Así fue como los ‘rebeldes’ dejaron al Pacto de Corruptos sin presidente

El Pacto de Corruptos no es tan sólido y firme como parece: 15 diputados de las bancadas que integran esa alianza se rebelaron ayer. Y como los líderes de FCN y sus aliados no repartieron bien los puestos de las secretarías, la elección de presidente y junta directiva para controlar el Congreso fracasó. Los conflictos, las traiciones y las pugnas internas en las bancadas quedaron en evidencia. Y la disputa por los cargos más importantes del Organismo Legislativo se extenderá hasta enero del próximo año.

Entender la política la crisis guatemalteca de 2017 P258

Javier Hernández, de FCN, conversa con su fallido candidato, Francisco Tambriz, de AC-Líder.

Foto: Carlos Sebastián

Hace tres meses, a mediados de septiembre, el Congreso consolidó el Pacto de Corruptos. En cuestión de horas, 107 de 158 diputados se pusieron de acuerdo para reformar dos leyes y así garantizar impunidad a políticos y criminales responsables de más de 400 delitos. Fue una sesión excepcional en la que los congresistas alcanzaron acuerdos en tiempo récord. Sin discusiones, sin peleas. Solo bastó con que sus privilegios se vieran amenazados por el sistema de justicia para que votaran de forma coordinada. La Corte de Constitucionalidad y los ciudadanos en manifestaciones frenaron sus planes.

Pero cuando los intereses de los diputados no están en la misma sintonía, las cosas no marchan con la misma rapidez. Eso pasó el jueves de la semana pasada con la fallida aprobación del presupuesto. Y también eso quedó en evidencia ayer. Javier Hernández Franco, jefe de FCN y operador político del presidente Jimmy Morales, tenía un plan con sus aliados: Elegir a Francisco Tambriz, de Alianza Ciudadana (AC, ex Líder), como presidente del Congreso. Y a la vez repartir las tres vicepresidencias y cinco secretarías entre las bancadas del Pacto de Corruptos.

AC está formada por exintegrantes del extinto partido Líder y es la bancada sobre la que el excandidato Manuel Baldizón todavía tiene un ascendente. Ha sido aliada de FCN y Jimmy Morales desde 2016.

La propuesta estaba orientada a designar como vicepresidentes a Felipe Alejos (Todos), Javier Hernández Ovalle (FCN –familiar de Javier Hernández Franco–) y Alejandra Carrillo (MR, ex PP). Y en las secretarías a Estuardo Galdámez (FCN, ex PP), Jorge Arévalo (MR, ex FRG), Juan Ramón Lau (Todos, exsindicalista del Organismo Judicial), Vivian Preciado (UCN) y Marco Aurelio Pineda (FCN).

Esa distribución de cargos, supuestamente, aseguraría a Javier Hernández el apoyo de las bancadas aliadas en de la votación. Pero en el momento decisivo, un grupo de diputados le dio la espalda y votó en contra. No consiguió suficiente apoyo y así se desplomaron varias jornadas de negociaciones y acuerdos de las últimas semanas.

Los 15 rebeldes (o inconformes)

La propuesta de Javier Hernández para integrar la Junta Directiva solo tuvo 65 votos. Eso significa que le faltaron 15 para llegar a los 80 que necesitaba en la elección. ¿Quiénes son esos 15 diputados que se rebelaron contra la distribución de los 9 puestos?

De FCN fueron Byron Chacón, Víctor Cruz, Ramiro de Matta, Juan Manuel Giordano, Francisco Guerra y Armando Sandoval. Estaban inconformes los del partido del Gobierno por la repartición de los puestos en la Junta Directiva. Y específicamente porque se le concedían secretarías al estridente Estuardo Galdámez y nuevamente a Marco Aurelio Pineda, relegando a un segundo plano a otros diputados. 6 de 37.

Una fuente de FCN dijo que la bancada está dividida y un ejemplo de eso fue la votación de ayer. ‘No todos los diputados siguen a Javier Hernández y por eso se le está complicando mantenerse como jefe de bloque’, indicó.

Otros seis diputados de MR tampoco respaldaron a la planilla oficialista. Luis Hernández Azmitia, Boris España, Alberto Contreras, Víctor Estrada, Marco Antonio Orozco y Ronald Sierra votaron en contra. Dentro del bloque también hay una marcada división por las pugnas de poder y por las aspiraciones políticas de uno de sus miembros. 6 de 18.

Hernández Azmitia quiere ser el jefe de bloque en MR, y se disputa el poder con Jaime Regalado y Alejandra Carrillo, que actualmente ocupan la jefatura y subjefatura. Por otro lado, Boris España aspira a la presidencia del Congreso y no apoyó la candidatura de Tambriz.

Ronald Arango, de Todos; Sergio Celis, de AC, y Álvaro Arzú Escobar, del Partido Unionista tampoco apoyaron a Javier Hernández, FCN y sus aliados. Arzú quería ser él mismo el presidente del Congreso.

En Todos, Jean Paul Briere y Andrea Vilagrán, son parte del Frente por la Transparencia y no votan casi nunca junto a su bancada.

En las últimas semanas hubo varios cambios en la planilla para la elección de Junta Directiva y eso provocó descontentos en varios congresistas.

Debido a que dentro de los partidos del Pacto de Corruptos los votos no fueron unánimes, la elección de Junta Directiva no se concretó. Javier Hernández se limitó a decir que en enero del próximo año intentarán un nuevo proceso de elección.

Un ‘juego de tronos’ en los partidos

Felipe Alejos, jefe de Todos, dijo que los problemas internos en FCN y MR afectan la búsqueda de consensos. Todos logró 13 de sus 16 votos. Y es por eso que no hubo acuerdos al momento de intentar elegir a la Junta Directiva, aunque se pensó en una forma de distribuir cargos para las bancadas aliadas.

Esos problemas no se quedan solo en el Congreso y también se reflejan de la situación de los partidos políticos. FCN tiene una débil estructura partidaria y tiene los días contados para cumplir con las asambleas que le exige la Ley Electoral antes de las elecciones generales. Mientras que la situación de MR es incierta, luego de que el TSE resolviera anular su asamblea nacional, y eso diluyera a sus bases.

Nineth Montenergo, de Encuentro por Guatemala, dice que en el Congreso hacen falta diálogo y acuerdos entre los diputados para alcanzar objetivos comunes. Pero en el caso de la elección de Junta Directiva, Montenegro cree que lo mejor fue no elegir presidente.

‘Nosotros nos opusimos y nos vamos a oponer a esos acuerdos que se hacen bajo la mesa, y que tienen como resultado elecciones cuestionables’, puntualizó.

Así, sin acuerdos entre aliados, terminará el primer año que FCN gobernó el Congreso.

Lea: El fracaso de Jimmy (es el éxito de Guatemala), por Edgar Gutiérrez

Javier Estrada Tobar
/

Periodista y comunicador. Se formó y trabajo durante casi diez años en Lahora.gt. Apasionado por las letras, el desarrollo humano, la política, las redes sociales, el cuidado del medio ambiente y la buena comida.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

2

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Alvaro /

    20/01/2018 2:48 AM

    Para eso sirve el voto del guatemalteco, para legalizar que estos delincuentes, llamados diputados, hagan lo que quieran en el Congreso. Y pensar que todavía les queda dos largos años para hacerse millonarios.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ernesto garay /

    06/12/2017 12:15 PM

    lo que ay que hacer es echar del congreso a toda esa gentuza

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones