Escobar: La jueza del CV (casi) perfecto le dijo que no a Baldetti y quiere ser Fiscal

Fue el domingo 28 de septiembre de 2014. Eran las 5:30 de la tarde. Claudia Escobar y su esposo se dirigían a la oficina del abogado del expresidente del Congreso y jefe de bancada del PP. Su cabeza no paraba de dar vueltas. Pensaba en sus hijos, su mamá, su papá, sus hermanas, su trabajo. Pero uno sobresalía: la muerte de su tío. El coronel Byron Arturo Alejandro Mejía Ordóñez fue asesinado por denunciar a sus superiores que había mafias en la aduana entre Guatemala y México en 1999. El coronel era hermano de la mamá de la jueza Claudia Escobar Mejía.

Entender la política Fiscal 2018 P258

Claudia Escobar, en el vestíbulo de la Corte Suprema de Justicia, en 2018.

Foto: Hugo Navarro

La reunión era entre la jueza Claudia Escobar, el abogado Vernon González y el diputado, jefe de la bancada del Partido Patriota (PP), Gudy Rivera. Ellos pidieron la cita a la entonces, magistrada de Sala de apelaciones y le recalcaron que era urgente. Ella puso la hora y el lugar para recibirlos, sin saber cuál era el tema a conversar ni que ese día le iba a cambiar la vida para siempre. Aunque sospechaba que era por algo malo. No estaba convencida de lo que iba a hacer, no estaba cómoda y tenía miedo. “Me temblaban las piernas y no me paraba la cabeza con ideas de lo que podrían ellos querer de mí”, recuerda la exmagistrada.

Claudia Escobar Mejía es una persona familiar y muy creyente. No agenda, ni agendaba, reuniones de trabajo los fines de semanas, porque a las 7 de la noche los domingos era su hora de ir a misa y los sábados llegaban sus hermanas a comer a su casa. El sábado 27 de septiembre de 2014 fue distinto porque salió de la ciudad con unos amigos. Pero, también, porque recibió un mensaje del abogado Vernon González para solicitarle urgentemente una reunión.

“Hola Claudia. Soy Vernon Eduardo González. Estudiamos juntos en la UFM. Necesito hablarte, por el tema de elección de magistrados. Me urge”. Ella aceptó, porque “necesitaba saber qué querían”. Y es que los últimos meses Claudia Escobar había investigado y preparado un memorial que buscaba impugnar la elección de magistrados del Organismo Judicial por vicios que ella denunciaba ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

– A mí me pareció rarísima la confianza y el esfuerzo porque me recordara de quién era. Pero igual le dije que sí porque no sabía de Gudy hasta después, y no esperaba que me fueran a pedir algo así, cuenta Escobar. De igual manera, estaba resuelta a grabar la conversación.

El primero en llegar fue Vernon González. Le explicó el motivo de la reunión. Proteger a la vicepresidenta Roxana Baldetti y al PP. Un viernes antes llegó a la Sala de Apelaciones de la jueza Escobar un amparo presentado por el PP en contra del TSE, que había suspendido al partido por 6 meses e impedía a Roxana Baldetti ser secretaria general por el mitín en el que presentaron a Alejandro Sinibaldi como precandidato presidencial, seis meses antes de que fuera legal hacer campaña. Al escucharlo, Claudia Escobar se dio cuenta que se había metido en un gran problema.

Ella no sabía que existía el amparo, y ahora su candidatura para ser reelecta como magistrada dependía de su decisión sobre Baldetti y el PP. Gudy Rivera y su abogado le explicaron que por la forma en la que se habrían de entregar las magistraturas y el diputado podía grantizar la reelección de la juez a cambio del fallo favorable a Baldetti.

***

Claudia Lissette Escobar Mejía nació un 30 de diciembre y tiene 51 años, 18 de cuales ha dedicado a ser abogada y notaria. Se graduó de la Universidad Francisco Marroquín (UFM). Antes había estudiado dos títulos de bachillerato, uno en Ciencias y Letras en el Instituto Experimental La Asunción y el otro en Ciencias Políticas por la Universidad Estatal de Lousiana (este último es, en realidad, un grado de licenciatura). Su curriculum es extenso, con una maestría en Integración Regional y Globalización por la Universidad de Murcia, el Instituto Ortega y Gasset y Georgetown, y otra en Derecho Pluralista Público y Privado en la Univesridad Autónoma de Barcelona, misma especialización con la que logró conseguir un doctorado. Las universidades son de las mejores de Iberoamérica. Y tiene pensum cerrado en una tercera maestría en Educación y Aprendizaje en la Universidad Rafael Landivar (URL).

Ha sido docente en 5 universidades distintas, las guatemaltecas UFM, la URL y la Universidad Galileo y las estadounidenses Harvard y Georgetown, ambas de la prestigiosa Ivy League. Y en 2009 creó, junto a la actual magistrada suplente de la Corte de Constitucionalidad (CC) María Cristina Fernández, el Instituto de la Judicatura para promover la transparencia y la eficiencia de los funcionarios judiciales. Y su expediente es el número 10 en la comisión postuladora para fiscal general de Guatemala.

Está casada con Eugenio Fernández Dussaq, hijo de exiliados cubanos, miembro de la oenegé Centro de Integración Familiar (CIF) y presidente de la Asociación Pro Derechos del Consumidor (Asprodeco). Fuentes cercanas a Claudia Escobar aseguran que él es su mano derecha, la persona que la ha apoyado desde que era muy joven, cuando se hicieron novios, y con quien tiene 6 hijos, 4 que ya son adultos y dos menores de edad.

Es la hija de una jueza de familia, que llegó a ser magistrada de 1999 a 2004, Mirna Mejía Ordóñez, que también era escritora. Sus hijas recuerdan que publicaba poemas bajo el seudónimo de Rosalía Álvarez, y escribía cuentos sobre ellas. “La mayoría eran de Claudia, que es su ´Chica 10´, como el nombre que le puso a uno de los cuentos de ella”, dice Paola Escobar, una de las 4 hermanas de la exmagistrada. Por su edad, la exmagistrada Mirna Mejía tiene breves períodos de lucidez.*

La mayor de las hermanas Escobar Mejía es Claudia y la menor es Lucía, periodista y escritora con las cuentas en redes @liberalucha. Fue nominada al premio Índice de Censura en 2012, por una columna en la que denunció a los miembros de un comité de seguridad ciudadana de cometer actos de ejecuciones extrajudiciales y torturas en Panajachel, Sololá. Esto la obligó a dejar su casa en el lago de Atitlán.**

***

La reunión entre Claudia Escobar, Vernon González y Gudy Rivera, duró tres cuartos de hora. Esto se sabe porque la exmagistrada decidió grabar la conversación, porque tenía miedo de que fueran a amenazarla. Con esta información, luego del disgusto que la visita pudo haberle ocasionado, fue junto a su esposo a la misa de las 7 de la noche. Esa fue la primera de muchas noches sin dormir que le esperaban.

– Desde el momento que me dijeron que me querían hablar, yo entendí que estaba en peligro, y por eso decidí grabar la conversación. Me sentía sumamente vulnerable, y de alguna manera supe que era el final de mi carrera, que yo había topado, recuerda Claudia Escobar.

La reunión, el audio, el amparo, la elección de magistrados, todo iba a salir a la luz en los próximos días. Por lo que su primer paso fue hablar con su hermana Paola. Ella trató de convencerla de no hacer nada con la grabación que tenía. Le pedía que pensara en su familia, que no dijera nada, que si no podía trabajar así que renunciara y regresara a tener su propio bufete privado. Pero Claudia Escobar se negó, e insistió que ella tenía que hacer esto por ella y por su país.

Sus hermanas Paola y Cristina lo recuerdan así:

– Nos dijo que si no lo hacía, no iba a poder volver ver a sus hijos a la cara.
– A mí me preguntó directamente ‘si a ti te dieran la oportunidad de servir a tu país, ¿no la tomarías?, y obviamente respondí que sí.

El domingo de la reunión le habían dicho que era urgente que firmara el amparo, que no podía esperar más de dos días. Claudia Escobar ese lunes fue hablar con sus dos colegas de sala Amadeo de Jesús Guerra Solís y Héctor Hugo Bran Quintana***, que también buscaban ser reelectos y continuar con su carrera judicial y se dio cuenta que ellos también habían sido presionados. Por lo que ese día, cuando Vernon González volvió a hablar con ella, la jueza estaba muy molesta y le respondió que no iba a aceptar presiones para hacer el fallo. Esta conversación también quedó grabada. Finalmente, sus dos compañeros –Guerra Solís y Bran Quintana– sí cedieron y sólo ella votó en contra cuando ampararon a Baldetti ese día.****

Esa segunda conversación con Vernon González fue grabada también por la jueza Escobar. Durante meses se construyó un mito alrededor de ese segundo audio. La CICIG no lo presentó porque no era vinculante. Ella asegura que no lo hizo público porque el contenido era básicamente una situación muy incómoda en la que ella le reclamaba a Vernon González. Cuando se le preguntó para este reportaje si podía compartir el audio, respondió que lo había perdido. Vernon González y Gudy Rivera nunca usaron la conversación grabada en ese audio como defensa.

Al día siguiente, el martes 30 de septiembre, los diputados eligieron a los nuevos magistrados. Y Claudia Escobar había sido reelecta. Ella no supo qué pensar. Por lo que tres días después, decidió renunciar y pedirle a sus compañeros jueces que la apoyaran, pero solo logró el apoyo de tres: Ina Leticia Girón, Patricia Gámez y Ana Vilma Díaz. Presentó su renuncia una semana después de la reunión, el domingo 5 de octubre del 2014, frente a las cámaras y el público, en el cual estaban sus hermanas, su esposo y cuatro de sus hijos.

Salió de la conferencia a la casa de sus papás y les contó lo que había hecho. Su mamá no lo entendía, la mente ya había comenzado a desvanecérsele, y su papá le preguntaba que cómo había podido desperdiciar esa oportunidad. “Mi papá estaba proyectando en Claudia el sueño de ser reelecta magistrada que mi mamá no había logrado y eso fue más presión para ella”, cuenta su hermana Cristina.

Aunque la exmagistrada considera que la preocupación de su padre estaba más relacionada con su seguridad que con su carrera, “él estába muy preocupado por mí y mi familia, no por la renuncia en sí, sino por la denuncia”, cuenta Escobar.*****

***

La carrera profesional de Claudia Escobar no ha sido un camino fácil. Decidió seguir la carrera judicial por recomendación de la magistrada María Cristina Fernández, . “Yo no la conocía tanto en ese momento, pero sabía que era muy buena y la animé a que fuera juez como yo”, cuenta Fernández, “y luego seguimos con una bonita amistad en proyectos juntas como el Instituto de la Judicatura”.

Luego de graduarse de juez, fue enviada al juzgado de Mixco en el área civil. Estuvo ahí desde abril de 2007 hasta marzo de 2013. En ese puesto recibió dos amenazas de muerte, la primera en 2009, y la segunda, y más seria, fue en el año 2011. En esa ocasión la familia Fernández Escobar tuvo que salir del país por dos meses, debido a que la exmagistrada descubrió una red de robo de propiedades vinculada con un grupo de abogados, que además asesinaron a otra juez ese mismo año. Lograron regresar después que los abogados fueron capturados y hasta hoy continúan en prisión.

Esto sucedió al mismo tiempo que su hermana Lucía recibía amenazas de muerte en Atitlán.

– Yo no pude estar ahí para Lucía porque tuve que salir del país con mi familia, porque yo también corría peligro. Es increíble como todas le decíamos, y aún lo hacemos, que sea prudente, que no escriba nombres, que traté de no hacer señalamientos, pero en su lugar yo hice casi lo mismo, cuenta la hermana mayor y jueza sobre su hermana menor y periodista.

***

Después de renunciar a la magistratura y volver a ser juez, Claudia Escobar no tenía muchas esperanzas en su futuro profesional. Pero estaba dispuesta a continuar con su denuncia y con su lucha. Reunió valor y se dirigió a la sede de Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) en la exclusiva zona 14 de la Ciudad de Guatemala y les entregó la tableta iPad con la que había grabado las reuniones con Gudy Rivera y Vernon González. Explicó cómo se dio la situación, los vicios en la elección de jueces y el amparo en contra de Baldetti y el PP.

Ella fue la primera que rompió y evidenció el contubernio que existe entre jueces y políticos y que cada vez se tornaba peor para la independencia judicial. Ese audio y su declaración resultaron en un proceso de penal que duró más de tres años y finalizó con una sentencia contra Gudy Rivera y Vernon González, el 27 de octubre del 2016. El expresidente del Congreso deberá cumplir con una pena de 13 años y 4 meses de prisión inconmutables y una multa de Q50 mil por los delitos de tráfico de influencias y cohechos activos. Y su abogado fue condenado a 5 años inconmutables por tráfico de influencias.******

– La denuncia de Claudia se convirtió en lo que en boliche se llama una chuza (en donde un tiro bota muchos pinos). Logró demostrar que estaban involucrados los tres poderes: Gudy Rivera del Legislativo, Roxana Baldetti del Ejecutivo y algunos jueces ya comprometidos, explica la magistrada María Cristina Fernández.

Esta denuncia representó para Claudia Escobar y su familia un precio muy alto. Despedirse de Guatemala y empezar de cero en un lugar nuevo.

***

La aspiración para ser Fiscal General de Claudia Escobar es nueva, no estaba en sus planes. Ella no lo tenía contemplado como una opción real, hasta que sus amigos y conocidos le empezaron a decir lo apta que la consideraban para ese papel. “Yo creo mucho en mi país y yo sí quiero volver para mejorarlo”, dice la exmagistrada. Sus hermanas han intentado disuadirla.

Aunque su expediente es el número 10 y su mamá la consideraba ‘la chica 10’, difícilmente sacaría un 10/10 como candidata a Fiscal General.

Su esposo Eugenio Fernández es parte de un proceso penal. Demandó al grupo transnacional La Riviera, de venta de productos con impuestos reducidos en el aeropuerto. Él quería recuperar esos espacios para organizaciones de beneficiencia. Perdió el caso ante la Corte de Constitucionalidad, que luego fue anulada, y creó otra institución con el único propósito de perseguir a esta empresa panameña. La exmagistrada explica que, esto no es del todo cierto, Asprodeco se fundó antes de ese caso, “pero ese ha sido el más relevante”.*******

Pero más allá de la instencia de su esposo en un caso, el perfil de Claudia Escobar peca de falta de experiencia en ramo penal, en acusar a criminales. Así lo explica el abogado penalista, Jorge Pinto, que defendió a Gudy Rivera en el caso de tráfico de influencias en contra de la magistrada Escobar: “Ella ha dado clases y tiene doctorado en materia civil e internacional pero no tiene nada de experiencia en el ámbitto penal”.

La jueza Escobar responde:

– Definitivamente no soy doctora en Derecho Penal, pero sí en Derecho Pluralista que implica que uno tiene una mirada global de cómo se relacionan todas las ramas del Derecho. Y la particularidad del Derecho Penal es que se relaciona con todas las demás ramas. Creo que eso no debería de afectarme, porque el tema de una fiscalía general es más un tema estratégico que un tema específico. Va más hacia un tema de Estado de Derecho que de Derecho Punitivo.

***

Salir del país con sus seis hijos no fue fácil, ni para Claudia Escobar ni para su esposo Eugenio Fernández. Hace 4 años que tuvieron que salir de Guatemala, y en ese tiempo la mente de su madre, Mirna Mejía, se desvanece un poco más cada día. Y hace ocho meses, su padre, que batalló contra el cáncer de hígado por 6 años, murió por lo avanzada que estaba la enfermedad.

Sus hermanas Paola y Cristina lo echan en falta.

– Cuando Claudia se fue, nosotras sentimos como que nos hubiera dejado huérfanas. Ella es la única que cocina y por eso su casa era el punto de reuniones los sábados. Luego se fue, y nos tocó tomar decisiones, encargarnos de nuestros papás y hacer lo que ella ya no podía. Aunque para ella también fue difícil porque tuvo que soltar todo para poder irse. Y eso no es algo cómodo para ella, que estaba acostumbrada a tener el control y tomar las decisiones importantes.

Además, dentro de su familia también hubo consecuencias. Su hija más pequeña, Lucía Isabel, tiene 8 años y el constante cambio de país de casa y de condiciones son factores que empiezan a reflejarse en su personalidad. Así lo describe la otra hija de Claudia Escobar, María Cristina, que ya es una adulta en este texto. Lea: Por qué mi hermanita no puede regresar a Guatemala.

La vida de la familia Fernández Escobar ha cambiado. Y cada uno de los hijos adultos de la aspirante a fiscal general tiene un plan de vida propio, que no necesariamente significa seguir a su mamá. La única que todavía lo hace es Lucía Isabel.

***

De Claudia Escobar todos los que la conocen de cerca hablan bien. La describen como una persona honesta, decente, valiente y capaz. Uno es el exprocurador de los Derechos Humanos, Jorge de León Duque. La considera una de las mejores opciones para ser fiscal general. La ‘chica 10’ tiene un plan de trabajo con líneas claras y bien definidas en algunos aspectos.

Sobre los derechos de la población queer (LGBTI, sexualmente diversa), su respuesta fue que para ella el respeto a todos los seres humanos es igual, sin ningún tipo de discriminación. Y que cuenta con un plan de protección para grupos vulnerables.

Sobre el enfoque de género dentro del MP bajo su mando, habló de una promoción de la paridad de género en la función fiscal. Y sobre los casos de alto impacto como La Línea, Cooptación del Estado, Corrupción y construcción o IGSS-Pisa, respondió en términos generales que son muestras de que la justicia en Guatemala sí puede dar resultados. Y que la fiscalía del país con apoyo de una institución como CICIG puede lograr que casos emblemáticos sean llevados a la justicia.

Claudia Escobar aún no tiene un equipo de trabajo definido, pues dice que prefiere esperar a que el proceso esté más adelantado y que su candidatura avance para comenzar a formar grupos de trabajo. Aunque asegura que los perfiles para los puestos importantes como el jefe de la fiscalía especial contra la impunidad (FECI), el secretario general, el secretario de política criminal, el secretario administrativo y el equipo de la dirección análisis criminal (DICRI) son perfiles que ya tiene definidos.

***

Claudia Escobar terminó en 2016 una estancia en el Instituto Radcliffe de estudio avanzados en Harvard. Ahora se encuentra en Washington en una estancia con la escuela de servicios extranjeros de Georgetown. A su ventana, y la de su hija pequeña, llegan todas las mañanas a saludarlas venados silvestres.

– Isabel es feliz con sus venaditos, y aunque a mí sí me preocupa que va a pasar con esta vida que estamos construyendo, decido no pensar en eso hasta que tenga una certeza de que podría irme. En esta parte del proceso, no, dice Claudia Escobar sobre su futuro y el de su familia.

La jueza Escobar recibe un subsidio ecónomico en Georgetown, como parte del programa, y además gana un sueldo por sus investigaciones y por dar clases en ese campus. En enero de 2017, le dieron un permiso para ausentarse por un máximo de 5 años de la judicatura, con la posibilidad de volver a los tribunales y continuar con la carrera judicial. Este permiso es sin goce de sueldo y se llama excedencia.

El escritor uruguayo Mario Benedetti escribió que el exilio es algo que otras personas deciden por uno, y que el desexilio, esa palabra inventada, es cuando uno o una toma la decisión de regresar.

De ser elegida por la Comisión de Postulación entre los 6 candidatos finalistas y por el presidente Jimmy Morales como Fiscal General, Claudia Escobar está dispuesta a dejar la vida de la academia en las mejores universidades del mundo y de un entorno de bosques con venados para su familia, para empezar su desexilio y el próximo capítulo de su carrera en la justicia de Guatemala.

Perfil 1/8: Acisclo Valladares Molina. El embajador que ansía ser fiscal tiene un hijo en problemas.

Perfil 3/8: Mayra Véliz: La heredera de Thelma para el MP tiene capacidad de trabajo y mala memoria

Perfil 4/8: Roberto Molina Barreto El magistrado que falló a favor de OPM se otorgó 17 diplomas desde su propia fundación 

Perfil 5/8: Tamara de León. La candidata favorita de la Fundación contra el Terrorismo dice que quiere a la CICIG

Correcciones hechas el 12 de marzo.
* Decía que Mirna Mejía no fue magistrada, pero sí lo fue en el período de 1999 a 2004.
** Decía @luchalibre, en lugar de @liberalucha.
*** Decía el nombre de los magistrados Marwin Herrera y Rosa Rivera que no fueron los que firmaron el amparo.
**** Decía que insultó al abogado Vernon González, pero solo fue una conversación desagradable.
***** Claudia Escobar solicitó aclarar la respuesta de su papá con relación a su renuncia y la denuncia penal.
****** Decía que el proceso duró 2 años pero duró más de 3.
******* Claudia Escobar solicitó una aclaración sobre el proceso de su esposo Eugenio Fernández y la Riviera.

Gladys Olmstead
/

Periodista. Aprendiendo de todos y de todo cada día. Amante de los perros y la lectura. Fueron la casualidad, la ilusión y la insistencia las que me trajeron a Nómada.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

17

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    julian Orteman /

    18/09/2018 9:02 AM

    Ayer me dio mucho gusto el ver en la entrevista que hizo Fernando del Rincon a esa Profesional en TODO EL SENTIDO DE LA PALABRA, personas como ella son las que sinceramente valen la pena. Algo me dice que la ONU le puede dar el aval para que ella sea comisionada de la CICIG, vamos Sr. Gutierrez....

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    julian Orteman /

    18/09/2018 8:55 AM

    Ella era la mas indicada para ser FISCAL DEL MP, ya el tiempo nos dio la razon por que el HIPOCRITA JUDAS del Jimmy designo a la sumiza y timorata DESCONSUELO PORRAS, querian a una persona manejable y su segundo golpe lo dieron al NO RENOVAR EL ACUERDO CON LA CICIG, asi de facil, EL QUE NADA DEBE NADA TEME, Y ESE PRESIDENCITO DE APETATE ES UN CORRUPTO ADULADOR DE MILITARES....

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Eduardo castillo /

    01/04/2018 10:26 AM

    Mal perfil, enviada por los enemigos del PP cargada de una grabadora para atacar a los enemigos de su familia dentro del ejercito, es hija de militares y familar de militares, Traja para el corrupto FUENTES DESTARAC quien usa a muchos abogados para que den la cara y el siempre con su cara de gordiflon matalas callando y de #yo no fuí#, es tan corrupto como su socio Alfonso Portillo con quien transo y recibio dienero y luego lo traiciono, al estimo Judas.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    ernesto garay /

    14/03/2018 9:09 AM

    esa es la gente que realmente el país necesita, intelectual en su campo. honesta, pero sobre todo incorruptible.



    LA CORRUPCIÓN NO ES NORMAL, entendamos de una buena vez, no es cultural aunque así lo crean algunos insensatos.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Doi Coj /

    13/03/2018 11:40 PM

    Es una lástima que los y las buenas guatemaltecas que pretenden conseguir meritocráticamente algún puesto no son reconocidas y que algunas, como la Licda. Escobar, tengan que pagar el precio del exilio.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Marlon Suarez /

    13/03/2018 8:00 AM

    Ella o el juez Miguel Angel Galvez pueden ser muy buena opción. Le tiemblan las patas al pacto de corruptos, verdad?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    EL PATRIARCADO /

    12/03/2018 9:51 PM

    Me parece un reportaje adulatorio hacia la jueza Escobar; Un lobby barato pagado por los grupos feministas, lgbts, etc, etc. Ojala asi sean de imparciales con los otros candidatos

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

      ernesto garay /

      14/03/2018 9:06 AM

      no creo que sea adulación de ningún tipo pero a los que de verdad son buenos, ay que promoverlos, esa es la gente que Guatemala necesita, gente intachable incorruptible.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Jose Marroquin /

    12/03/2018 6:05 PM

    Para empezar la narrativa, sin quererlo la señora periodista, nos conduce a un pasaje que suena a venganza por la muerte de su tio, y se las cobro. Pero por el otro lado, tienen razón los comentaristas, no hay que hacerce muchas ilusiones porque los pillos, seran los elegidos, que tienen la capacidad de "reinventarse". Como dije antes, esta de muestra un boton. Na da mas ni nada menos que la CICIG la veto para Magistrada y "reinventada" vende dictamenes en la propia CONTRALORIA GENERAL DE CUENTAS.... YA ADIVINO SE TRATA DE la abogada Lesbia Jackeline España Samayoa de Olivet más conocida como “Jaqueline España”. La nota dice: "INCERTIDUMBRE Y ANSIEDAD.
    La exregistradora y actual jefa del jurídico en la Contraloría de Cuentas, Jaqueline España, está muy preocupada, debido a que muchos de sus padrinos están de vacaciones obligadas en el Mariscal Zavala, entre ellos, Roberto López, conocido como el Rey del Tenis, para cuyas estructuras ha jugado un papel clave. España se siente desprotegida porque todos sus puestos en el sector público no los ha obtenido por competente, sino por cuello, contactos e influencia de sus padrinos.". La historia dice: La Cicig en el 2009 las señalara como no idóneas para tomar posesión del cargo. El entonces Comisionado Carlos Castresana consideró que la abogada Lesbia Jackeline España Samayoa de Olivet más conocida como “Jaqueline España”, no era idónea por haber sido contratista del Estado. El dirigente Roberto Alejos recuerda que, debido a estos señalamientos, los tres candidatos renunciaron al proceso y el Congreso volvió a elegir y les sustituyó por otros abogados. Por esa razón --los señalamientos de Cicig y su retiro de la lista de magistrados nombrados por el Congreso-. Según Castresana, estos magistrados fueron promovidos para ser electos por un "grupo paralelo" que controla supuestamente las Cortes del país. Hoy la abogada Jaqueline España actual jefa del jurídico en la Contraloría de Cuentas dirige el grupo paralelo en la Contraloría General de Cuentas.
    CONTRATISTA Jackelin España: La jurista Lesbia Jackeline España Samayoa de Olivet, quien obtuvo 45 puntos en la evaluación de la comisión de Postulación para magistrados de Corte Suprema de Justicia y que fue electa como magistrada por el Congreso de la Republica también fue señalada por el comisionado contra la impunidad, Carlos Castresana, quien entregó pruebas de los señalamientos:
    Entre los señalamientos hacía España sobresalta la queja No. 51-2001, de febrero del año 2001, en su contra ante la junta disciplinaria del Organismo Judicial, por haber recibido 200 mil quetzales para absolver, en un juicio por asesinato u homicidio en grado de tentativa y lesiones graves en el año 2000, al señor Edin Gilberto Morales Rossel; dicho proceso fue ventilado ante el tribunal Primero de Sentencia Penal, del departamento de Chiquimula, del cual la magistrada en mención era presidenta, el trámite de denuncia fue suspendido.
    Además, presentaron pruebas de las siguientes denuncias o quejas:
    Queja No. 439-2007 y queja No, 201-2007 en su contra ante la Junta Disciplinaria del Organismo Judicial por actuación judicial defectuosa.
    Queja No. 127-2007 en su contra ante la Junta Disciplinaria del Organismo Judicial sin conocerse el resultado de la misma. Expediente 152-09, oficio 2, denuncia administrativa en su contra por los delitos de incumplimiento de deberes y obstaculización de justicia, sin que a la fecha se conozca el resultado de la misma. Y DIGAME JUAN PUEBLO QUE SE HA INVESTIGADO, QUIEN LA HA INVESTIGADO Y MISTERIOSAMENTE NI LA PRENSA DIJO NADA Y YA VA A VENCER EL PERIODO DE SU JEFE MENCOS QUE DEBE ESTAR PAGANDO FACTURAS, FORCIVOLUNTARIAMENTE.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    José Esteban Reyna /

    12/03/2018 4:23 PM

    ¡No importa cómo nos doren la píldora!,
    la verdad es que nuestro presidente de la Corrupción,
    tendrá la última palabra en el nombramiento.
    El jimmy es inútil como presidente,
    pero no pendejo para nombrar a alguien
    que le ponga la soga en el cuello.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      ernesto garay /

      14/03/2018 9:11 AM

      tenes la trompa harta de razón, lamentablemente

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    frank lopez hurtarte /

    12/03/2018 2:57 PM

    .
    .
    .
    .
    LA
    MEJOR
    CARTA
    PARA EL MINISTERIO PÚBLICO
    .
    .
    ******* NI ACISCLO NI MOLINA BARRETO PARA EL MP *******
    .
    .
    .
    .

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones