¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Por qué Guatemala no es un “país seguro” ni para sus propios ciudadanos

¿Cómo atender con dignidad a inmigrantes extranjeros que huyen de su patria para llegar a Estados Unidos, si Guatemala no logra solventar su propia crisis ni contener a sus miles de ciudadanos que huyen por las mismas causas?.

Entender la política Donald Trump estados unidos guatemala P258 Tercer país seguro

Migrantes hondureños que buscan asilo de Estados Unidos, duermen en el piso a falta de espacios dignos en albergues que ya rebasaron su capacidad de atención.

Foto: Carlos Sebastián

[¿Aún no recibís La Jugada? Suscribite aquí y recibí en tu correo una explicación de lo más importante del día.]

Los gobiernos deben garantizar los derechos humanos básicos y la seguridad física de sus ciudadanos, pero cuando las personas se convierten en refugiadas, esta red de seguridad desaparece y la responsabilidad recae sobre los países que dan asilo, así es como se constituyen en terceros países seguros, explica Naciones Unidas.

Convenios internacionales de derechos humanos señalan que un tercer país seguro debe proporcionar estructuras de asilo y promover actividades destinadas a garantizar el acceso igualitario y el disfrute de los derechos de mujeres, hombres, niñas y niños, desde su admisión en el país, protección que concluye hasta obtener una solución duradera al origen de la crisis de los refugiados.

Guatemala se convertiría entonces en el refugio de miles de migrantes, la mayoría centroamericanos que huyen de la pobreza, la violencia, precariedad laboral entre otros indicadores que inciden en una mala calidad de vida y cuyos gobiernos no han solventado en las últimas décadas.

De acuerdo con esos estándares internacionales, los desplazados son asignados a campamentos o instalaciones en zonas de frontera donde se les proporciona apoyo legal, físico y las garantías mínimas para reducir riesgos de violencia —incluyendo violencia sexual—, deben recibir alimentación, asistencia médica, alojamiento, agua y especial consideración a mujeres, niñez, adultos mayores y personas con discapacidad. En términos prácticos, reasentarse en los terceros países.

¿Guatemala, segura para quién?

El primero en advertir esta situación fue Jordán Rodas, Procurador de los Derechos Humanos, quien indicó que al no darle garantías mínimas a esos migrantes, implicaría graves violaciones a los derechos humanos, similares a las del conflicto armado interno.

Cinco excancilleres se sumaron a la alarma y accionaron para impedir que el plan del presidente Morales se concretara, lo lograron de manera provisional ya que el proyecto está en manos del Congreso ahora.

Hay datos que le dan la razón a las preocupaciones. Por ejemplo, el más reciente informe de Desarrollo Humano ubica a Guatemala en el puesto 127 de 189 países examinados. Guatemala y Honduras se disputan los peores puestos con países africanos; de hecho, Naciones Unidas dijo que era necesario redefinir qué es pobreza a causa de que en estos países, los pobres no tienen solo bajo poder adquisitivo, sino deficientes servicios básicos. Es una pobreza multidimensional.

En la actualidad, el índice de desarrollo de Guatemala es casi tan bueno como el de Costa Rica en 1990, los 29 años de rezago con el vecino más desarrollado de Centroamérica, son más evidentes en educación, salud, salud reproductiva y seguridad.

Leé esta opiniónQué significa que Guatemala sea País Seguro y por qué sería hipotecar el país

Números a tomar en cuenta

Del 2007 al 2018, la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos reportó la detención de 573 mil 817 migrantes guatemaltecos. Solo durante la primera semana de julio, 1,153 connacionales fueron deportados del país norteamericano, van más de 30 mil en lo que va del año, alarma el Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala (Conamigua).

Si de inseguridad hablamos, las cifras del Instituto Nacional de Ciencias Forenses tampoco son alentadoras, hablan de 13 muertes violentas cada día, 21.8 homicidios por cada 100 mil habitantes, consigna el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN). Y comparada con el resto de países del Triángulo Norte, Guatemala está mejor. Por cada 100 mil habitantes, la tasa de homicidios en Honduras es de 56.5 mientras que la de El Salvador asciende a 82.8 de acuerdo con el Informe de Desarrollo Humano.

El porcentaje de impunidad en Guatemala es de 94.32% en los casos judiciales, explicó CICIG hace un mes. El CIEN dice que de cada 100 casos que ingresan en el sistema de justicia, solo 33 logran una salida.

El hacinamiento penitenciario ha llegado hasta el 881% en cárceles de máxima seguridad como El Boquerón, datos que evidencian la precariedad estatal en algunos edificios que se construyeron en los años 60, explica el investigador del CIEN, Walter Menchú, en el informe del actual sistema carcelario.

Hay 1.2 millones de procesos judiciales pendientes de resolver. El 47% de esos casos, los sindicados aún están en prisión preventiva, es decir, no se ha probado su culpabilidad.

La niñez que también debería ser asilada lo hará en un sistema educativo que logra mantener a sus nacionales en no más de 6.5 años de escolaridad de los 10.8 que debería proporcionar y la mitad de lo que garantiza el país número 1 de la lista de Desarrollo Humano.

Además de tener menor acceso a educación pública, del 1 de enero al 15 de mayo de este año, el Observatorio de Salud Reproductiva reportó 1,963 embarazos en niñas de entre 10 y 14 años que fueron violadas, mientras el Organismo Judicial informó sobre 37,992 delitos de violencia sexual.

En octubre pasado, una enorme caravana de migrantes salió de Honduras y se fueron sumando salvadoreños y guatemaltecos. Columnas gigantescas de cuerpos humanos se convirtieron en el éxodo más evidente de migración centroamericana de los meses recientes, muchos fueron reprimidos en México, otros en Estados Unidos. Otro grupo se quedó en Guatemala con la esperanza de mejorar su condición de vida. Se les ve vagando por las calles de la ciudad, sin un techo, sin alimento y sin trabajo pues los albergues habilitados, rebasaron su capacidad de atención.

La condición es crítica para algunos migrantes sin hogar pues son asaltados, golpeados o blancos fáciles de crímenes, como sucedió con cuatro hondureños atacados a balazos en la colonia 4 de Febrero de la zona 7 capitalina, uno de ellos murió de varios disparos en el cráneo. Las víctimas perdían ayuda a conductores en la carretera cuando fueron abatidos.

Estados Unidos presiona para que Guatemala y México den asilo a los migrantes que ha rechazado.

• Leé este texto: Crónica del miedo en la era de cacería de centroamericanos en México y EEUU, por Pia Flores

El único experimento similar es con Canadá, que se convirtió en tercer país seguro en el 2004 albergando a musulmanes que temen persecución en Estados Unidos.

Tras las políticas antimigratorias de Trump, Canadá sufrió una oleada de solicitudes de asilo y personas que intentan cruzar la frontera a la fuerza, lo que ha obligado a las autoridades canadienses a replantear la medida de acogida.

En Europa, en medio de la crítica, Turquía aceptó ser tercer país seguro europeo a cambio de una mirada más suave por las atrocidades cometidas en contra los derechos humanos de sus habitantes. En sus primeros meses con esa categoría, recibió más de 1.6 millones de refugiados, a quienes debe proporcionar vivienda, alimentación, atención médica, educativa, seguridad, entre otros servicios.

Hay duda sobre la base legal para otorgarle esta calidad a Turquía debido a que es un país que no garantiza esos derechos a sus ciudadanos por lo que podría perder el apoyo económico otorgado, no así a los migrantes que albergó.

Ahora que Estados Unidos endureció su política para dar asilo a centroamericanos, si Guatemala se convierte en un tercer país seguro, todas esas personas apátridas buscarán acá, la vida que Guatemala no puede darle a sus propios ciudadanos.

Gladys Ramírez
/

Periodista. Amante de la verdad, la justicia y la buena ortografía. Además, soy melómana, tuitera empedernida, risueña y solidaria. Observo, escucho y cuento la historia. Ciudadana crítica de energía intensa, con cabello alborotado e ideas inquietas.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

4

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Joan /

    01/08/2019 8:56 AM

    Me parecé increíble q hay personas q aun creen en teoría de conspiración q miran en yuobue, la gente migra por q quiere salvar su vída ( hambre, violencia, maras)

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Víctor lopez /

    17/07/2019 4:19 AM

    Un grupo de migrantes son manejados por soros , otro grupo ( la mayoría ) son empujados por pura necesidad. Ese grupo oligárquico que nos tiene de rodillas , ese grupo que monopoliza los medios de producción , el sistema financiero , pero a la vez mediocre ... Por qué no permite la competencia , por eso ellos invierten en los partidos para garantizar sus privilegios . Cuando los migrantes mandan los dólares que han ganado con el sudor de su frente entonces allí si son bien venidos...

    ¡Ay no!

    7

    ¡Nítido!

      - /

      17/07/2019 6:45 AM

      Puchica.......la cochita polo a la tortrix que comentaba aquí en nómada......era otro alias del Hector Arnoldo HERNANDEZ Rojas.... Alias "Víctor Lopez" y "Justiciero Social" .......vos Hector toGIL..... Hubieras esperado por lo menos que hubieran mas comentarios entre el FAKE Polo y vos (casi copy paste del mismo comentario)... Y después decís que no fuiste mugre, araña, pasapartes, planchero, evadido en el army.....saludos a la "GORDIS" de la Nineth y al resto de la family

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Rodrigo Polo /

    16/07/2019 7:15 PM

    Los migrantes son manejados por la agenda comunista de George Soros, busca desestabilizar el triángulo norte pagando a la gente para que salga de su país en caravana, pero bueno, ya su movimiento lo sabemos quienes luchamos contra estados totalitarios, al que no le guste la democracia que se vaya para Venezuela y nos deje tranquilos, chairos izquierdistas.

    ¡Ay no!

    8

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones