El caso de corrupción en CALAS, una ONG ambientalista, estalló por Q1 mil

Una discusión en redes sociales sacó a luz problemas administrativos y financieros en CALAS. La organización es ahora auditada por sus donantes.

La corrupción no es normal P147

Yuri Melini y Rafael Maldonado, cuando trabajaban juntos. En la foto revisan el expediente del caso que CALAS lleva por el cierre de la Mina San Rafael.

Foto: Plaza Pública

El Centro de Acción Legal, Ambiental y Social (Calas) ha sido un contrapeso para las empresas extractivas en Guatemala. Es una organización que se dedica a la defensa de los derechos ambientales y los derechos colectivos de los pueblos indígenas con el ambiente. Sus casos de mayor impacto son contra las mineras San Rafael, en Santa Rosa, y Progreso VII, en La Puya, entre San Pedro Ayampuc y San José del Golfo, a diez kilómetros de la Ciudad de Guatemala. En ambos casos, la resistencia de las comunidades del área y las acciones legales de Calas provocaron que las cortes suspendieran las operaciones de los proyectos extractivos.

Con 18 años de trabajo, Calas se ganó la confianza de las comunidades y una buena reputación en la sociedad civil y la comunidad internacional. Una imagen que se tambaleó con tuits y comunicados de prensa donde los dos dirigentes más visibles de la organización cruzaron señalamientos de corrupción y abuso.

Con ese escándalo la organización trata de mantenerse a flote para no perder su trabajo con las comunidades. El equipo que queda deben aclarar en el Ministerio Público dos denuncias de la Contraloría General de Cuentas por supuesto mal uso de fondos del Estado y responder a dos de sus donantes señalamientos por irregularidades financieras.

Nómada buscó la versión de Yuri Melini, ex director de la Calas, y de Rafael Maldonado, quien era el director del área legal de la organización. El primero prefirió no dar declaraciones y el segundo accedió a una entrevista.

“Mil quetzales representaron la debacle”

Rafael Maldonado trabajó en Calas casi desde su fundación, desde hace 17 años. Lo despidieron en julio, cuando se encontraba de vacaciones. Tuiteó lo que pasó y atribuyó la decisión a una venganza por denunciar irregularidades en esa entidad.

En los últimos años era común ver a Yuri Melini y Rafael Maldonado juntos en conferencias, vistas públicas, pronunciamientos y reuniones con diplomáticos. Eran las caras más visibles de la organización. Cuando el segundo tuiteó la noticia de su despido, seguidores y detractores de su equipo trabajo comentaron el hecho, porque la pelea pública podría poner el riesgo el futuro de Calas y de los casos que litigan junto a comunidades en resistencia.

La versión de Rafael Maldonado es que su relación con Melini, el entonces director de Calas, se rompió por algo “risible”.

– Mil quetzales representaron la debacle de Calas. No recuerdo si fue en abril o mayo, que me tocó firmar un cheque para pago de viáticos de una compañera de la oficina. Al revisar las facturas me dí cuenta de que ella había incluido en su reporte dos facturas de gasolina que sumaban Q1 mil (US$133) y que me pertenecían.

Rafael Maldonado confrontó a su compañera, le contó la situación a Yuri Melini, su jefe inmediato y al resto de la Junta Directiva, pero asegura que no pasó nada.

– Se negaron a hacer algo. Me pareció muy extraño porque fue un hurto y no hubo intención de sancionar a la persona. Allí empezó la desconfianza para mí.

La tensión subió unos escalones cuando el personal del área financiera de la organización le pidió que firmara el pago de la cuota patronal del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social. Ese trámite, dice Rafael Maldonado, reveló otra inconsistencia en los documentos de CALAS.

– Allí me entero de que la hermana de Anabella Barrios (la presidenta de la organización) estaba incluida en la planilla desde años atrás.

Para Rafael Maldonado eso fue un fraude al IGSS porque, aunque la persona no recibía un salario, aparecía en la planilla de CALAS como si trabajara allí, y tenía acceso a los servicios del seguro social.

Los donantes tienen forman de fiscalizar los aportes que entregan a las organizaciones. Rafael Maldonado acudió a esos sistemas de denuncia para reportar las irregularidades. El día de la entrevista leyó un correo donde uno de los donantes le informó que están investigando y dando seguimiento al tema.

Poco después de que el abogado Maldonado tuiteara que fue despedido por denunciar esos actos, Calas publicó en un comunicado de prensa que la razón de su salida fue agredir a colegas mujeres de esa organización, el particular la representante legal Anabella Barrios.

– Por las agresiones e intimidaciones sufridas de parte de Rafael Maldonado, la señora Barrios interpuso la denuncia correspondiente ante el Ministerio Público. El órgano jurisdiccional otorgó las medidas de protección de rigor a la víctima, prohibiéndole al señor Maldonado acercarse o ingresar al domicilio de la afectada y la oficina de Calas.

El comunicado dice que las acciones del abogado hacia sus compañeras son incompatibles con los derechos humanos y los principios que rigen el centro, y que sus publicaciones en redes sociales y pronunciamientos en medios de comunicación están siendo utilizadas por adversarios de las comunidades indígenas de los litigios que tuvo a su cargo.

Rafael Maldonado dice que las acusaciones son falsas y que la molestia de Anabella Barrios fue su insistencia para que se integrara la Junta Directiva de la organización, que ella preside. El abogado mostró una parte de la denuncia a esta periodista. Allí Anabella Barrios relata que el abogado le tocaba el hombro mientras le decía “tienes que saber, tienes que entender. Como amenazándome que por su trabajo entra dinero (a CALAS)”. Él afirma que se refería a la importancia de integrar la junta directiva, un requisito legal incumplido desde que Yuri Melini dejó la entidad por efermedad.

Tres auditorías más

El cruce de señalamientos desató varias auditorías sobre el manejo de fondos en la organización. En el mismo comunicado de prensa Calas anunció que fiscalizaría el uso del dinero, incluido el que estuvo a cargo de Rafael Maldonado o sobre los que podía incidir.

Wilmer Klee, asesor jurídico del centro, dijo que dos de las organizaciones que les donan fondos (Diakonía y Trocaire), también están realizando una auditoría a los proyectos que financiaron.

Calas también tiene que darle respuestas al Ministerio Público. En enero del 2016 la Contraloría General de Cuentas presentó dos denuncias por irregularidades en el manejo del presupuesto para dos proyectos ejecutados en el 2004 y 2005.

En ese tiempo recibió financiamiento del Estado a través del Fideicomiso Fondo Nacional para la Conservación de la Naturaleza por Q2.9 millones y del Fondo Guatemalteco del Medio Ambiente por Q280 mil. Calas devolvió Q206 mil que no ejecutó.

Los auditores detectaron que la información financiera y los registros contables auxiliares de los fondos públicos recibidos por la entidad, para la ejecución de convenios y/o contratos de proyectos para la conservación de la flora y la fauna silvestre, “no presentan razonablemente la ejecución de los mismos, debido a que se evidenciaron deficiencias en los rubros de caja fiscal, bancos y control de formas oficiales”.

El control en el área financiera de la organización fue deficiente, según la Contraloría. Los hallazgos van desde falta de registros contables hasta falta de manuales de funciones y procedimientos.

En el documento se incluye el comentario de un ex contador general de Calas, donde menciona que previo a su llegada, el control y elaboración de las cajas fiscales estaba a cargo de la secretaria recepcionista, que “al parecer no recibió la capacitación requerida para hacerlo”. También dijo que había planes para mejorar la contabilidad pero ya no supo si se implementaron porque se retiró del lugar.

Los denunciados fueron Anabella Barrios Ambrosy, la presidenta y representante legal de Calas, Luis Eduardo Girón Arana, ex presidente, Yuri Giovanni Melini, ex director, Lidia del Carmen López, coordinadora administrativa y Miltón García Carías, ex contador general.

La segunda denuncia presentada por la Contraloría contra las mismas personas, es por la falta de registros contables en el proyecto para creación de una versión gráfica de la Ley de Áreas Protegidas en idiomas k’iché, ixil, poqomchí y q’eqchí, para los cuales recibieron Q848 mil del fondo Nacional para la Conservación de la Naturaleza (Fonacon).

“Los fondos recibidos por estos conceptos fueron respaldados con formas no autorizadas por la Contraloría General de Cuentas, no fueron registrados en cajas fiscales, no existe evidencia de que se haya aperturado la cuenta bancarria correspondiente a cada uno de los convenios y contratos, así como no existe registro de documentos de respaldo de los egresos por la ejecución de los mismos”.

Aquí, el PDF de la Contraloría.

El futuro

Yuri Melini declinó dar una entrevista para conocer su versión de los hechos. Por parte de Calas, Wilmer Klee, nuevo asesor jurídico, dijo que los casos que litigan siguen su trámite y que ya se presentaron al Ministerio Público para entregar la documentación que no tenían a mano cuando la Contraloría los fiscalizó.

También asegura que el trabajo con las comunidades continuará, y que buscan recuperar la confianza de la gente en la institución, más allá de quienes fueron parte de su equipo.

La situación no pasó desapercibida por grupos que apoyan la actividad minera y que están en desacuerdo con las acciones de Calas y las comunidades que se oponen. La Asociación Pro Desarrollo (Aprodemi) presentó un memorial al MP donde expone los hechos y dice que la organización no tiene solvencia para presentar un amparo contra las mineras. La contraparte de Calas en el debate tampoco tiene un récord prurito: el jefe de seguridad de la Mina fue capturado por ordenar el ataque armado contra una manifestación contra la minera.

En la Corte de Constitucionalidad se discute si la Minera San Rafael será suspendida de forma definitiva. El caso lo llevó Calas a las cortes, pero fue impulsado por la población xinca, que no fue consultada por el Estado antes de que se instalara un proyecto extractivo en sus comunidades.

Jody García
/

Periodista. También lectora y pintora. Trabajó dos años en Diario La Hora cubriendo el sistema de justicia. Llegó a Nómada por el futuro. @Jody_Garcia_


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

14

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Ana lopez /

    19/08/2018 10:14 AM

    Esta situación se presenta no solo en ong también cada empresa lo sufre. Desfalco o robo de dinero de un contador, de una secretaria o directivo. Son cosas que pasan y que deben subsanarse llevando controles internos y creo que CALAS por mucho tiempo cumplía su función. Fue un gran protagonista y actor en temas ambientales mientras estuvo a cargo Yuri Melini quien de hecho sufrió un atentado. No veo que deba ser afectada por algo de esta naturaleza pues la cobfianza y trabajo en comunidades es innegable. Muchas personas y ong que tienen la misión de trabajar en comunidades lo hacen bajo muchas limitaciones y sacrificios personales, los mueve la pasión por lo que hacen.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Harold Mora /

      20/08/2018 9:55 AM

      Buen día doña Ana, en este caso, no es simple que en todos lados los empleados roban dinero. Es el cartel o presentación de esta organización y mas sus personeros que dicen estar contra la corrupción y pasa lo mismo. Se ve que la corrupción esta en todos lados, por que si lee el tema recibieron dinero del gobierno que pagamos todos como impuestos. (lea que uno de los clavos es; que la presidenta haya metido en la planilla del Igss a su hermana) es o no corrupción. El que este libre de pecados puede acusar a otros. Son lo mismo que a quienes ellos defenestran. Aquí le dejo esto; ¿si ellos están en contra de las hidroeléctricas y mineras, quien estará detras de ellos para lograr su cometido? ¿O ud es parte de?

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Pedro /

    16/08/2018 11:50 AM

    Igual la mina se va mucha. No se ilusionen vanamente.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Víctor López /

    15/08/2018 11:41 AM

    Rodrigo polo : Dejando a un lado nuestras diferencias políticas; que opinas de un gay que se identifica así ... ( - / ) que opinas de esta persona ? A todos los que opinamos diferente NOS CONFUNDE CON UN HERNANDEZ ROJAS ... Será que podrías ahondar más en el tema? Saludos ...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Víctor López /

    15/08/2018 11:01 AM

    Rodrigo polo : cada quien tiene un presidente que le agrada, Para algunos ha sido Arzu, Berger o Colom ... Por lo menos vos DAS TU RESPALDO ABIERTAMENTE al jimy , y eso es saludable...no lo ocultas. Con respecto a portillo te diré lo siguiente : a quien pongamos de presidente bajo las mismas reglas del juego... Va a robar por que? Por qué el sistema se presta, a qui LA OLIGARQUÍA UTILIZANDO A LOS POLÍTICOS se han servido del pueblo... Si se cambia el sistema ; HASTA EL MÁS CORRUPTO SE ENDEREZA... Vos sos fan de jimy y que? Es tu decisión , hasta el peor de los presidentes que hemos tenido tiene sus seguidores ...COLOM

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    jose contreras /

    14/08/2018 1:26 PM

    Da la impresión que quieren justificar la corrupción en calas con el argumento que "Fueron solo mil quetzales"

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    ronnymora7.rc /

    14/08/2018 10:39 AM

    Toda esta gente es un grupo de vividores, recibiendo dinero del extranjero sin permitir El Progreso del país en su lucha contra las minas, coadyuvan en la desestabilización del gobierno del excelentísimo presidente constitucional de la república Doctor Jimmy Morales, queriendo dar un golpe blando para que la sucia izquierda tome el poder, atacando al mejor presidente que ha tenido Guatemala en toda su historía política como país independiente, ya se los he dicho: dejen trabajar al presidente, dejen de fastidiar con tanto antejuicio y ataques mediáticos, lo que deberían hacer es luchar por reformar la constitución y que Jimmy Morales siga en la presidencia por dos periodos mas.

    ¡Ay no!

    8

    ¡Nítido!

      Abna /

      19/08/2018 10:16 AM

      Dejen robar al excelentisimo payaso jimmy morales pues allí va incluida la tajada de todo el que lo defiende.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Pedro /

      16/08/2018 11:52 AM

      Excrementísimo?, el mismo que le niega poleciyas a la cicig en los operativos?.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Hugo /

      15/08/2018 7:54 PM

      Rodrigo Polo, yo creo que la gente no entiende su sarcasmo y por eso lo critica, no les haga caso

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Otto Cuéllar /

      15/08/2018 11:05 AM

      Por favor le acepto que sea simpatizante del presidente, tiene todo el derecho, pero eso de que es "el mejor presidente que hemos tenido" es sencillamente una estupidez. Hay evidencias claras que es el peor de todos.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Víctor lopez /

      14/08/2018 6:31 PM

      Cada quien tiene su opinión y para mi el mejor presidente fue: ALFONSO PORTILLO, el único que se le planto a Dionisio , los demás han sido títeres de el... Y la oligarquia

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

        ronnymora7.rc /

        15/08/2018 8:04 AM

        Vos si estas bien jodido, el pollo ronco hasta fue condenado por corrupto, no se cual es la chincaguera con Dionicio y, sos tan mula que comparas al criminal sentenciado de pollo con salmonela con el distinguido señor presidente Doctor Jimmy Morales que trabaja con transparencia en beneficio del país, vos también sos corrupto por defender a portillo.

        ¡Ay no!

        ¡Nítido!

      Rosa /

      14/08/2018 5:45 PM

      Es en serio? O es sarcasmo?

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones