El perfil del vice de Zury Ríos, el juez que protegió a su papá y a OPM

La precandidata presidencial Zury Ríos (partido Valor) escogió como compañero de fórmula a Roberto Molina Barreto, un juez pro impunidad. Recordamos el perfil que hicimos de él cuando intentó ser seleccionado como fiscal general este año.

Entender la política Fiscal 2018 P258

Pérez Molina acudió a la toma de posesión de Molina Barreto como presidente de la CC, en 2013.

Fotos: Carlos Sebastián

El ex magistrado ofrece consultorías ahora como experto en derecho constitucional. Luego de haber estado en el máximo tribunal de Guatemala durante tres períodos presidenciales (Óscar Berger, Álvaro Colom y Otto Pérez Molina), se dedica a la consultoría, asesoría y litigio en su bufete Molina Barreto y Asociados.

El abogado nació en el departamento de Guatemala en 1955. Estudió Derecho en la Universidad de San Carlos, y cuando se graduó ya había trabajado como oficial en diferentes tribunales del Organismo Judicial.

En el resumen que entregó a la Comisión de Postulación hay 215 páginas llenas de documentos legales, constancias, antecedentes, diplomas y reconocimientos de este abogado graduado de la Universidad de San Carlos de 63 años.

Pero diez fueron sus años con más poder y con más resoluciones polémicas que beneficiaron a militares, al Partido Patriota, a empresarios, a jueces electos en procesos amañados; una década de darse a conocer como el garante del viejo sistema político, económico y legal.

Transurbano, Partido Patriota y Ríos Montt

La carrera pública de Roberto Molina Barreto inició en marzo del 2005, cuando fue nombrado Procurador General de la Nación por el entonces presidente Óscar Berger. Dejó el cargo un año después, cuando Berger lo nombró representante del Ejecutivo en la Corte de Constitucionalidad. En el 2011, logró ser reelecto por los magistrados de la Corte Suprema de Justicia. En el 2016 lo volvió a intentar, pero el presidente Jimmy Morales nombró en su lugar a Dina Ochoa.

En 2010 se firmó el Acuerdo Gubernativo que daba vida al Transurbano, que hace semanas llevó a Álvaro Colom y todo su gabinete a la Torre de Tribunales acusados de desviar US$35 millones. En ese 2010, la abogada Karen Fischer presentó un amparo contra el Colom para que se suspendiera el negocio.

Molina Barreto votó en contra de aceptar el amparo porque Fischer no contaba con legitimidad para presentarlo; es decir, no le afectaba directamente como ciudadana si Colom seguía siendo presidente. Y la legitimidad para presentar un amparo es uno de los tres requisitos legales. Se trata del expediente 3253-2010.

Cinco años más tarde, en junio de 2015, en medio de la crisis política que despertó la investigación del caso La Línea, que involucró Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, entonces presidente y vicepresidenta, Karen Fisher planteó un amparo similar, pero esta vez a favor de Pérez Molina para evitar que le retiraran la inmunidad.

En esa oportunidad, Molina Barreto, Héctor Hugo Pérez Aguilera y María Araujo Bohr votaron para proteger a Pérez Molina y evitaron que el Ministerio Público fuera tras el presidente. Pérez Molina tuvo un respiro y se mantuvo en el cargo por unos meses, pero las manifestaciones en la plaza y una orden de captura del MP lo llevaron a renunciar y entregarse a la justicia en septiembre del 2015.

Nómada le hizo ver a Molina la contradicción en sus fallos y él envió una carta a este medio que diciendo que los casos eran totalmente distintos y que no hay punto de comparación. Según él, en el 2010 se rechazó el amparo de Fisher no fue porque no tuviera legitimidad, sino porque la Corte Suprema de Justicia ya había dicho que el antejuicio era presentado por razones espurias. En el 2015, en el caso de Pérez Molina, cuando Fisher presentó el amparo, la Corte Suprema había dicho que el antejuicio sí tenía fundamento.

El intento de defensa de Pérez Molina no fue su único fallo para proteger a un jefe de Estado. En mayo del 2013 los tres votaron anularon la sentencia por genocidio dictada contra Efraín Ríos Montt por la muerte de 1771 personas ixiles. Argumentaron problemas de forma porque los abogados de Ríos Montt, en una maniobra de litigio malicioso, renunciaron en pleno el primer día del juicio para evitar que pudiera seguir adelante. El fallo, que anulaba la sentencia y ordenaba repetir el juicio, lo envió a un laberinto legal por el que el caso, cinco años después, sigue siendo juzgado. Las víctimas han tenido que volver a declarar sobre las violaciones sufridas y muchos testigos sobrevivientes han fallecido. En realidad, el fallo de Molina Barreto y sus colegas llegó después de una conferencia de prensa de la cúpula del sector privado organizado, que temía que después de Ríos Montt, ellos podían ser acusados como cómplices, como reconocen en esta investigación de Plaza Pública de 2013.

El Ministerio Público y las Cortes

En el 2014 la Corte de Constitucionalidad tuvo la palabra en dos grandes sucesos que definieron en rumbo del sistema de justicia: el período de la gestión de Claudia Paz y Paz como Fiscal General y la validación de la cuestionada elección de 126 magistrados de apelaciones y 13 de la Corte Suprema de Justicia.

En febrero del 2014, Roberto Molina, Héctor Hugo Pérez Aguilera, Alejandro Maldonado, Gloria Porras y Mauro Chacón, resolvieron que el período de Paz y Paz al frente del Ministerio Público, terminaba el 17 de mayo de ese año. La abogada estuvo 3 años y dos meses en el cargo. Fue electa en el 2010 por Álvaro Colom y su nombramiento establecía un plazo de 4 años como Fiscal General, lo que despertó una crisis pues se temía que puesto fuera ocupado por un candidato oscuro. La Fiscalía de Paz y Paz logró condenas para decenas de miembros de los Zetas, capturó a bandas de agresores sexuales de mujeres y llevó a varios militares y a Ríos Montt a juicios por violaciones a los derechos humanos.

Seis meses antes de lo esperado, Paz y Paz entregó el cargo y en su lugar llegó Thelma Aldana, que resultó ser una continuadora del esfuerzo contra los crímenes de los militares durante el conflicto armado, contra crímenes de violencia contra las mujeres y también lideró junto a la CICIG los casos contra el financiamiento de las estructuras que procuran corrupción e impunidad.

En ese mismo 2014 hubo otro fallo cuestionable de Molina Barreto. Se instalaron las Comisiones de Postulación del 2014 para elegir a los nuevos magistrados de las Cortes de Apelaciones y Corte Suprema de Justicia.

La sociedad civil dijo que todo el proceso estuvo viciado y lleno de influencias y pidió que se anulara la elección; jueces denunciaron públicamente ser objetos de chantaje por parte de diputados; la comunidad internacional y la CICIG se unieron a la petición, pero Molina Barreto junto a Alejandro Maldonado y Héctor Hugo Pérez Aguilera, decidieron que no. Los tres votaron por validar la elección amañada de jueces.

Conforme pasa el tiempo, las investigaciones demuestran que Molina Barreto estuvo equivocado. Gudy Rivera, expresidente del Congreso, fue condenado a 13 años por el intento de chantaje a la jueza Claudia Escobar. Y la CICIG y el MP detuvieron a uno de los principales operadores en ese proceso, Roberto López Villatoro, que según las investigaciones compró la voluntad de los electores con regalos, fiestas y reuniones para que sus recomendados llegaran a los puestos de justicia.

Actualmente todo ese proceso está en investigación en la Fiscalía Especial contra la Impunidad.

¿Una Fundación para recibir fondos e imprimir diplomas?

Fundacívica (Fundación Cívica para un Mejor País) es una entidad no lucrativa que Molina Barreto creó en el 2011, mientras era magistrado de la CC. Se dedica a educar el valores cívicos a la población vulnerable del país, según lo describió el ex magistrado en esta entrevista con Nómada.

La entidad recibió apoyos de la Embajada de Taiwán, Cementos Progreso y la gremial de Vestidos y Textiles (VesTex) mientras Molina Barreto era magistrado y tenía que resolver temas que afectaban a la VesTex, como los salarios diferenciados para municipios que tuvieran maquilas. VesTex financió folletos de educación cívica y Taiwán le donó US$100 mil. Molina Barreto votó a favor de VesTex

Molina Barreto negó que hubiera conflicto de intereses si desde la Corte de Constitucionalidad él, que en ese entonces era magistrado, tuviera que resolver un caso contra alguno de sus donantes. La gerente de Fundacívica es su hija, Mónica Molina Spillari.

En septiembre del 2017, Fundacívica firmó una carta de entendimiento con la Asociación de Gerentes de Guatemala (AGG) para la construcción y divulgación de campañas educativas y formativas en materia cívica. También impartieron talleres a estudiantes de Derecho de la Universidad de San Carlos en el departamento de San Marcos.

En su expediente de 215 páginas para ser aspirante a Fiscal General, Molina Barreto incluyó 17 diplomas que le extendió su propia fundación por haber participado en capacitaciones y talleres cívicos.

Rechazo al derecho indígena y cercanía con la Cámara del Agro

Después de dejar el cargo como magistrado, entre junio y agosto del 2015, Molina Barreto fue parte de las mesas que se instalaron para discutir las reformas a la Constitución para mejorar el sistema de justicia.

Uno de los temas más controversiales era el reconocimiento de la justicia indígena, y el sector que se oponía lo propuso como representante. En una entrevista en Emisoras Unidas quedó plasmada su postura, al decir que es “una costumbre que no conocemos, no sabemos quiénes son las autoridades y cómo se eligen”. En otra entrevista sugirió que el Derecho Indígena transgrede los derechos humanos.

En este reportaje de Nómada se explica que el Cacif se desagregó en Cámaras a la hora de participar en el diálogo nacional para oponerse al reconocimiento del derecho indígena. Todos compartieron el mismo discurso: rechazar de manera tajante cualquier modificación sobre pluralismo jurídico. “¿Cómo es que funcionan los sistemas indígenas? y ¿Cómo sabemos que no violan Derechos Humanos?”, eran preguntas que hicieron el ex magistrado constitucional Roberto Molina Barreto, en representación de los azucareros, y Stuardo Ralón, de la Cámara del Agro.

El 23 de noviembre del año pasado, la Asociación Amigos del País realizó un evento llamado Coloquio de Justicia Constitucional, en el que Molina Barreto junto a Stuardo Ralón, José Quesada, discutieron la aplicación del Derecho Indígena. Esa asociación se oponía a que fuera reconocido y creó una campaña en redes sociales en contra del sistema indígena llamada #YoCuidoMisDerechos.

Ignacio Andrade, el presidente de la Asociación Amigos del País, y Molina Barreto fueron entrevistados juntos por República.gt (medio aliado a la organización MCN) respecto al amparo que detuvo la expulsión de Iván Velásquez del país cuando el presidente Jimmy Morales lo declaró “non grato”.

“Hay una percepción de parte de la población que es un asunto de carácter pasional y personal el que se ha dado”, dijo Molina Barreto respecto a Jimmy Morales y su enojo con Iván Velásquez por investigarlo.

Un familiar en problemas con la justicia

Julio Roberto Espigares López, esposo de su hija Mónica, estuvo a punto de ser procesado por el Ministerio Público. Durante la gestión de Claudia Paz y Paz, Espigares trabajaba en la Unidad de Compras del Ministerio Público.

La Fiscalía recibió una denuncia interna que señalaba que Espigares se reunía con proveedores interesados en venderle al MP para luego beneficiarlos con un contrato. Según una investigación de Nuestro Diario, el 26 de noviembre del 2013, Paz y Paz solicitó que se investigara este supuesto cobro ilegal de comisiones.

Espirares fue fotografiado con un proveedor y el problema se acercó a Molina Barreto porque su yerno utilizó un vehículo registrado a su nombre para ir a cerrar un soborno. Se emitió una orden de captura contra Espigares por asociación ilícita y cobro ilegal de comisiones, pero no fue detenido porque sus abogados se presentaron antes al juzgado a pedir que le dieran arresto domiciliario.

Un reportaje de Nuestro Diario señala que el ex magistrado presionó para que el MP dejara las investigaciones. El supuesto tráfico de influencias nunca fue denunciado y el caso contra el yerno se cerró.

Bajo punteo

El perfil de aspirantes al cargo de Fiscal General y Jefe del Ministerio Público es peculiar. El que aspire a sustituir a Thelma Aldana en el puesto debe llenar una lista de requisitos, someterse a una evaluación a su expediente por puntos, una entrevista y prueba psicométrica.

Dejando a un lado sus polémicos votos en la Corte de Constitucionalidad (CC), de acuerdo a los criterios establecidos por la Comisión de Postulación para Fiscal General, el punteo de Molina Barreto es bajo.

En la tabla de calificación para el aspirante, de 85 puntos (más 10 de la entrevista y 5 de la prueba psicométrica), Molina Barreto alcanzaría entre los 23 y 24 puntos. Haber sido magistrado le da 8 puntos y su paso por la PGN le suma otros dos; su experiencia en la CC le podría sumar 10 puntos por cargos relacionados a la administración pública. En el expediente que presentó ante la Comisión de Postulación incluyó 17 reconocimientos que le dio su propia organización, la Fundación Cívica para un mejor país. Su participación ad honorem, como dicen los títulos, le suma 5 puntos.

Después de la experiencia profesional, la formación académica es la mejor punteada por la Comisión de Postulación, compuesta por 12 decanos de facultades universitarias. En este apartado, Molina Barreto tendría 6 puntos de 30, pues según su currículum no cuenta con maestrías o doctorados, con lo que pierde de inmediato 14 puntos; tampoco ha sido docente universitario, lo que le resta otros 9; y pierde un punto más no tener libros publicados.

En el plan de trabajo que presentó dice que implementará un programa llamado PES (Plan de Expansión de Sedes) para aumentar la presencia del MP en todo el país. También afirma que impulsará una reforma a la Ley Orgánica del MP para desvincular al Fiscal General de las tareas administrativas y que buscará cambiar la percepción de politización en los casos que se investigan.

A la CICIG Molina Barreto la menciona en su plan de trabajo para proponer que los fiscales se investiguen en los procesos de la Comisión, y que los expertos de esa entidad capaciten a más fiscales.

Se buscó una entrevista con Molina Barreto, pero dijo que prefirió esperar a que el proceso de la Comisión de Postulación avance para pronunciarse. Por su cercanía al sistema, tiene posibilidades de llegar a la siguiente etapa.

Perfil 1/8: Acisclo Valladares Molina. El embajador que ansía ser fiscal tiene un hijo en problemas.

Perfil 2/8: Claudia Escobar. La jueza del CV (casi) perfecto y le dijo que no a Baldetti quiere ser Fiscal

Perfil 3/8: Mayra Véliz: La heredera de Thelma para el MP tiene capacidad de trabajo y mala memoria

Perfil 5/8: Tamara de León: La candidata favorita de la Fundación contra el Terrorismo dice que quiere a la CICIG

Jody García
/

Periodista. También lectora y pintora. Trabajó dos años en Diario La Hora cubriendo el sistema de justicia. Llegó a Nómada por el futuro. @Jody_Garcia_


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

11

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Jose Marroquin /

    01/04/2018 10:13 AM

    EL PEOR Y MAS CORRUPTO DE LOS ASPITANTES, TIENE TODOS LOS INCONVEIENTES, SOVALEBAS, CORUPTO, DESCARADO, CINICO, LOCO LISTO Y PREPOTENTE.... PERTENECE AL CRIMEN ORGANIZADO

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Mimi /

    22/03/2018 4:40 PM

    Me parece que el sr molina barreto no tiene nada que envidiar a dona telma los cambios son buenos oxigenan las instituciones creo que es lo mejor que tiene para escoger la comision.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    EL CHINO MACK /

    15/03/2018 6:19 PM

    ALFIN UNA REPORTERA DESCENTE DE NÓMADA. LOS OTROS DOS WOLTKE Y ESTRADA TALVES PARA BESARSE ENTRE ELLOS SIRVEN JAJAJAJA

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    WP /

    15/03/2018 9:50 AM

    Pues no trae nada más que esqueletos nauseabundos en su closet.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANA ESPADA /

    14/03/2018 6:43 PM

    Segun yo, tenia la idea que este personaje era muy ilustrado con doctorados y demas como siempre se las ha llevado de fustan con picos, pero resulta que no paso de su titulito y de alli solo se ha movido tras la corrupcion apañando y manteniendo el estatus quo, increible lo mediocre que puede ser y lleno de mierdas el sujeto. ojala que no llegue.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    ciudadano /

    14/03/2018 1:18 PM

    si investigan a fondo a este exmagistrado de seguro tendrán un nuevo caso llamado CAJA DE PANDORA 2

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    frank lopez hurtarte /

    14/03/2018 12:42 PM

    .
    .
    .
    .
    EL ASPIRANTE MEDIOCRE DE DERECHA O
    EL ASPIRANTE DE LA DERECHA MEDIOCRE —a la larga es lo mismo—

    Se considera así mismo un profesional insignificante —sin mayor preparación profesional y sin logros académicos—, por lo cual Molina Barreto llena sus propios diplomas para adornar sus paredes frías y vacías.

    Vacías como también estarían las páginas de su fatuo CV sin la existencia de ésos 17 diplomas preparados a su medida.

    Pero tal parece que su insignificancia profesional también es personal. Lo delata ésa foto donde aparece sumiso ante nuestro digno general Pérez Molina.

    Gracias, Jody García, gracias Nómada por desnudar a los sinverguenzas que pretenden llegar al MP de la mano del comediante Morales, Alvaro Arzú, y el Pacto de Corruptos que financia el CACIF y sus gremios empresariales para el sostenimiento del statu quo. Para que nada cambie en la finca y todo siga igual.
    .
    .
    ********* NI ACISCLO NI MOLINA BARRETO PARA EL MP ********
    .
    .
    .
    .

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ernesto garay /

    14/03/2018 9:43 AM

    sigan publicando a tod@s, imparcialmente, objetivamente, lo bueno y lo malo.

    con cayos y piojos, A TOD@S

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Llesslyy /

    14/03/2018 9:03 AM

    Excelente reporte. Adelante.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Ileana González /

    14/03/2018 8:54 AM

    El perfil de Molina Barreto tal como está descrito en esta columna NO
    refleja ninguna credibilidad. Basta con tener múltiples diplomas emitidos por su propia empresa, y la muy cuestionada donación del gobierno de Taiwán. Refleja además una indiferencia inexplicable hacia la academia por la carencia de publicaciones, de estudios de post grado, y experiencia docente. La gestión opaca de su yerno Espigares cuya orden de captura fue disuelta gracias a la influencia de Molina Barreto como magistrado que era, colocaría inmediatamente a este candidato a fiscal general en la lista de
    DESCALIFICADOS!!!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      ANA ESPADA /

      14/03/2018 6:45 PM

      ademas que el yerno llegaria de nuevo con mas poder al MP hacer los trances que no hizo antes y quien por el MP, si el suegrito lo cuidaria si el sale bien del negocio tambien. lo ideal es que el MP abra de nuevo esa investigacion y se sancione a quienes la guardaron y archivaron eso es un delito

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones