego de que el MP y la CICIG lo acusaran en el caso Construcción y Corrupción, por el que habría recibido US$10 millones en sobornos cuando era ministro de Comunicaciones. Pero en Podemos quedaron sus diputados aliados, que en su mayoría son producto del reciclaje político del PP y Líder, el partido de Manuel Baldizón.

Ahí están Luis Hernández Azmitia, quien fue viceministro de Desarrollo en el gobierno del PP y luego diputado de Visión con Valores; José Alejandro de León Maldonado, exmiembro de Líder; y los diputados Ronald Sierra e Iván Arévalo, quienes pertenecieron al FRG de Efraín Ríos Montt y luego al PP.

A pesar de que la bancada de Podemos está conformada por diputados reciclados del PP y Lider, Roberto Arzú dice que tiene propuestas nuevas. Y si se le consulta cuál es su programa de Gobierno, no tiene una respuesta.

Después de tres meses de insistir con Roberto y su equipo de comunicación para una entrevista con Nómada, solo hay respuestas negativas.

Manuel Conde, diputado y secretario general del PAN, cree que tener a un Arzú como presidenciable puede sumar a su proyecto:

—Roberto Arzú volvería al partido. Además de ser el hijo de uno de los fundadores, fue el secretario de la Juventud. Es algo importante tenerlo de regreso—, apunta.

Aunque todavía no está inscrito como candidato presidencial y su alianza no está en firme, en diciembre de 2018 Roberto Arzú recibió un llamado de atención del Tribunal Supremo Electoral, debido a que algunas de sus publicaciones en la red social Facebook podrían catalogarse como campaña anticipada o promoción a su nombre e imagen para las próximas elecciones.

No está claro quién financia a Roberto y las vallas de Podemos.

 

Alvaro Enrique Arzú Escobar.

Alvaro Enrique Arzú Escobar.

Alvaro Enrique, el político y operador de sí mismo

El menor de los hijos del alcalde es Alvaro Enrique Arzú Escobar, de 33 años.

A diferencia de su hermano mayor, Alvaro Enrique tuvo éxito en los estudios en el Colegio Americano y obtuvo buenas calificaciones en su pregrado. En 2008 se graduó de licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad Francisco Marroquín y en 2015 terminó los estudios de Maestría en Política Económica por la misma casa de estudios.

En las elecciones de 2011 se presentó como candidato a diputado, en el listado del departamento de Guatemala del Partido Unionista, pero no consiguió suficientes votos. De nuevo se presentó en 2015 y se convirtió en el único diputado de su partido en el Congreso, pero con una importante influencia en la política legislativa a partir de la alianza entre su padre y el presidente Jimmy Morales desde octubre de 2017, cuando el alcalde fue acusado por la CICIG y el MP de un caso de corrupción en la municipalidad.

Alvaro Enrique fue presidente del Congreso en 2018 y consiguió la reelección en ese cargo para 2019.

Entre aliados y adversarios se discute todavía si el mérito de su primera elección como presidente del Congreso en 2018 fue suyo o de su papá, pero el de la reelección en 2019 nadie se lo discute.

A pesar de ser una bancada uninominal, ha construido una alianza con el partido Todos, de Felipe Alejos, también graduado del Colegio Americano, el partido FCN, del presidente Jimmy Morales y ha ofrecido candidaturas en el Partido Unionista para los exintegrantes de Líder y PP, como José Conrado García, capturado la semana pasada por lavado de dinero en tiempos de Líder. O un familiar del exalcalde Arnoldo Medrano que puede ser candidato para Chinautla.

Los diputados de esa alianza son conocidos como el Pacto de Corruptos, porque en 2017 reformaron el Código Penal para librar de prisión a políticos y empresarios involucrados en casos de financiamiento electoral ilícito. Y además, porque establecieron que ya no tendrían pena de cárcel otros 400 delitos, desde extorsionistas hasta violadores.

En sus iniciativas y votaciones, Alvaro Enrique es conservador. Presentó una iniciativa para reactivar la pena de muerte y otra para establecer el Día Nacional del Arrepentimiento, el Perdón y Reconciliación para la Paz.

Además, con su voto ha evitado el desafuero del presidente Jimmy Morales, acusado por el MP y la CICIG por financiamiento electoral ilícito. También se opuso a las reformas para garantizar la independencia en el sistema de justicia. Y frontalmente, ha sido uno de los diputados que ha abanderado las críticas a la lucha contra la impunidad de la CICIG y del comisionado Iván Velásquez.

De hecho, su padre se convirtió de nuevo en el líder nacional para la élite conservadora a partir de liderar la oposición a la CICIG, de acuerdo con el analista Phillip Chicola, que en elPeriódico explicó el papel clave del alcalde en la cruzada para dedesmantelar la lucha contra la impunidad:

“Arzú se convirtió en el articulador de la alianza anti-CICIG, y era quizá el caudillo detrás de las posiciones de Morales en el Ejecutivo, de su hijo Alvaro -Enrique- en el Congreso y algunos otros actores de reparto. Sustraer al alcalde de la ecuación implica un cambio importante en el balance de fuerzas. Aquí en este escenario, muerto el rey, no queda claro quién será el nuevo rey”.

 

Los hermanos Isabel y Alvaro Enrique Arzú Escobar.

Los hermanos Isabel y Alvaro Enrique Arzú Escobar.

Como otros familiares, desde joven se involucró en la actividad política dentro el Partido Unionista. Ahí dirigió el sector de Juventud entre 2013 y 2014. Después se convirtió en secretario general adjunto, entre 2014 y 2015. Y luego, en 2015, fue electo como secretario general, en sustitución de su padre.

Una fuente cercana a la familia explica que Alvaro Enrique ocupó el espacio que Roberto, el primogénito, jamás pudo ocupar:

—Alvaro Arzú identificó que el político era su hijo menor. Y que Roberto había intentado participar en política, pero para hacer negocios, porque su vocación siempre fue más empresarial.

Roberto hizo un intento por integrarse al Partido Unionista, pero no consiguió encajar y cumplir con sus obligaciones.

Los miembros de ese partido, que hablan desde el anonimato, recuerdan que no seguía los lineamientos de su padre y era muy desordenado:

—Arzú echó a Roberto del partido, literalmente. Siempre hacía desmanes, era desordenado y llegaba con pisto a las delegaciones departamentales del partido, para intentar quedar bien con las bases.

Una de las teorías apunta a que Roberto aspiraba a ser el secretario general del Partido Unionista. Y por eso, supuestamente, intentó cooptar a delegados de la organización en los departamentos, pero su padre se lo impidió.

Así habría surgido la rivalidad entre Roberto y Alvaro Enrique.

Aunque tampoco es que el Partido Unionista sea la panacea democrática. Otro de sus fundadores, Gustavo Porras, se quejó en su momento de que no haya habido elecciones para Secretario General que fueran secretas y libres, sino que tuvieran que ser a viva voz.

En su libro, Porras lo describió así: “Traté de hacer un partido popular, independiente y democrático, usando como cimiento los ladrillos viejos de la casa de Alvaro Arzú; aunque esa experiencia me demostró que se puede hacer un partido de ese tipo en Guatemala, en la situación concreta prevalecieron las viejas lealtades y los factores de poder real que estaban en manos de Arzú”.

Mariano Rayo, uno de los colaboradores más cercanos del alcalde, cree que ‘el arzuismo’ está resurgiendo en el Partido Unionista, incluso ahora más acentuado con Alvaro Enrique:

—Quienes tienen las características de Alvaro Arzú Irigoyen son los que hoy destacan como herederos de su legado. Pero no porque haya sido designación de Arzú, sino por su propia naturaleza. Ahí surge Alvaro Enrique Arzú Escobar, que es evidente, que sí lleva esa ruta. Otros que han pretendido, se quedan en el camino.

El equipo de comunicación de la presidencia del Congreso informó que Alvaro Enrique no está dispuesto a hablar con Nómada para este reportaje.

La teoría de los múltiples herederos

Los colaboradores de Alvaro Arzú Irigoyen coinciden en que el alcalde ejercía autoridad en las instituciones que dirigía, tomaba decisiones difíciles sin titubear y sabía estructurar equipos de trabajo, a quienes les delegaba responsabilidades y exigía resultados.

Su forma de trabajo, además de su carácter recio, sus enfrentamientos con la prensa cuando lo fiscalizaba y la defensa de sus ideas, conservadoras en el plano político y liberales en lo económico, hicieron de Arzú un personaje destacado.

Y por eso, según Mariano Rayo, Arzú no pudo endosar ni su popularidad ni su liderazgo. Y por eso, no se puede decir que el alcalde haya designado herederos.

Según Rayo, los herederos de Arzú son los que están siguiendo su ejemplo y se están ganando los espacios con su propio liderazgo.

De hecho, los intentos de Arzú por endosar su popularidad para candidatos presidenciales fueron en vano. Su sobrino político Fritz García Gallont no superó el 3% de la intención de voto en 2007. Su esposa Patricia Escobar no superó el 2% en 2011. Y Roberto González Díaz-Durán tampoco logró llegar al 5%.

Oliverio García Rodas, diputado con 50 años de experiencia en política y servicio público, cree que no necesariamente hay un solo heredero de Arzú.

Diego Arzú fue diputado al Parlamento Centroamericano e Isabel posiblemente se postule para cargos de elección popular en 2019.

Por otro lado, Oliverio García Rodas dice que aún falta ver la estrategia de Roberto en las presidenciables de este año para saber si puede seguir los pasos de su padre. Y también el liderazgo de Alvaro Enrique dentro del Congreso y en su partido, para ganar más influencia.

—Arzú demostró que tenía metas definidas. Es obvio que consiguió sus objetivos, pero siempre defendía su ideología, su pensamiento. Y ese es su legado más importante.

Javier Estrada Tobar
/

Periodista y comunicador. Se formó y trabajo durante casi diez años en Lahora.gt. Apasionado por las letras, el desarrollo humano, la política, las redes sociales, el cuidado del medio ambiente y la buena comida.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

17

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    - /

    17/04/2019 4:12 PM

    I'm back ......................... HECTOR ARNOLDO HERNANDEZ ROJAS ... alias.....
    "VICTOR LOPEZ" es un alias usado por Hector Arnoldo Hernandez Rojas, quien es un NETCENTER PAGADO por los CIACS - Cuerpos Ilegales y Aparatos Clandestinos de
    Seguridad = narcotráfico, contrabando, venta de pasaportes guatemaltecos, operaciones ilegales de adopción, "trata de blancas", sicariato, robo de vehículos,
    extorsiones, robo de propiedades, secuestros, robo de furgones, campañas "negras" y de desinformacion en las redes sociales en contra de operadores de justicia
    y lideres sociales, infiltración en los medios de comunicación digitales para realizar comentarios y difundir "noticias falsas" entre la población con el fin de
    impulsar su agenda de corrupción e impunidad.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Guido Orteman /

    19/02/2019 9:59 AM

    Bueno, tanto tiempo paso, para que la gente por fin se quitara la venda de los Ojos, sobre lo que en realidad era ALVARO ARZU IRIGOYEN UN VIVIDOR PREPOTENTE QUE SE CREIA DUENO DE GUATEMALA.
    Vamos a ver si estando el exdueño de Guatemala engusanado y ausente del ambiente electoral podermos ver de UNA que la gente con el VOTO los elimine por completo del ambito politico y egemonico guatemalteco a tan abobinable familia, que si bien no todos han de ser igual, pero tienen el ADN de la prepotencia, y la herencia que les dejo un ser tan ambicioso y codicioso que su inmunidad la obtuvo ganando la Alcaldia muchas veces. Sin duda ojala y que salgal del ambiente politico, mejor si de verdad son honorables o si al menos tienen un poquito de descencia que se dediquen a sus empresas con los millones mal habidos que les dejo su señor padre.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Clau /

    18/02/2019 2:45 PM

    Ok, y cual es el hijo homosexual que andaba con Orantes, que mató a Gerardi y que llamó a papi para que lo tapara?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Víctor lopez /

    14/02/2019 6:45 AM

    A OPM y Baldetti le han quitado sus fortunas mal habidas y a otros de sus compinches .... Que corona tienen los Arzu para no aplicarles la misma receta... Que corona tiene Dionisio y su banda que la cicig no los toco... Con los novella , los pais , los acereros etc , La cicig sólo les halo las orejas a los nenecos ... Pero igual ... Ellos nos siguen esquilmando con sus monopolios . Y lo seguirán haciendo ... ! Que desgracia!

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    Moisés Avila /

    13/02/2019 11:15 AM

    Yo solo espero que los problemas de la familia Arzú, se queden para ellos solos y nunca volvamos a tener un Arzú (Congreso, Legislativo ó Justicia). Que se dediquen a cuidar sus negocios, fortuna y apellido. #nomásArzú #pilasvotando
    La muni fue cooptada por #familiaArzú, la ciudad está bonita, pero no se vale!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Víctor López /

      13/02/2019 9:28 PM

      Me parece muy tibia su propuesta ... Lo que a esa gente merece es EXTINCIÓN DE DOMINIO ... La cárcel y el destierro

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    luferdel /

    12/02/2019 11:04 PM

    Vamos a ver: la primera presidencia del congreso para Alvaro Arzú Escobar fue "comprada" por su difunto señor padre, y luego su posterior reelección surge como producto de la coyuntura política que obliga a este personaje a liderar el PACTO DE CORRUPTOS desde el congreso; en alianza perversa con oscuros personajes para contener la lucha contra la corrupción y la impunidad. De manera que, reconocer los méritos propios de Alvaro hijo se hace muy difícil. Mientras que de Roberto Arzú solo basta decir que era el primogénito del extinto alcalde. Aunque el señor Arzú no fue santo de mi devoción, será imposible que uno de sus hijos iguale su talla, peso y figura política ... lo cual es afortunado para Guatemala.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Víctor López /

    12/02/2019 9:12 PM

    Hermanos son hermanos , y ellos no están peleando, hacen como que pelean para que la gente ignorante caiga,.. Cuando están solos , risa y risa burlándose de los tontos ... LLEGO LA HORA DE ECHAR A ESTA GENTUZA DEL PODER

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

    Rodrigo Polo /

    12/02/2019 7:32 PM

    Que familia mas mezquina, egoista, abusiva, prepotente y ambiciosa, pero bueno es cierto que he defendido a don Alvaro pero haciendo conciencia y analizando objetivamente el asunto Arzú, lo ideal para Guatemala sería que se murieran todos los miembros de esta fascista y nefasta familia, que nunca ha buscado el bienestar general, solo les interesa hacer dinero con nuestros impuestos.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      Andrei /

      17/02/2019 7:39 PM

      Puta ya era hora. Hasta que dice algo coherente. Lo felicito por que finalmente abrio los ojos.

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    Manuel Alejandro /

    12/02/2019 2:51 PM

    Dinastia y racistas a a lo tortrix con esos apellidotes corrientes Arzú a esta familia los
    Ponemos a la par de Unos
    Europeos de los mas
    Shumos de Europa les saldria las carotas de folklor mesoamericano jajajaa

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Leonel Mendez /

    12/02/2019 2:42 PM

    El gran legado que dejo el gran ladron de Guatemala fue una partida de ratas vividoras buenos para nada. En un país serio a estos huevones ya se les tuviera aplicando extinción de dominio por tanto hueveo y apropiación de bienes a base de robos y chantajes como lo hizo la ratona mayor de arzu en el centro histórico. Hasta cuando pueblo guatemalteco vamos a seguir manteniendo estos vagos, huecos y mañosos. A Roberto Arzu hasta trabajo le inventaron “embajador de negocios para Guatemala en suramerica lo pusieron, al hueco el que se trono a monseñor trabajito de mentira en el mal llamado parlamento centroamericano, al otro guanaco hasta su puesto de presidente del congreso le compraron con el dinero de tu muni avanza. Y ahora hasta la guanaca anciana hay que
    Mantener con dinero del erario público por trabajito de mentiras. Despertemos pueblo somos un pais de los mas pobres y corruptos del mundo. No podemos darnos el lujo de tirar dinero a la basura.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones