El camino de la U. Regional parece de cartón y conduce hasta la Usac

La Universidad Regional de Guatemala, la más joven de las 15 universidades del país, depende de locales comerciales y pequeños colegios privados para funcionar. La dirige un rector de medio tiempo que no cobra por su trabajo. Y apenas consiguió 700 alumnos el año pasado para cubrir parte de sus gastos de funcionamiento. Parece una universidad de fachada, pero su mayor capital es que tiene un puesto en la mesa donde se definirá a los seis candidatos para Fiscal General, un proceso clave en la cruzada del MP y la CICIG contra las mafias. Ahora, con poder para incidir en el sistema de justicia, en esa casa de estudios se guarda con recelo la información de sus financistas. Y al final, su camino conduce hacia la Usac y uno de sus operadores más importantes.

La corrupción no es normal P147

La sede de la Universidad Regional en un centro comercial de Villa Nueva.

Fotos: Carlos Sebastián

La lucha contra la impunidad está en riesgo con el plan para copar dos de las instituciones más importantes del sector justicia. Por un lado, el gobierno de Jimmy Morales tiene trabajando a toda marcha a la diplomacia para sacar a Iván Velásquez de la CICIG, a través de visitas y cartas dirigidas a altos funcionarios de la ONU para quejarse del comisionado. Por otro lado, los más poderosos grupos pro-impunidad del país intentan influir para que en mayo próximo, cuando Thelma Aldana deje el cargo, el presidente elija a un fiscal general afín a sus intereses.

En esta situación la academia juega un papel clave. Y es que, por ley, a los 12 decanos de las facultades de derecho de las universidades, junto al presidente del Organismo Judicial, el presidente del Colegio de Abogados y el presidente del Tribunal de Honor del Colegio de Abogados, les corresponde un lugar en la mesa en la que se seleccionará a los seis candidatos a fiscal para que después Jimmy Morales tome la decisión final.

Este procedimiento de elección fue uno de los que el MP y la CICIG proponían cambiar con la Reforma Constitucional, pero fue detenido por los diputados y la presión del Cacif.

La Universidad Regional se estableció en 2014 y apenas en 2016 empezó su actividad académica, justo a tiempo para esta elección del Ministerio Público. Y este año por primera vez tiene un puesto en la comisión postuladora para elegir Fiscal, que corresponde a Yuri David Búcaro Chicas. Se trata de un abogado con experiencia en el sector público, especialmente en el Organismo Judicial, donde se desempeñó como secretario ejecutivo del Consejo de la Carrera Judicial, la instancia que se encarga de ordenar al personal del sistema de justicia.

Es difícil saber exactamente qué piensa Búcaro Chicas y cómo va a actuar para asegurarse de que en el sexteto solo haya buenos candidatos a Fiscal, qué va a hacer para no caer en las presiones de los poderosos y cuánto le importa la lucha por la justicia. En la comisión, el abogado rechaza cualquier intento de entrevista y evita el acercamiento a los periodistas, pero al final sus decisiones y acciones serán sus respuestas públicas.

Lo que aún es un enigma y el secreto mejor guardado, es la identidad del grupo que financia y controla la Universidad Regional. En la oficina del Estado que autoriza la creación de universidades nadie tiene claro quiénes son los dueños y en la universidad nadie da respuestas claras. Los indicios apuntan hacia la universidad pública del país.

Una U sin suelo

En la zona 2 de San José Pinula, a 25 kilómetros del centro de la Ciudad de Guatemala, la Universidad Regional de Guatemala tiene una sede instalada en un pequeño local comercial. La pared alguna vez fue amarilla y el rótulo externo que ofrece educación superior tuvo colores vivos, pero el tiempo, la lluvia y el sol se encargaron de palidecerlos.

 

La U. Regional de San José Pinula (en la esquina).

Adentro apenas hay una manta vinílica, tres sillas, una banca y un escritorio, donde una mujer intenta convencer a los jóvenes que llegan a pedir información para que se inscriban en cualquier carrera. Las opciones son limitadas: Derecho, Comunicación, Administración, Contaduría o Profesorados. Para eso les cuenta sobre la promoción del mes: Inscripción a Q100 por un descuento de 75% y mensualidades de Q500. Una ganga si se compara con las universidades de mayor prestigio, que cobran Q3,000 mensuales. Pero hay una advertencia en la Universidad Regional: no hay salones de clase.

Y es que la Universidad no cuenta con una sede propia en San José Pinula, como tampoco en las otras 9 sedes del interior del país y 7 del departamento de Guatemala. El año pasado, unos 700 estudiantes se inscribieron en los locales de centros comerciales y plazas, pero recibieron clases en colegios privados o escuelas públicas.

Mynor René Cordón y Cordón, un médico y cirujano, es el rector de la Universidad Regional. Dice que quiere conceder una entrevista para hablar sobre el proyecto educativo y explicar sus objetivos, pero no lo hace. Siempre hay un inconveniente en su agenda y solo accede a dar información por teléfono.

En la conversación explica que se buscaron acuerdos con colegios para que recibieran a sus estudiantes los sábados o domingos. La universidad no tiene capacidad para construir sus propias sedes y ni siquiera para pagar salarios a todo su equipo. Por eso algunos trabajan de forma voluntaria.

A finales de enero, al mediodía del jueves, no había personal en la sede ubicada dentro del Centro Comercial Metro Sur, en Villa Nueva. Tampoco había atención en la sede de Paseo San Sebastián, en el kilómetro 14 de Carretera a El Salvador.

Cordón dice que por las mañanas trabaja en su profesión y en las tardes dedica algunas horas a su trabajo como rector, que hace ad honorem. Para que la institución llegue a un punto de equilibrio financiero tendrán que pasar de tres a cinco años, indica. Ahora intentan mantener en pie la casa de estudios con pocos recursos y atrayendo a más estudiantes con ofertas, algo poco usual entre las universidades más antiguas.

A veces, los mismos estudiantes tienen que pagar más si quieren estudiar una carrera con baja demanda. El salario de los profesores se divide entre el número de alumnos inscritos y así se calcula la cuota mensual de algunas carreras, como administración de empresas, dice la responsable de San José Pinula.

Aunque hay estudiantes conformes con las cuotas y la enseñanza, también hay inconformes. ‘Muchos estudiamos ahí solo porque necesitamos el título, pero sabemos que no nos estamos capacitando como en otras universidades’, dice una estudiante de la zona 18 capitalina.

Guardar el secreto a toda costa

Desde el punto de vista empresarial, la Universidad Regional no es un negocio rentable. Tampoco es un referente de la enseñanza superior desde una perspectiva académica. Pero sí es una institución con incidencia en el sector justicia, y que ahora tiene un puesto en la postuladora para la elección de Fiscal. Y luego, con un puesto asegurado en la comisión para la elección de contralor general de cuentas. Y en el futuro, con incidencia en la elección de cortes. ¿Quién controla ese poder?

El rector Cordón dice que sus funciones se limitan a representar a la Universidad Regional, pero reconoce que a él solo lo invitaron a participar en la parte académica. Y dice que hay un equipo de personas que se encarga de mantener en pie todo el proyecto. ¿Quiénes mantienen económicamente la universidad? ¿Qué papel juegan en las elecciones de Fiscal y Contralor? ¿De qué lado están en la lucha contra la impunidad? El rector se niega a compartir información:

– Nombres de personas, yo creo que no debo darle nombres de personas (…) Yo no sé el origen de los recursos.

Las únicas autoridades que se mencionan públicamente son el secretario, Álvaro Ricardo Cordón Paredes; el tesorero, Baldomero Orellana Morán; y los vocales: Hugo Waldemar Asencio Vargas, Laureano López García, Estuardo Gálvez Morales y Álvaro Folgar.

El rector insiste en que no puede dar los nombres de las personas clave de la universidad. Y agrega: ‘Los recursos pueden venir de diferentes frentes’.

El Consejo de Fiduciarios y el Comité de Benefactores son las dos instancias en las que se concentran los principales inversionistas de la universidad. Pero ni el Consejo de la Enseñanza Privada Superior ni el Registro de las Personas Jurídicas tienen información actualizada sobre las personas que conforman esas entidades. Todo se mantiene en secreto.

Rafael Fernando Mendizábal de la Riva, un exfiscal y excomisionado contra el contrabando, fue el primer presidente del Consejo de Fiduciarios, pero ya no ocupa ese cargo. Se dedica a ejercer su carrera como abogado penalista y a impartir clases en la Universidad Regional los fines de semana, y dice que solo tiene una acción de la universidad.

– Yo realmente invertí pocos recursos, pero creo en el proyecto académico, como también creen otras personas. Pero yo no sé quiénes más son los otros inversionistas.

La memoria les falla a los académicos de la Universidad Regional cuando se les pide un ejercicio de transparencia. Nadie da nombres.

Todos los caminos llevan a la Usac

Al menos tres fuentes aseguran que Estuardo Gálvez Barrios, el exrector de la Universidad de San Carlos, es una de las cabezas detrás de la Universidad Regional.

 

Galvez (al centro, detrás de la mujer de vestido corinto) inaugura junto a Sergio Morales una sede de la U. Regional.

Gálvez fue rector de la Usac durante dos periodos, entre 2006 y 2014. Y antes fue Decano de la Facultad de Derecho. Al lado de las actividades académicas y administrativas, se consolidó como un operador y gestor en los procesos de postulación de magistrados y fiscales. Todo con un perfil bajo.

Esta investigación de Nómada expuso cómo Gálvez uso su decanatura para empezar a crear una red que buscaba poder y lealtad, y luego su plan se expandió hasta la Rectoría.

En una movida estratégica, su secretario general Carlos Alvarado Cerezo lo sucedió en la Rectoría en 2015. Pero poco después Gálvez y Cerezo se distanciaron debido a diferencias políticas.

En los últimos meses se redujo su influencia tras sufrir problemas cardiacos, aunque tras su recuperación volvió a dar clases en la Facultad de Derecho. En la Comisión de Postulación de Fiscal no es un secreto su cercanía con Gustavo Bonilla, el actual decano que representa a la Usac, y su interés por seguir lo que ocurre cada día en el proceso.

Entre los directivos de la Universidad Regional, el rector Cordón tiene un pasado sancarlista porque fue secretario general del Consejo Superior Universitario entre 1998 y 2002, durante la rectoría de Efraín Medina. Y Álvaro Folgar actualmente es Director General de Extensión Universitaria; una de las joyas de las rectorías de Estuardo Gálvez. Además, eso significa que trabaja en una universidad pública y una privada al mismo tiempo.

Laureano López García y Hugo Waldemar Asencio Vargas tienen estudios en la Universidad Rural; éste último estuvo señalado en el caso Fraijanes II, una prisión de máxima seguridad que no se construyó adecuadamente.

La Universidad Rural es propiedad de Fidel Reyes Lee, un diputado de la UNE, también con puesto en la comisión para la elección de Fiscal. Reyes Lee no facilitó una entrevista para explicar su influencia y la de sus allegados en la Universidad Regional.

Aunque los miembros del Consejo Superior Universitario de la Universidad Regional tratan de mantener un perfil bajo, en las redes sociales hay fotografías de sus eventos. En una se observa a Álvaro Folgar en la sede de Quetzaltenango, en diciembre de 2017.

También hay una fotografía de Estuardo Gálvez de 2016 en la sede de San Marcos, junto al cuestionado exProducrador de Derechos Humanos Sergio Morales. El exrector no atendió las llamadas ni comunicaciones para solicitarle entrevistas.

Así, una universidad que parece apenas sostenerse, sin ninguna transparencia, tiene por ley la potestad de ocupar uno de los asientos que elige a puestos clave del Estado, como el de Fiscal General.

Javier Estrada Tobar
/

Periodista y comunicador. Se formó y trabajo durante casi diez años en Lahora.gt. Apasionado por las letras, el desarrollo humano, la política, las redes sociales, el cuidado del medio ambiente y la buena comida.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

18

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    julio castillo /

    06/04/2018 1:32 PM

    MURPHY PAIZ GAY DE CLOSET, MARICA DE CLOSET,

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    julio castillo /

    06/04/2018 1:32 PM

    viejo mierda de estuardo galvez apoyando para rector al idiota de murphy paiz, marica de closet. par de corruptos mierdas. los dos son unos ladrones de mierda.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    julio castillo /

    06/04/2018 1:31 PM

    viejo hijo de puta de estuardo galvez, enano mierda que ni bien habla el hijo de puta . ladronote.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Artemio Alvarado /

    08/02/2018 5:03 AM

    Me parece que debe el MP-CICIG investigar porque huele a mafia.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Lucky /

    07/02/2018 11:22 AM

    "Muchos estudiamos ahí solo porque necesitamos el título" es lo más triste que puede haber y demuestra la realidad de muchos jóvenes guatemaltecos que al final logran el titulo, pero no los conocimientos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Walter Ruiz Pérez /

    06/02/2018 6:55 PM

    Ya algunos comentarios han sido incisivos y han casi dado en el clavo. Una de las nuevas universidades solo creó su Facultad de Derecho para tener derecho de picaporte, idem otra de carácter privado que aparenta estar detrás de la U. Regional y que también organizó su Facultad de Derecho al vapor para lograr paraticipar en la Comisiones de Postulación e influir en las decisiones que se tomen en esos cuerpos colegiados. La aparición del ex Rector Gálvez y de otros personajes nos recuerda como fueron criticadas las acciones de la Comisión de Postulación de ese entonces. Da la impresión que es una Universidad de cartón que lo que menos le interesa es la parte académica y genera un simil entre aquel partido del Corazón Rojo - CNN - con el partido Lider de Baldizón Oderbrecht. Esto exige mayor investigación periodística y una investigación obligada por parte de las instancias respectivas del Estado, pues es muy sospechoso que no publiciten sus datos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Ileana González /

    06/02/2018 10:36 AM

    Es muy sospechoso que la universidad Regional se oponga abiertamente a la transparencia ocultando información y evitando entrevistas y que en tales circunstancias tenga tanto poder al elegir al nuevo fiscal.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    A QUISQUI /

    06/02/2018 9:17 AM

    mas parecen negocios de Opticas ... pero quienes son los que las AUTORIZAN??... don #tortrix ?

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Victor Moreira /

    06/02/2018 9:07 AM

    Las universidades NO se gestionan mediante entidades accionarias (empresas), como deberían confirmárselo en el CEPS. Esto, en relación al entrevistado que dice habet invertido poco y tener una sola acción.

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    René /

    06/02/2018 8:55 AM

    La identidad de quienes solicitaron la apertura de la universidad regional es pública. Aparece en el voluminoso expediente que se presenta a la hora de hacer el trámite de autorización ante el Consejo de la Enseñanza Privada Superior, CEPS. Además sería bueno que publiquen quienes fueron los 5 miembros del CEPS, que autorizaron esta universidad de garage, así atarían cabos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones