¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

No estamos listos para más urbanización

La urbanización mal planificada representa una de las mayores amenazas a la salud humana y ambiental, particularmente para países en desarrollo. A pesar de esto, en Guatemala queremos ser partícipes de este fenómeno, y la realidad es que no estamos ni cerca de poder lidiar con las complicaciones ambientales y de salud que podrían resultar de este.

Blogs medio ambiente Opinión P369 urbanización
Esta es una opinión

Foto: Pexels

Como en cualquier parte del mundo, en Guatemala el desarrollo urbano se percibe como uno de los avances más significativos. Entendemos que la búsqueda de ciudades del futuro, con lujosos edificios y vecindarios de élite, nos pone un paso más cerca de la ilusión vivir con más comodidades.

Tal y como lo pintan en las películas de Hollywood.

El mundo está pasando por etapas de rápida expansión urbana, en donde el establecimiento de “megaciudades” es un reflejo más del crecimiento poblacional sin precedentes.

Según National Geographic, para el año 2050, se espera que dos tercios de la población mundial viva en zonas urbanas. Si aplicamos esta estadística para Guatemala, estaremos cerca de un 70% viviendo en la ciudad y no en zonas rurales.

Esto sin contar a las personas que eventualmente migran a la ciudad en busca de mejores oportunidades, algo común en nuestro país.

¿Está lista Guatemala para la urbanización a gran escala?

Hoy, en el país, existe una gran problemática en el manejo de factores como desechos sólidos y aguas residuales. Y sabiendo que no existe la capacidad ni la infraestructura para manejar estos problemas de manera eficiente, seguimos en búsqueda de ser partícipes del desarrollo urbano.

A medida que los niveles de urbanización incrementan y crece el número de personas en zonas urbanas, encontramos problemas que son ignorados por la incorrecta planificación de los desarrolladores. Pero que representan una amenaza para la salud humana y el equilibrio ambiental. En países en vías de desarrollo, la contaminación ambiental es reconocida como una seria amenaza a la salud global. La aparición de nuevas enfermedades, el acceso limitado a servicios de calidad, y la inevitable interacción con ambientes contaminados son ejemplos de esto. Son el resultado de expandir zonas urbanas, sin saber siquiera si estamos en capacidad de hacerlo.

El desproporcionado crecimiento poblacional en zonas urbanas resulta en mayor consumo de alimentos, energía, agua, etc. A mayor consumo más desechos, y a más desechos más contaminación. En ecosistemas urbanos, podemos observar mayores concentraciones ambientales de fármacos y otros compuestos químicos. Estos, parte de productos de cuidado personal. La contaminación del aire es definitivamente mayor en zonas urbanas. Tal y cómo van las cosas, esta solo se hará mayor.

Países con tecnología de vanguardia aun encuentran problemas en el manejo de, por ejemplo, aguas residuales, siendo incapaces de remover ciertos contaminantes con el potencial de impactar de forma negativa a personas y al ambiente. Imagínense entonces los problemas en los que Guatemala podría entrar, si apenas existen plantas de tratamiento básicas para aguas municipales. Y aun así, repito, queremos ser un país con ciudades de primer mundo.

Lo que es bueno para otros, no es necesariamente bueno para Guatemala

La realidad es que en Guatemala queremos hacer muchas cosas sin siquiera tener la educación y el conocimiento suficiente para saber a qué nos metemos. Escuchamos de los problemas de contaminación y sus consecuencias, y nos hacemos los locos. Como quien dice “a mí no me va a afectar”. Quiero ser claro en decir que la urbanización no es mala. Al contrario, nos acerca a ser un país con más desarrollo. Siempre y cuando sea bien planeada y teniendo consciencia de lo que implica crecer en urbanización.

Quisiera exhortar a los lectores a leer e informarse sobre los “17 objetivos de desarrollo sostenible”, expuestos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).  Estos objetivos buscan la implementación de actividades para mejorar las condiciones de vida a nivel mundial. Algunos de estos están específicamente relacionados con el desarrollo urbano. Y brindan información sobre cómo la población puede integrarse en estas actividades.

 El fenómeno de la urbanización seguramente seguirá su curso, y tal vez, con más intensidad. En Guatemala, esto representa un desafío de suma importancia para la población.  Nos obliga a buscar un mejor entendimiento sobre las ventajas de contribuir al desarrollo urbano.  Y también nos obliga a tener conocimiento de las consecuencias a las cuales nos podemos enfrentar. Y, por supuesto, a lo que se puede hacer para reducir el impacto negativo de estas actividades.

Marco E. Franco
/

Científico. Especializado en toxicología ambiental y molecular. Utilizando la ciencia para entender el daño que le hacemos al mundo. Afortunado por tener la curiosidad de un niño y motivado por las ganas de aprender. Fanático de pensamientos lógico-analíticos, y de experimentar en el laboratorio y la cocina.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


Anuncio

2

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Terencio Reyes /

    11/12/2018 9:29 AM

    Usted que es un experto ya investigo, que en la capital están construyendo un montón de edificio, en distintas zonas, unos para oficinas o quizá otros para vivienda, si estarán llenando los requisitos de drenajes, excretas, aguas residuales, lo que si se mira a simple vista. es que no han hecho los cambios mínimos necesarios en las vías de acceso para dichos centros. Que sabe usted de lo que le hablo o al respecto.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Marco Franco /

      11/12/2018 11:21 AM

      Terencio, muchas gracias por dejar su comentario. El articulo de hecho parte de esas observaciones que ud menciona. La ciudad capital continua creciendo pero sin la infraestructura urbana adecuada para contrarrestar los efectos negativos de ese crecimiento. Recuerde que en Guatemala las cosas se hacen por el bien económico/financiero de quien paga por los proyectos, muchas veces ignorando las necesidades que conlleva una construcción y demás desarrollo urbano. Le aseguro que muchos de los edificios que ud menciona no cumplen con los requisitos de construcción para apoyar la salud publica y ambiental. Lamentablemente, en Guatemala muchas cosas se hacen bajo el agua, y son documentos y acuerdos a los que la sociedad no tiene acceso simplemente por no estar en linea con las regulaciones pertinentes. Gracias de nuevo por su comentario.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones