Jimmy: “Lo mejor de la vida viene después de la presidencia” (y otras estampas cínicas de la Cumbre)

Terminó la Cumbre Iberoamericana que se celebró esta semana en Antigua Guatemala. Terminó con estampas cínicas, pocos destellos y dejando de lado las grandes crisis políticas de la región.

Entender la política Cumbre Iberoamericana Enrique Peña Nieto Jimmy Morales Juan Orlando Hernández

Jimmy Morales saluda junto a los jefes de las delegaciones —entre presidentes, vicepresidentas y cancilleres— al cierre de la Cumbre Iberoamericana 2018.

Fotos: Sandra Sebastián

Han pasado once años desde aquel momento célebre en que en medio de una Cumbre Iberoamericana, el entonces rey de España, Juan Carlos I, le gritó “¿Por qué no te callas?”, al difunto Hugo Chávez.

En política, once años son una eternidad. De esa cumbre y de la época en que la izquierda lideraba el continente, solo quedan el devenido en dictador, Daniel Ortega, y el boliviano Evo Morales.

Y el boliviano se quedó solo en esta cumbre realizada en Antigua Guatemala. Se quedó solo en su lucha ante Chile por una salida al mar. Se quedó solo porque Ortega canceló su viaje a última hora y el venezolano Nicolás Maduro, ni siquiera mostró interés alguno por la cumbre.

Sin los presidentes de los países que atraviesan las dos crisis políticas más grandes de la región, las tensiones desaparecieron de la cita que, a decir de la secretaria permanente del Sistema Iberoamericano, Rebeca Grynspan, es la que mayor asistencia de funcionarios de alto nivel ha tenido durante la última década.

Mucha asistencia aunque su impacto frente a los grandes problemas de la región parezca poco.

 

Evo Morales se quedó solo en una cumbre diseñada para intercambio de elogios entre Jimmy Morales y sus amigos.

Evo Morales se quedó solo en una cumbre diseñada para intercambio de elogios entre Jimmy Morales y sus amigos.

El cinismo del anfitrión

Los cancilleres cedieron su lugar a los presidentes y vicepresidentes. Y Sandra Jovel cedió su lugar a Jimmy Morales para que dirigiera la asamblea de este 16 de noviembre. El guatemalteco empezó titubeando, generando silencios tan incómodos en su lectura, que el presidente brasileño Michel Temer terminó aplaudiendo para acelerar el inicio.

—Gracias por su entusiasmo—, le respondió un Jimmy Morales sonriente que, luego de las palabras de bienvenida, empezó a enumerar los grandes logros de su gobierno.

Allí, en un foro internacional, Jimmy Morales llegó a vanagloriarse de que los maestros, durante dos años consecutivos, han cumplido con el mínimo de 182 días de ciclo escolar.

Llegó a exponer una certificación ISO que recibió la Secretaria Ejecutiva y otro ISO por sus políticas antisobornos. Lo expuso en el mismo foro en que el presidente panameño, Juan Carlos Varela, habló del impacto que tiene para la región la ampliación del Canal de Panamá.

En el mismo foro en que el presidente peruano, Marín Vizcaya, habló de la lucha de su gobierno contra la corrupción. Una lucha que implica reformas constitucionales, que se irán a consulta popular, para prohibir el financiamiento privado a los partidos, eliminar la posibilidad de reelección de los diputados y mejorar el mecanismo de elección de jueces y fiscales. Todo las reformas que los aliados del gobierno de Jimmy Morales no permitieron que se realizaran en Guatemala.

Jimmy Morales también resaltó, para estar en la línea de uno de los ejes de esta cumbre, que su gobierno tiene una ley, una política y una agenda de adaptación al cambio climático. El mismo presidente del gobierno que archivó las investigaciones en contra de empresarios agrícolas que desviaban ríos, aseguró que tiene el compromiso de aplicar la justicia a quienes ocasionan daños ambientales.

Pero Jimmy no fue el único.

 

Jimmy Morales en un momento del encuentro de empresarios.

Jimmy Morales en un momento del encuentro de empresarios.

Hablar de café para no hablar de migrantes

Si un aliado tiene Jimmy Morales en la región ese es Juan Orlando Hernández, el hondureño que repite en la presidencia gracias a un fraude electoral. Con él comparte la cruzada por atar de manos a las comisiones internacionales que los investigan por corrupción y un ataque frontal a la prensa independiente y a los líderes sociales.

El gran problema que ambos gobiernos tienen en común en este momento es el éxodo migratorio. Una caravana que puso en aprietos a los dos mandatarios frente al presidente Donald Trump que los amenazó con retirar la ayuda económica sino frenaban el éxodo.

Quizás por eso el hondureño Hernández prefirió concentrar su discurso en la importancia del comercio del café y apenas se refirió a sus migrantes para pedirle al gobierno de Estados Unidos que:

—Si tiene que hacer uso de la fuerza lo haga en respeto a sus derechos—, dijo.

Extraño sonó también el discurso del presidente brasileño Michel Temer quien habló de estar llevando a cabo una transición tranquila con el presidente electo Jair Bolsonaro. Lo dijo Temer, el mismo que impulsó el proceso de desafuero contra la expresidenta Dilma Rousseff para luego sustituirla en el cargo.

Más disonante fue el discurso de Enrique Peña Nieto, el aún presidente mexicano quien enarboló la importancia de los jóvenes en el futuro de Iberoamérica, cuando su gobierno no ha permitido que se esclarezca la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en 2014. También abogó por la protección de los migrantes pese a que México se ha convertido en un cementerio para los migrantes centroamericanos.

Jimmy Morales pidió un aplauso para Peña Nieto, por ser esta su última cumbre, como presidente. Luego Jimmy Morales, el mandatario mejor pagado de la región, le dijo riendo: “lo mejor de la vida viene después de la presidencia”.

Crónica del día 1Aunque Jimmy aleja a la prensa y las protestas, un hack le amarga la cumbre

Algunos destellos

Desde su creación la Comunidad Iberoamericana de Naciones ha sido un organismo en el que España juega un papel determinante, que fue a menos por la crisis económica pero que intenta retomar brillo en años recientes.

El actual presidente, Pedro Sánchez, quedó a deber para quienes esperaban que se pronunciara sobre la crisis en Nicaragua o los intentos de Jimmy Morales por sacar a la CICIG —que recibe financiamiento español—. No se pronunció al respecto, en cambio aprovechó para alertar sobre el avance de los “ultranacionalistas, los xenófobos y la construcción de muros… es bueno recordad a quienes minimizan la democracia, que es el único sistema que puede vencer al miedo”.

 

Jimmy Morales y Enrique Peña Nieto en un intercambio de palabras en el escenario principal del evento.

Jimmy Morales y Enrique Peña Nieto en un intercambio de palabras en el escenario principal del evento. El Rey y el jefe del Gobierno de España, a los costados.

El mandatario español también llamó a luchar en la región para acabar con la discriminación de la mujer y la brecha salarial de género. Junto con gobiernos como el de Costa Rica y Colombia, resaltaron la necesidad de generar gabinetes equitativos.

La vicepresidenta de Argentina, Gabriela Michetti, optó por destacar la presencia de más mujeres en este tipo de foros y destacó que sean los hombres quienes ya pongan sobre la mesa la necesidad de acabar con la desigualdad de oportunidades por razones de género.

Una línea similar siguió la vicepresidenta de Colombia, Marta Ramírez, quien hizo una propuesta que generó cruces de miradas entre los asistentes a la asamblea: la creación de una lista de empresas condenadas por actos de corrupción, para que sus dueños y socios queden excluidos de hacer negocios con los países del sistema.

Un poco de contexto: Bienvenidos a la Cumbre, Pedro Sánchez y AMLO, éste es el país que los espera

Las grandes crisis de Nicaragua, Venezuela y Guatemala, que se esperaba que fueran punto de discusión en esta cumbre, quedaron relegadas a un segundo plano. Solo los cancilleres de Cuba y Venezuela se solidarizaron con Nicaragua. Y solo el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, se animó a pedir el apoyo de la comunidad internacional para buscar una salida pacífica a las crisis de los países gobernados por Daniel Ortega y Nicolás Maduro.

Jimmy Morales tuvo dos días para recibir felicitaciones y agradecimientos diplomáticos pero como explican los analistas, esas felicitaciones no le solucionan nada. Sus problemas no están en la Cumbre, sino en la ONU. En Washington y no en Madrid.

Gabriel Woltke
/

Guatemala / Xibalbá 1988. Ingresó al seminario queriendo ser sacerdote, salió a estudiar literatura y luego hizo carrera como periodista. Avanza sobre el río. Desea ser escritor, corrector, carpintero, programador, diseñador, monje, mago, árbol, pájaro, ballena.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Juan parola /

    18/11/2018 4:00 PM

    Fué una sobervia PAYASADA

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones