Los US$30 millones secretos que recibió el ejército durante la guerra (o qué hacen los militares cuando están aislados)

¿Qué ha hecho el ejército de Guatemala cuando está aislado? Esta investigación de la perito Julieta Rostica ejemplifica cómo operaron los militares guatemaltecos en tiempos de crisis.

De dónde venimos archivos Argentina cooperación militar crímenes dictadura guatemala historia Israel memoria Molina Theissen P258 reportaje texto violaciones a los derechos humanos

La cooperación de la dictadura argentina contra 'el comunismo internacional' en Centroamérica.

Fuente: Ministerio de la Defensa de Argentina

Era 1978. En las calles de la Ciudad de Guatemala había manifestaciones exigiendo democracia y en las montañas del Altiplano crecían las guerrillas que querían acabar con la dictadura por la fuerza. Y la respuesta desde el Estado y sus paramilitares fue brutal. Para derrotar a menos de 15,000 guerrilleros empezaron a asesinar, desaparecer y violar a decenas de miles de ciudadanos y ciudadanas. A plena luz del día en todo el país.

A Estados Unidos, el promotor y aliado de las dictaduras desde 1954, le pareció intolerable tanta violencia contra civiles y decretó un embargo de armas entre 1978 y 1983 contra el ejército de Guatemala.

Esto no detendría las masacres y las desapariciones, que sumarían 150,000 en los siguientes cinco años. ¿Pero de dónde pudo obtener el ejército las armas, las técnicas de inteligencia y el dinero para financiar la guerra?

Estos campos todavía son poco explorados en Guatemala.

En una investigación que hice en 2013 sobre la alianza empresarial-militar que ganó la guerra, entrevisté al mayor Gustavo Díaz López. Díaz López es un militar que conoció de primera mano la guerra. Se graduó de la Escuela Politécnica en 1970, fue oficial en la dirección de Inteligencia del Estado Mayor de la Defensa Nacional, director de la escuela de Inteligencia, jefe de la sección de Operaciones Psicológicas del Ejército, oficial del Estado Mayor de la Base Militar de Tropas Paracaidistas, cofundador de las Unidades de Asuntos Civiles del Ejército, miembro de la comisión redactora del capítulo sobre el ejército en la Constitución de 1984, delegado con rango de embajador ante la Asamblea General de la ONU en 1986 y representante militar ante el Grupo Contadora para la Paz en Centroamérica.

En una parte no publicada de esa entrevista de 2013, le pregunté sobre cómo obtenían armas después del embargo de Estados Unidos. Esto fue lo que me respondió:

– ¿Sabe cómo hacía el Ejército de Guatemala para obtener armas? Con traficantes internacionales. Eso tenía su costo, pues para un país con una economía con tantos problemas, los costos que representaban los traficantes internacionales eran inmensos.

Después conversamos sobre los orígenes de estas armas y cómo además había cooperación con otros países, como Israel, Taiwán o Argentina. Argentina también había sido incluida en la lista negra de Estados Unidos, por los crímenes contra civiles en su dictadura de 1976 a 1983.

Pero nunca nadie profundizó sobre estas relaciones internacionales que ayudaron al ejército guatemalteco a ganar la guerra; ganarla a costa de arrasar con decenas de miles de vidas de civiles guatemaltecos. Nadie en Guatemala. Pero sí lo hizo una investigadora argentina que presentó un peritaje en el juicio contra cinco militares de inteligencia por la desaparición del niño Marco Antonio Molina Theissen y la tortura y violación de Emma Molina Theissen.

El tribunal de mayor riesgo C condenó el 23 de mayo de 2018 a cuatro militares y absolvió a uno. Condenó a Benedicto Lucas García, jefe del Estado Mayor de la Defensa; Manuel Callejas, jefe de inteligencia; Francisco Gordillo y Hugo Zaldaña Rojas, quienes participaron de la detención y la tortura.

La investigadora argentina encontró una parte clave para el juicio, un capítulo secreto de esa cooperación para aprender a torturar y para tener acceso a dinero: US$30 millones desde Argentina de 1980, que hoy serían Q1,300 millones.

Cooperación en dinero y clases para aprender a torturar

Este es un resumen de la presentación en el juicio por parte de la investigadora Julieta Rostica, que trabaja en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas del Gobierno de Argentina y que es catedrática de la Universidad de Buenos Aires.

“Entre 1979 y 1980 he documentado una serie de acontecimientos entre Argentina y Guatemala. En la XIII Conferencia de Ejércitos Americanos (Bogotá, 1979), participó el Director de Inteligencia Callejas y Callejas. En 1980 se creó el Departamento América Central y Caribe en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina la agregaduría militar en Guatemala. El viaje de la delegación argentina a Guatemala, en la cual se ofreció la colaboración de la comunidad informativa argentina (mayo 1980). El viaje de la delegación guatemalteca a Argentina, incluido el Director de Inteligencia Callejas y Callejas (agosto 1980). La negociación de un convenio sobre cooperación científico-técnica (suscrito el 27 de agosto de 1980), de uno financiero por un préstamo de 30 millones de dólares (firmado el 24 de noviembre de 1980 entre el Banco Central argentino y el Banco de Guatemala) que contemplaba venta de armas y municiones según el acta secreta del Banco Central de Argentina y de uno comercial (firmado el 7 de octubre de 1982). En noviembre de 1980 las más altas autoridades de la Zona Militar “Mariscal Zavala” estuvieron en Argentina, e incluso fueron condecoradas. Y en abril de 1981 una misión militar argentina llegó a Guatemala”.

Aquí hay dos descubrimientos. Los militares guatemaltecos aprendieron técnicas de tortura con profesores argentinos y recibieron financiamiento para compra de armas.

Los US$30 millones, que entonces eran Q30 millones, equivalían al 35 por ciento del presupuesto del Ministerio de la Defensa. Es decir, un tercio de la contrainsurgencia guatemalteca de 1980 fue financiada con dinero y armas argentinas.

Continúa la académica Rostica:

“El Ministro de Defensa de Guatemala, Otto Guillermo Spiegler Noriega viajó, durante 1979, al menos en dos oportunidades a la Argentina. Solicitó becas para la formación en inteligencia. En enero de 1980 pasó a ser embajador guatemalteco en Argentina. En junio de 1980, el Viceministro de Defensa Coronel Salazar Asturias solicitó ampliar las becas para la formación en inteligencia y en agosto el Director de Inteligencia viajó a la Argentina.”

“En esas fechas se abrió la época de mayor profesionalización de la inteligencia, se capacitaron militares en el campo de inteligencia, tanto en el exterior como en el interior del país y se creó la Escuela de Inteligencia a finales de 1980. En ese año las plazas para militares guatemaltecos en Argentina se habían duplicado. Argentina en 1978 había abierto el Curso de Inteligencia para Oficiales Extranjeros (COE-600), los cuales estaban orientados a la ‘lucha contra la subversión’ y a los ‘lugares de detención temporaria’”.

Es decir, lugares para torturas. En Guatemala, el más grande fue en las instalaciones de lo que ahora se conoce como el Archivo Histórico de la Policía Nacional, en la zona 6 de la Ciuadd de Guatemala. En Guatemala se registraron 45,000 desaparecidos, entre los cuales hubo 5,000 niños. Los desaparecidos fueron torturados, según los registros encontrados en el mismo Archivo Histórico, administrado antes por la Procuraduría de los Derechos Humanos y ahora por el Ministerio de Cultura. Esa cantidad de torturados y desaparecidos guatemaltecos, 45,000, supera a la cantidad de torturados y desaparecidos de las dictaduras de Chile, Argentina, Uruguay y Brasil juntas.

Lea también: Para la memoria, Guatemala sólo tiene Q100,000.

Dijo en el juicio la investigadora Rostica:

“Catorce militares guatemaltecos obtuvieron la Aptitud Especial en Inteligencia entre 1978 y 1982. (el 15% de los extranjeros invitados) Si bien no pude obtener las materias que se dictaban para ese curso específico, sí he podido constatar las que se dictaban para los otros cursos de inteligencia que se impartían en la Escuela de Inteligencia: como ‘interrogatorios’, ‘actividades de ejecución de la unidad de inteligencia. Subversión internacional e interna. Inteligencia actual’, ‘inteligencia’. Otros militares guatemaltecos llegaron a Argentina para tomar cursos en los cuales se dictaron materias relativas a la inteligencia, guerra subversiva, entre otras. Muchos de los profesores integraban el Batallón de Inteligencia 601 del Ejército. También se formaron policías en diferentes cursos que contenían materias relativas a la inteligencia”.

Militares argentinos fueron clave en la lucha contra las guerrillas en Centroamérica y el Caribe. Y tuvieron como base la Ciudad de Guatemala y la Ciudad de Panamá.

Pero no sólo fue cooperación militar, también de civiles argentinos. Continúa la investigadora Rostica.

“La red transnacional de extrema derecha, la Confederación Anticomunista Latinoamericana (CAL), también fue un vehículo para la transferencia de recursos de Argentina hacia Guatemala. La CAL estaba articulada con diferentes servicios de inteligencia de países latinoamericanos y la integraron miembros del MLN de Guatemala desde su nacimiento. Mario Sandoval Alarcón viajaba asiduamente a los países del Cono Sur y se entrevistaba con los líderes de las dictaduras sudamericanas. Asimismo, viajó en 1979 a XIII Conferencia de Ejércitos Americanos y manifestó trabajar conjuntamente con las Fuerzas Armadas de su país. El IV Congreso de la CAL se realizó en 1980 en Argentina, puso el foco en América Central y fue presidido por el Jefe del Estado Mayor del Ejército argentino. Este se comprometió a desplazar asesores y CAL se comprometió a apoyar al gobierno de Guatemala, entre otros gobiernos”.

“En Argentina la formación militar estaba influida por la escuela francesa, específicamente por la doctrina de la guerra revolucionaria y las técnicas de contrainsurgencia francesas (1945 – 1962). El primer esfuerzo realizado por un oficial argentino para sistematizar los principios teóricos y operativos de la Guerra Revolucionaria y las acciones prescriptas para enfrentarla fue el del coronel Osiris Villegas en su libro Guerra Revolucionaria Comunista de 1962. Sus ideas principales se trasladaron a los reglamentos RC-9-1 Operaciones contra elementos subversivos, editado en 1977 y RE-9-51 Instrucción de lucha contra elementos subversivos, editado en 1976. En el Manual de Guerra Contrasubversiva (MGC) de Guatemala, cuyo uso se estima entre fines de la década del setenta y principios de la década del ochenta, se pueden observar los diferentes saberes que se recibieron en Guatemala, entre ellos, saberes elaborados en Argentina. El MGC cita en la bibliografía dos obras argentinas: precisamente el libro de Osiris Villegas, Guerra revolucionaria comunista (versión es de 1963) y un reglamento: Instrucciones para la lucha contra la subversión, del Ejército Argentino, que fecha en el año 1962”.

“Las ideas y saberes que fluyeron de una a otra obra tuvieron que ver con la conceptualización de la guerra y la acción integral; las causas de la subversión; la definición del enemigo interno y las dificultades para distinguirlo de la población civil; la centralidad que adquiere en este tipo de guerra la ‘conquista de la población’; el papel que debe tener el comando de la guerra contrasubversiva; la estrategia dirección centralizada y ejecución descentralizada; la importancia de la inteligencia”.

“El cúmulo de ideas y prácticas enseñadas condujeron a la creación del circuito represivo sistemático detención ilegal, interrogatorio-tortura y desaparición forzada de personas, un crimen de lesa humanidad. La sistematicidad de la práctica se explica por la función de la inteligencia para la obtención de información, la columna vertebral del circuito represivo, la posibilidad de la delación, la llamada acción psicológica y la existencia de centros clandestinos de detención. La idea fundamental era que el circuito no se corte, para que el llamado ‘mosaico’ o la ‘cadena de personas’ se prolongue hasta llegar a las supuestas cúpulas de la ‘subversión’ a través de la obtención de la mayor cantidad información posible de los ‘delincuentes capturados’”.

“Las desapariciones forzadas en Guatemala se concentraron y se hicieron sistemáticas en el área urbana durante el gobierno de Romeo Lucas García, según los informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el informe de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico y algunas sentencias judiciales. El modus operandi fue tan calcado al de Argentina, que puedo afirmar la correlación entre la colaboración argentina en la lucha contrasubversiva en Guatemala y el formato represivo implementado por el Estado de Guatemala”.

“El caso Molina Theissen, desde una perspectiva sociológica, puede considerarse un ‘tipo ideal’ de la desaparición forzada descrita. La desaparición forzada del menor Marco Antonio Molina Theissen se explica porque el circuito represivo había quedado trunco cuando se hermana Emma logró fugarse de su prisión clandestina y puede pensarse como parte de la acción psicológica implementada en la guerra contrasubversiva. El argentino Villegas afirmaba que ‘si el individuo, hombre o mujer, niño o anciano, no se halla incorporado permanente o transitoriamente a una organización, tiene siempre una misión por cumplir’. La detención ilegal y tortura de Emma se explica porque fue considerada parte de la subversión clandestina, aquella que se sitúa y mimetiza con la población, un elemento subversivo infiltrado en la población que podía otorgar información relevante para alcanzar el objetivo final: destruir la organización político-administrativa de la subversión. La intervención de la inteligencia militar es central y no es casual que la madre de Marco Antonio haya visto la placa de la G-2 en el vehículo en el que se lo llevaron capturado. La Dirección de Inteligencia del Estado Mayor del Ejército era la columna vertebrar del circuito represivo. En este caso el principio dirección centralizada y ejecución descentralizada estuvo de manifiesto: las capturas y detenciones en distintas partes del país y en diferentes momentos históricos responden al mismo ‘caso’ o ‘expediente’ de inteligencia que se había iniciado cuando era ella menor”.

Aquí, el caso Molina Theissen, la historia de un niño desaparecido por el ejército en la que se alcanzó justicia 36 años después. Por Jody García.

La cooperación de los militares argentinos para encontrar la verdad

Buena parte de esta reconstrucción de la historia, que enlaza el Plan Cóndor con Guatemala, fueron posibles de obtener por parte de Julieta Rostica gracias a la reconversión de una parte del ejército argentino.

A partir de una serie de juicios contra militares por crímenes de lesa humanidad durante la dictadura, los militares jóvenes se distanciaron de sus antecesores. Esta es la descripción de la página del Ministerio de Defensa de Argentina sobre los documentos desclasificados, en su sitio: MinDef.gov.ar/ArchivosAbiertos/

“El 31 de octubre de 2013, mientras se realizaban tareas de mantenimiento en el subsuelo del edificio Cóndor, fueron hallados archivos secretos pertenecientes a la última dictadura cívico-militar. Podría haberse tratado de un día más en los que se realizan tareas de mantenimiento. Sin embargo, fueron las propias Fuerzas Armadas las que entendieron que aquel debía ser un día histórico.”

“La decisión de comunicar el hallazgo para que se tome estado público, daría cuenta de las nuevas políticas trazadas por el Ministerio. Pero por sobre todo, la satisfacción de saber que estamos construyendo una nueva Fuerza. Este es el espacio para que militares y civiles sigamos construyendo, con el aporte de más documentos y testimonios, un futuro con MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA”.

Guatemala, 2018: militares enquistados y oscura cooperación internacional

En Guatemala, han sido filtraciones de militares individuales las que han permitido que la memoria y la justicia alcance la verdad. En cambio, el Ministerio de Defensa ha mantenido una política institucional negacionista.

Prensa Libre publicó a inicios de mes cómo el círculo de confianza del presidente Jimmy Morales está conformado por militares o familiares de militares involucrados en las desapariciones descritas durante el juicio del caso Molina Theissen y otros casos militares.

Esta información fue publicada originalmente por el portal Centro de Medios Independientes (cmiguate.org).*

Aquí, dos ejemplo de los actores resumidos por Prensa Libre:

“Mario Duarte, jefe de la Secretaría de Inteligencia Estratégica, es esposo de Brenda Zaldaña Bustamante, hija de Hugo Ramiro Zaldaña Rojas, oficial de inteligencia del Ejército y condenado a 25 años de prisión por el delito de deberes contra la humanidad, por el caso Molina Theissen. Zaldaña Bustamante es, además, sobrina del general Édgar Ricardo Bustamante Figueroa,  jefe de la Secretaría Técnica del Consejo Nacional de Seguridad (STCNS) en el gobierno del Partido Patriota”, del general Otto Pérez Molina (2012-2015). Además, Bustamante es el fundador del doctorado que cursó el actual presidente Jimmy Morales en la USAC.

“Eduardo Andrés Castro Montejo, subsecretario privado de la Presidencia de Jimmy Morales, está investigado por el caso de corrupción Botín Registro de la Propiedad, y colaboró con FCN-Nación en la pasada campaña electoral. Asimismo, el subsecretario trabajó en el Ministerio de Educación de junio a septiembre del 2014 en el seguimiento y sistematización de noticias durante la gestión del PP. Fue asesor profesional especializado entre mayo del 2014 y abril del 2016 en el Ministerio de Desarrollo, en la Unidad de Cooperación Internacional. Es graduado en Relaciones Internacionales por la Universidad Rafael Landívar y cuenta con un posgrado en Gerencia en Comercio Internacional por la Universidad de San Carlos de Guatemala. Además, fue capacitado en el Weitz Center for Development Studies, una oenegé asociada a la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo de Israel, Mashav”.

Además de la dictadura Argentina y los traficantes de armas, hay otros dos apoyos internacionales a los que recurrió el ejército de Guatemala durante su aislamiento en la guerra hace 40 años: Taiwán e Israel. Esos capítulos permanecen en la oscuridad. Y el aislado gobierno de Jimmy Morales y su círculo de militares tiene hoy un único aliado exterior: el Gobierno de Israel.

 

* Esta frase fue agregada el 25 de julio de 2018.

Martín Rodríguez Pellecer
/

Es el director y CEO de Nómada. Es guatemalteco, perseverante y alegre. Empezó en el periodismo en 2001 en cartas de lectores. En 2011 fundó Plaza Pública para la URL, y en 2014, Nómada. Estudió una licenciatura en la UFM y una maestría en Estudios Latinoamericanos en la UAM. Fue finalista del premio FNPI en 2013 y 2017. Ganó el premio nacional de periodismo en 2004 y 2017. Es políglota y feminista. @Revolufashion


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

11

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    david /

    22/07/2018 3:42 AM

    Este es un gran templo de los Illuminati donde encontraste riquezas, poder y fama, eres un hombre o una mujer de negocios, eres un político o un disertante, eres un estudiante o un graduado, en lo que siempre estuviste. El mundo no nos importa, lo que importa mucho para nosotros es verte feliz y rico, aquí te damos la oportunidad de ser lo que quieras ser en la vida, unirte a la hermandad secreta Illuminati y obtener todo lo que necesites en la vida, ofrecemos todo lo que necesita en la vida, si realmente está listo para hacerlo en la vida es mejor que nos envíe un correo electrónico, (david.bird306@gmail.com) ahora para que podamos continuar con su solicitud de nuestro templo , o puede contactarnos a través de WhatsApp con este número: +17742175170

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Moises Lopez /

    18/07/2018 8:57 PM

    La culpa no es mas que de la olilarquia que ha gobernado nuestro pais y que se installo desde los tiempos de Justo Rufino Barrios abuelo de Ubico.
    Los militares se convirtieron en perros de la olilarquia y han decapitado cualquier intento que venga de la derecha (Arbenz) o izquierda (FERG) de sacar nuestro pais del estado feudal en el que se encuentra.
    Si no se le dan tierras a los campesinos como quieren que Guatemala un estado mayoritariamente agricola progrese?
    Ningun guatemalteco tiene ideologia y solo le lavan el cerebro a la juventud estudiantil para que sacrifiquen su vida. En efecto la izquierda no estaba preparada para tomar el poder porque la derecha los masacro y extermino a todos los posibles candidatos progresistas e.g. Manuel Colom Argeta.
    Memo Argeta si tenia una ideologia solida forjada a base de estudios e intelecto, comparen a ese orgullo guatemalteco con todas las promociones de ladrones que han graduado de la Gloriosa Escuela Burrotecnica. No por nada dicen que la pas pequena unidad de medida es el milimetro y la de inteligencia es la militar.
    Asi es de que esos insectos o cucarachas militares solo son buenos para servirles de perros a los ricos y ni robar saben porque siempre terminan siendo descubiertos.
    Pero los mas burros son los que votan por esas lacras, deberian antes de votar: informarse a quien van a poner en la guayaba, un payaso ladron acosador sexual, un ex-militar genocida o un socialista sin huevos que deja que su mujer gobierne.
    Recuerden que cada pueblo tiene los gobernadores que merecen.
    Abran los ojos y instruyance que el saber les dara poder.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Alaide González /

    18/07/2018 12:21 PM

    Sumamente interesante. Definitivamente intriga la oscura alianza del gobierno de Jimmy Morales con Israel.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Rolando Gomez /

    18/07/2018 7:08 AM

    Omitieron aclarar que los dineros privados, procedentes - supestamente - de Argentina, salieron del fondo de ciudadanos judios de Buenos Aires. En realidad, solo paso por alli para blanquearlo ya que el origen del pisto siempre fue el estado terrorista de israel.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Mariano Galvez /

    17/07/2018 6:45 PM

    Interesante!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Manuel Aler /

    17/07/2018 6:00 PM

    Muchos de los militares argentinos, asesinos y torturadores profesionales, se infiltraron entre la población civil de varios países de su interés. En México es bien conocido el caso de Ricardo Cavallo, (a) Sérpico; alto ejecutivo de la empresa que emitía las licencias de conducir (nada menos). En Guatemala pudiera haber uno o dos casos de esos gorilas, militares o policías, argentinos, vinculados al Batallón 601, que hoy tienen negocios "legales" y familias felices.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Luis Paraiso /

    17/07/2018 12:12 PM

    Estas cosas fueron sabidas durante la guerra sobre todo por las personas que sufrieron la represion, Al cabo de unos dos meses la capacidad del ejercito se multiplico. Para los que vivieron esos momentos se dieron cuenta de que el tipo de armamentos que se llevaron al conbate cambio y que los medios enrolar se ampliaron. Pero hay algo mas importante en todo esto es lo siguiente, si la izquierda hubiera ganado el enfrentamiento en ese momento no tenia la capacidad tecnica ni intelectual de los cuadros para poder llevar adelante Guatemala. No existio en ese momento en la izquierda ninguna persona o groupo con una idiologia de gobierno. Estoy seguro que estariamos en la misma figura que Nicargua, si alguien pueda decir lo contrario que manifieste su opion pues durante la guerra la derecha preparo cuadros cosa que no hizo la izquierda. Nunca se abrio una tercera via que no sea la derecha conservadora digo conservadora desde el punto de vista de conservar los bienes adquiridos en el rapto del estado, ni una izquierda capaz de rivalizar con esta raptacion y ser capaz de proponer la tercera via. El fenomeno que aparece en el mundo y en Guatemala es esta via nueva la que sera secuestrada si no tiene la preparacion sufiente para gobernar. La isquierda nunca llegara al poder en Guatemala es una izquierda pendeciera con viejas idiologias y argumentos absoletos la derecha con sus viejas mañas y que mantienen la ignonarancia del pueblo siempre estara presente si no se invierte en educacion en la formacion de cuadros con la nueva idiologia LA TERCERA VIA

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    - /

    17/07/2018 11:37 AM

    Yo propondría otra interrogante ¿que hacen los exmilitares cuando están traumados, o no tienen pisto?......RESPUESTA: se vuelven Netcenteros.....verdad vos HECTOR ARNOLDO HERNANDEZ ROJAS "Cuachic Cantimplora y Chusema", vamos a ver con que otros "estrenos" de alias...usas ahora, ya usaste nombres de mujeres y hombres...solo falta que uses nombres de "chuchos". Saludos al guardacacas mas "crema y madridista" de todo escuintla, dado de BAJA DESHONROSA del "army" por "pink".

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      Marvel 70 /

      17/07/2018 11:50 PM

      Solo veneno y odio irracional reflejan estos articulos y comentarios. Ya superenlo, no sigan viviendo de la carroña que tienen en sus entrañas y diminuto y escaso cerebro.

      ¡Ay no!

      2

      ¡Nítido!

        - /

        18/07/2018 5:13 AM

        Saludos "Hombre Araña" o mejor dicho "CUACHIC Araña", que me alegra que te dolió el comentario, " ahí donde no pega el sol", vos HECTOR Arnoldo HERNANDEZ Rojas ahora conocido como el "Stan Lee tropical"

        ¡Ay no!

        ¡Nítido!

          Marvel 70 /

          18/07/2018 5:54 PM

          Porque no se actualizan mejor y hablan de los mas de 300 muertos nicas que lleva ya su heroeDanielOrtega.

          ¡Ay no!

          1

          ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones