El candidato Rojas, que tiene toda la experiencia, parece tener dos personalidades

Uno de los aspirantes a dirigir el MP con más probabilidades de ganar por su perfil y CV, es también uno de los más difíciles de descifrar. Su trayectoria se encuentra llena de fallos y aciertos, y de relaciones de poder que le han ayudado a llegar al puesto donde se encuentra. Ranulfo Rafael Rojas ha pasado de ser un aliado del MP y la CICIG y proponer el registro de agresores sexuales a ser un voto seguro de impunidad para el presidente Jimmy Morales y proponer una reforma para prohibir al MP y a la CICIG que informen de sus casos a la ciudadanía.

Entender la política Fiscal 2018 P147

Ranulfo Rafael Rojas, en su despacho en la Corte Suprema.

Fotos: Carlos Sebastián

Ranulfo Rafael Rojas Cetina nació en la Ciudad de Guatemala un 14 de enero en 1965. Sus padres son Marta Paquita Cetina y Manuel Rojas Illescas, quien murió cuando él tenía 10 años. Es el cuarto de ocho hermanos, 6 mujeres y 2 hombres. No está casado. Y tiene uno de los expedientes más completos, con 24 años de sus 53 años en el ámbito del Derecho. Ha trabajado en 7 lugares diferentes, 6 de los cuales han sido puestos en el Estado.

Empezó desde abajo. Su primer trabajo fue en pastas Ina. “Trabajaba en el área de empaque y después estuve trabajando en la bodega, fue cuando estaba estudiando, luego de graduarme de maestro”, cuenta el magistrado y expresidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Es de trato afable para esta entrevista. Aunque personas que han trabajado con él aseguran que le gusta manipular a las personas y que de un enojo puede llegar a ‘sulfurarse y perder los estribos’. Estas dos personalidades, afable y de rápidos enojos, y sus posiciones a veces a favor y a veces en contra de la lucha contra la impunidad es una característica que, junto a su larga trayectoria con fallos y aciertos, le ha ganado el sobrenombre de “El Acertijo”, por el colectivo Justicia Ya.

Así que en este perfil dividimos a Rafael y a Ranulfo. Rafael es el juez y magistrado cuyas decisiones son difíciles de comprender, pues parecen favorecer la impunidad. Y Ranulfo, el nombre por el que le llaman las personas más cercanas a él, es la persona que ha impulsado proyectos importantes para la sociedad. Ambos son el mismo individuo, son dos caras de una misma moneda.

1. Rafael Ranulfo Ranulfo, el funcionario y doctor en Derecho

Eso sí, hay ocasiones en las que Rafael y Ranulfo son la misma persona.

Rafael Ranulfo Rojas se graduó de abogado la Universidad de San Carlos (USAC), en 1993. Su segundo empleo, y primero como abogado, fue en 1992 en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) como asesor jurídico y notario, donde estuvo por 5 años. En 1997 llegó a la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) como auxiliar departamental de Chimaltenango, cuando Julio Arango era procurador, y se quedó hasta 1999. Es entonces cuando comienza su carrera en el ámbito penal, como abogado defensor en la Defensoría Pública Penal. En esta institución trabajó por 6 años, y estuvo en los departamentos de Guatemala, Sololá, Quiché y El Progreso. En este tiempo, también obtuvo un diploma sobre Derecho indígena y aplicación del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo.

En 2005, se cambió de lado en las cortes y dejó de ser abogado defensor para desempeñarse como agente fiscal de la Fiscalía contra la Corrupción. Llegó cuando el Fiscal General era Juan Luis Florido. Estuvo 4 años en el Ministerio Público (MP) hasta que en 2009 fue electo por el Congreso como Magistrado de Apelaciones.

Mientras era magistrado de apelaciones obtuvo un doctorado en Ciencias Penales por la USAC, en julio de 2012.

2. Ranulfo, el magistrado de Alto Impacto

En el 2012 se creó la Sala de Apelaciones de Mayor Riesgo, un puesto complicado y de prestigio, y él fue uno de los jueces que la Cámara Penal, dirigida por el magistrado César Barrientos, seleccionó para integrar ese tribunal, junto a Aura Marina Guadrón y Hugo Jáuregui. A Ranulfo Rojas le ascendieron a presidente de esa instancia.

En 2013, hizo donaciones a diferentes causas: labor social en la comunidad Las Trojas en Salamá, Baja Verapaz, en la comunidad San Raymundo en Guatemala y en la celebración por el día del niño en el hospicio San José.

“He continuado con la ayuda, en asilos de ancianos y otros lugares, pero no he tenido la documentación de eso porque es humanitario, como un servicio social que se hace de corazón y no considero que tengo un registro”, dice Rojas sobre proyecciones humanas que se le pide declarar en la Comisión de Postulación.

3. Rafael, el de los fallos complicados

De su época como Magistrado en la Sala de Mayor Riesgo, no hay muchos casos que sobresalgan. Pero, hay dos que sí son necesarios de recordar. Ambos son resoluciones dictadas por el tribunal, que Rafael Rojas integraba, en las que se beneficia a los implicados en casos graves. El primero fue del caso Pavón, en el que ordenaron se repitiera el juicio por la muerte de 10 reos que fueron ejecutados extrajudicialmente entre el 2005 y el 2006. En esa sentencia se había condenado a 4 personas por el asesinato de 7 reclusos.

Y la segunda resolución fue en abril de 2014. La Sala, presidida por Rojas, dejó salir de prisión con fianza a Farid Nassar Massis Massis, supuesto líder de la banda Los Cigarreros. Esta era una estructura dedicada al contrabando de alcohol y tabaco en aduanas. También dejaron en libertad condicionada a Henner Levi Mejía García y Dunia Marisol Solares Gramajo. El caso sigue abierto, sin ninguna sentencia.

Rafael Rojas defiende sus fallos. Recuerda que hubo una discusión con los otros magistrados de la Sala y que las resoluciones se basan en lo que ellos tuvieron a la vista en su momento, todo fundamentado en ley. De ninguno de los dos recuerda muchos detalles, pues “eran casos voluminosos y tenían muchos involucrados. Pero siempre, lo que por naturaleza se da en los fallos judiciales, (hay) una parte que está conforme y (otra) que no”, explica el magistrado Rafael Rojas.

4. Rafael, la reunión con el Rey y el audio sobre Baldetti

En 2014, se postuló para ser reelecto como magistrado de apelaciones y para ser ascendido como magistrado de la Corte Suprema de Justicia. En el Congreso dominado por PP y Líder, fue uno de los 13 electos para la CSJ.

– Era un sueño muy lejano, no pensé que iba a tener la posibilidad, aunque sí tenía la experiencia, cuenta el magistrado Rojas. Estaba decidido a seguir en un cargo importante dentro del Organismo Judicial, pero no se sabe cuál fue el costo de su meta. Hay algunos indicios que permiten pensar que hay un precio: una reunión y un audio.

Primero, un encuentro que dieron a conocer el MP y la CICIG entre el abogado Roberto López Villatoro y Rafael Rojas a mediados de ese año, durante el proceso en el que los actores que influyen (o cooptan) la justicia iban escogiendo sus candidatos. López Villatoro, conocido como el Rey del Tenis, o el Rey, está acusado por la CICIG de comprar la voluntad de electores de jueces y de jueces, para favorecer los casos en los que era abogado.

Cuestionado sobre esa reunión en la que habría aceptado las condiciones de López Villatoro para ser considerado su candidato en la primera ronda, en la Comisión de Postulación, Rafael Rojas reconoce que sí conoce a López Villatoro, pero sólo por ser abogado y asegura:

– En ningún momento me reuní con él para acordar alguna cuestión de respaldo, porque si uno logra un objetivo personal tiene que ser por méritos propios, yo nunca le pedí su apoyo.

Rafael Rojas no quiso explicar de qué se trató la reunión.

De cualquier forma, resultó entre los finalistas en una Comisión con una gran influencia de López Villatoro, y fue el último de los 13 electos, como candidato del PP.

Además, hay otro audio que lo compromete. Una grabación presentada por la jueza Claudia Escobar, en la que se escucha como el diputado Gudy Rivera, del Partido Patriota intenta presionarla para un fallo que proteja a la vicepresidenta Roxana Baldetti en 2014. Dentro de ese audio, que sirvió para condenar a Gudy Rivera y su abogado, también se escucha cuando el diputado le dice a la jueza: “Pero eso ya lo tiene el magistrado electo Rojas Cetina”, en referencia a que tenían también un acuerdo con la Sala de Rafael Rojas. Pero al final, no hubo necesidad, pues los dos colegas de la jueza Escobar votaron por Baldetti. Rafael Rojas nunca fue citado a declarar en el juicio, ni a la fiscalía.

– Siempre me han comentado sobre el audio, pero no sé a qué se refería con eso porque yo nunca me reuní con él (Gudy Rivera) porque yo no lo conozco, ni al abogado. Aunque como llegó a mi Sala una acción de amparo que se tramitó, tal vez es por eso. Y fue algo que yo resolví en ley, con los otros magistrados, sin comunicación con nadie, ni con el diputado ni con el abogado”, asegura Rafael Rojas.

La traducción de este caso era que Rafael Rojas le daba la razón a Baldetti cuando ella argumentaba que el TSE no podía suspenderla a ella y al PP por hacer campaña anticipada cuando hicieron aquel acto en septiembre de 2014 en el que anunciaban a su candidato presidencial, Alejandro Sinibaldi, que competiría en mayo de 2015.

4. Ranulfo y Rafael Rojas, el presidente de la CSJ

En la Corte fue electo por sus colegas como presidente en el segundo período de la Magistratura, de octubre de 2015 a septiembre de 2016. Durante su presidencia tuvo una alianza con las magistradas Delia Dávila, Silvia García y María Eugenia Morales, las juezas más independientes. Eran un grupo minoritario pero que lograba hacer frente al otro grupo de magistrados más comprometidos con sus electores, como los ahora capturados Blanca Stalling, Douglas Charchal y Vladimir Aguilar.

Los logros que se destacan de la presidencia de Ranulfo Rojas son la propuesta de Reformas Constitucionales para el sector justicia, que presentó junto con Jimmy Morales, el MP y la CICIG. Pero la alianza de diputados liderada por Jimmy Morales las detuvo desde noviembre de 2016.

Además, propuso la ley de registro de agresores sexuales, para que quienes hayan sido condenados por violencia sexual no puedan trabajar en establecimientos educativos y que sus patronos lo sepan.

Pero Ranulfo también fue Rafael.

Hay varios cuestionamientos al magistrado Rafael Rojas sobre su gestión. Por ejemplo, obstaculizó la investigación del MP y la CICIG en contra del magistrado suplente Jaime González, quién tenía una solicitud de antejuicio por firmar actas de sesiones en las que no estuvo presente. Rafael Rojas no permitió a los fiscales revisar las cámaras de video de la Corte, aduciendo protocolos de seguridad. Cuando Nómada lo cuestionó sobre su oposición en este caso, dijo no estar enterado de esa solicitud pero que la seguridad en el OJ es muy estricta.

Otra es nepotismo. La Alianza por las Reformas denunció a la Comisión de Postulación que durante su tiempo en la presidencia se registró la contratación de dos de sus sobrinos: Ana Regina Góngora Rojas y Carlos Renán Góngora Rojas.

– Ellos se informaron de los procedimientos internos, hicieron sus trámites y así ingresaron. Son trabajadores del OJ, desempeñan una función, calificaron porque llenaron los perfiles, pero yo no tuve nada que ver y se puede ver si pide el expediente en Recursos Humanos, asegura el candidato a Fiscal.

De ser comprobado que influyó en esas contrataciones, no tendría la idoneidad para ser Fiscal General. Esto es según las cualidades éticas que definió la Comisión de Postulación, en el artículo H: “Que como funcionario público haya aprovechado su posición para que familiares, parientes y/o amigos fueran beneficiados con un contrato laboral o de servicios profesionales en la institución estatal donde haya ejercido algún cargo”.

5. Rafael Rojas, aliado de los magistrados más opacos

Entre los 13 magistrados de la Corte Suprema de Justicia hay dos grupos. Los mayoritarios, más cercanos al presidente Jimmy Morales y con un récord de retrasar las solicitudes para quitar la inmunidad a políticos, y uno minoritario, que tiene un récord más independiente. Entre ellos estaba Ranulfo Rojas.

Para la presidencia de 2017, llegaron a un acuerdo ambos grupos, según varios magistrados. En 2017 elegirían a alguien del grupo mayoritario por unanimidad y el 2018, a alguien del minoritario.

Pero hubo un problema en el acuerdo. Los mayoritarios ya no quisieron respetar el acuerdo y convencieron a Rafael Rojas que votara junto a ellos para asegurar los 9 votos. Así lo hizo.

– De mi parte no tengo ninguna alianza. Sencillamente he tratado de resolver y de mantener una línea de trabajo, cumpliendo con mi obligación. Yo debo de resolver con lo que tenga a la vista, y las decisiones que yo he tomado en lo personal, son manteniendo mi criterio y fundamentadas en derecho. Pero creo que no debería de haber divisiones en órgano colegiado, porque es importante mantener la institucionalidad.

Sin embargo, Rafael Rojas decidió no darle su voto a Delia Dávila y elegir al actual presidente, Antonio Pineda Barales. A cambio de este voto, dos fuentes del OJ aseguran que, recibió viajes, delegaciones y apoyo para ser Fiscal General. Dentro de este supuesto agradecimiento, se incluyó su cambio de Cámara dentro de la Corte Suprema, para pasar de resolver casos en la Cámara Civil para hacerlo en la Cámara Penal. “Esto le iba a dar puntos en la carrera para ser Fiscal”, dicen las dos fuentes que prefirieron mantenerse en el anonimato por el poder que tiene el magistrado Rojas.

En 2017, Rafael Rojas apoyó decisiones opacas y también influyó en algunos de sus compañeros para lograr más votos a favor de la impunidad.

Uno de los casos fue para proteger al presidente Jimmy Morales cuando fue descubierto mientras recibía un sobresueldo ilegal desde el ejército. “Manipuló a algunos Magistrados y les convenció que ese era un trámite administrativo y no penal por lo que se debía rechazar in límine, y así fue”, coinciden una fuente en la Corte Suprema y otra fuente en la Fiscalía.

Él defiende su voto a favor de proteger a Jimmy Morales:

– Ahí entraba en discusión varios aspectos, porque ahí estaba el informe de Contraloría que le pedía que hiciera el pago para devolver el dinero. Y yo me basé en eso para decidir que era un trámite administrativo y no debía ser considerado algo judicial, por eso no voté a favor de quitarle la inmunidad al presidente.

Es decir, que como devolvió Q450 mil que había robado para pagar la fianza de su hijo, el presidente ya no debía ser sujeto de persecución penal.

Además, a inicios de 2018, Rafael Rojas se vio involucrado en lo que se conoció como la iniciativa del Pacto de Corruptos 2.0, cuando hizo un proyecto reformas legales para que la CICIG y el MP no pudieran revelar nombres de las personas a quienes acusaban y capturaban o para quienes pedían el retiro de la inmunidad, sino solo hasta que un juez declarara que sí había elementos para que fueran investigados y acusados. Ni siquiera podría conocerse qué argumentaba el MP y la CICIG, así como los acusados, en su primera declaración. Además, se les daba a los juzgadores más opciones para no enviar a los procesados a prisión preventiva, como lo explicó Soy502.

Las críticas lo hicieron retroceder:

– Era un borrador de proyecto que se estaba tratando de redactar con la participación de otras instituciones como CICIG, MP y USAID, porque queríamos que nos dijeran que les parecía. Pero, no sé ni cómo se filtró. Pero terminé por retirarlo porque nunca recibimos las observaciones formales de los otros aliados, justifica el magistrado Rojas.

6. ¿Qué opinan de él sus nuevas aliadas?

Patricia Valdés y Silvia García, del grupo mayoritario en la Corte Suprema, accedieron a hablar sobre Rojas.

–Es un derecho que él tiene de postularse, y tendrá que ser objeto de evaluación como los demás candidatos. Es algo propio de él, ya que a nosotros no nos avisó que iba a postularse ni nos pidió autorización, (algo que) no tiene por qué hacerlo, dijo Valdés.

– Consideramos que tiene la experiencia, pero no podemos decir si está mejor que otros, expuso la magistrada García.

Ambas se excusaron de dar más declaraciones por si en algún momento llegara a tocarles un caso de impugnaciones sobre esa candidatura.

En pasillos políticos se dicen muchas cosas sobre el magistrado Rojas. Una de las creencias entre organizaciones de la sociedad civil es que es cercano a Jimmy Morales y que tiene posibilidades de ganar son grandes por esa relación. Rojas lo niega y asegura que la única comunicación que tuvo el Presidente fue cuando él mismo presidía el Organismo Judicial.

Rojas asevera que sus 4 años en la Fiscalía y sus 24 años en el sistema de justicia son una de sus mejores cartas. Dice que mantendría en sus cargos a los puestos clave, el secretario general, el de política criminal o el fiscal de la fiscal especial contra la corrupción (FECI) porque el busca “mantener la institucionalidad”.

También promete trabajar codo a codo con la CICIG. Opinó que ha demostrado ser valioso y que de ser seleccionado como Fiscal General, continuará con esa colaboración. No pudo dar detalles sobre estrategias o programas para las poblaciones vulnerables como las mujeres o los grupos de la diversidad sexual, aunque aseguró que son temas importantes dentro de la agenda que buscaría definir, de ser electo.

– El señor Iván Velásquez, así como los otros comisionados que ha tenido la CICIG, junto con los abogados e investigadores (del MP) hemos visto muchos resultados positivos en los casos relevantes que ha tenido la fiscalía.

Sobre sus alianzas, no se sabe muy bien a qué grupo pertenece. Él responde que no tiene ningún grupo. Y que, así como su candidatura, sus votos y opiniones, son personales. Él es uno de los candidatos que no tiene nada que perder, porque, aunque no quede electo como Fiscal General, continuará por un año más, al menos, como magistrado dentro de uno de los tres organismos más importantes del Estado.

– Pude haberlo intentado hace 10 años, pero no creía que fuera el momento oportuno. Creo que es mejor tener las vivencias en el desarrollo de la función, para poder equilibrar las cuestiones que uno conoce y tiene que ser uno maduro. Y creó que después de estar en diferentes ámbitos, como ser defensor, luego fiscal, magistrado de Sala y ahora de la CSJ, tengo una perspectiva distinta.

***

Lea también: 

Qué dice la libreta roja que delató al Rey del Tenis (y compromete a Rafael Rojas), por Jody García

El inicio del cástin para el MP, explicado

Con los votos de estos diputados se eligieron a los 13 jueces

Gladys Olmstead
/

Periodista. Aprendiendo de todos y de todo cada día. Amante de los perros y la lectura. Fueron la casualidad, la ilusión y la insistencia las que me trajeron a Nómada.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

8

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Jose Marroquin /

    01/04/2018 10:05 AM

    Esta claro que pertenece a la legion del REY DEL TENNIS y es un ass como lo es ERICK ALVAREZ Y LA SEÑORA CONSUELO PORRAS. SON LAS PIESAS DEL REY. QUE ESTA JUGANDO A QUE DESCALIFIQUEN A ESTOS DOS CORRUPTOS Y PASE SIN HACER RUIDO LA CORRUPTA CONSUELO PORRAS A QUIEN COLO EN LA CORTE DE CONSTITUCIONALIDAD.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Osman catalán /

    17/03/2018 2:32 PM

    Este es el eslabón para que la corrupción vuelva a tener al cien el poder de reprimir y aplastar el desarrollo de los Guatemaltecos , la corrupción es toda esa gente basura que solo ellos quieren ser y asta mmatan para lograr que el monopolio en donde están los congratulados de la corrupción los proteja y es allí donde entran todo tipo de sin vergüenzas como este que es el gatillo para la cicig y los presidentes que han dado la fachada nada más para que el pueblo este tranquilo y no sepamos que hay detrás y debajo de la mesa de la corruptos que siguen gobernando , no veo al cacif haciendo nada por la transparencia ni al magisterio mucho menos a la cámara de comercio , tampoco al presidente , solo la cicig está tratando de quitar la infección del país , lo bueno es que ya sabemos que son basura los que nos gobiernan y los del cacif , están aprendiendo a ser invisibles ante los ojos de la justicia me imagino que los maestros deben formar parte de la Chechenia..

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    luferdel /

    16/03/2018 10:10 PM

    Se necesita un gallo en el MP para entrarle con huevos a la corrupción. Un gallo gallina no serviría.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Ronny Cifuentes /

    16/03/2018 8:24 PM

    Como ciudadano exijo que la CICIG y el MP publiquen a los capos que capturan, es satisfactorio verles la cara a estos corruptos que se roban nuestro dinero que debería ser invertido de mejor manera.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Alejandro Rivera /

    16/03/2018 6:27 PM

    Podra tener buen perfil pero ese tipo es bipolar. Una de cal y otra de arena. Por lo tanto no conviene como Fiscal del MP. Primero que se someta a sesiones de psicoterapia para curarse su bipolaridad.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    WP /

    16/03/2018 4:00 PM

    Le veo más luces que sombras. Además, tiene un buen perfil profesional.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Alejandro Rivera /

      16/03/2018 6:30 PM

      Me parece que el don ese es bipolar. No es apto para fiscal del MP.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    G.M /

    16/03/2018 3:21 PM

    tampoco ideal...

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones