La candidata de un doctorado y cinco maestrías es discípula de un acusado por la CICIG

Si el punteo fuera el único elemento decisivo, Ilse Álvarez tendría ya un pie en la jefatura del Ministerio Público. Un doctorado y cinco maestrías le aseguran una ventaja sobre otros candidatos. La explicación de la tabla de gradación con tanto peso en los títulos académicos, independientemente de su calidad, ocurre porque 12 de los 15 comisionados de postulación son decanos de universidades, que varían entre unas con décadas de existencia y otras con meses apenas. En contraste, la carrera de Ilse Álvarez como abogada litigante es casi desconocida y su paso por la administración pública fue fugaz. Además, cuenta con otros dos personajes cuestionables en su curriculum.

Entender la política Fiscal 2018 P147

Ilse Alvarez de Espada, en su oficina.

Foto: Carlos Sebastián

Su oficina es pequeña pero cuidada al detalle, con paredes de madera y un orden absoluto en los libros. Hay ul retrato de un familiar al lado izquierdo, una imagen de la Virgen del Rosario al lado derecho y un frasco con suficientes Hershey’s Kisses sobre el escritorio.

“Bienvenidos a mi changarro”, dice bromeando. Ilse Álvarez Ortiz tiene 48 años y se graduó como abogada en 1995. Es más joven que otros candidatos en la contienda. Sin embargo ninguno la alcanza en títulos académicos.

Tiene maestrías en Derecho Penal (San Carlos, 2006), Ciencias Criminológicas (Mariano Gálvez, 2006), Seguridad Pública (Galileo, 2007), Derecho Económico (Landívar, 2007) y Ciencias Políticas (Mariano Gálvez, 2012); además de un doctorado en Ciencias Criminológicas (Mariano Gálvez, 2011). Hubo dos años, 2006 y 2007, en el que parece haber vivido de día y de noche. Mientras era viceministra de Gobernación obtuvo cuatro maestrías, una por semestre, cuando las maestrías más prestigiosas del mundo necesitan de dos años y dedicación completa. Además, desde 1997 ha sido catedrática en varias ocasiones en las universidades Rafael Landívar, Mariano Gálvez y Mesoamericana.

 

Ilse Alvarez, en su oficina.

Orgullosa de lo que ha logrado, comenta:

– A mí me llamaba la atención el campo penal y, para ser sincera, también escogí la carrera porque yo necesitaba trabajar para pagarme la Universidad. Estaba becada así que tenía que mantener mi promedio. Me iba a trabajar de ocho a cinco, luego a la universidad y a las diez empezaba a hacer tareas.

En experiencia en gestión pública su candidatura se encuentra en desventaja. Se limita a un puesto como Viceministra de Gobernación durante el gobierno de Oscar Berger (2004-2007) y dos asesorías en el Ministerio de Salud y en el Ministerio de Economía durante el gobierno de la UNE. Tampoco destaca como litigante en casos de alto impacto.

El viceministerio y sus compañeros

En el año 2003, Guatemala había sido descertificada por Estados Unidos por su falta de resultados contra el narcotráfico. Y entre las metas que Washington exigía a Guatemala estaba un Reglamento de precursores y sustancis químicas. Ahí fue el primer contacto de Ilse Álvarez con el tema de seguridad pública, en esa elaboración.

Aquella experiencia le abrió las puertas del Ministerio de Gobernación ya en época de Oscar Berger. Afirma que “no durmió un par de noches” cuando el entonces ministro, Carlos Vielmann, le ofreció liderar el nuevo viceministerio de Apoyo al Sector Justicia.

Su tarea era coordinar políticas públicas con otros actores claves. Señala como logros del Ministerio la creación de la Ley del Régimen del Sistema Penitenciario y la Ley contra la Delincuencia Organizada, que permitió la creación de métodos especiales de investigación, como las escuchas telefónicas y la colaboración eficaz, que han sido determinantes en los grandes casos de corrupción y de violencia.

Ese mismo ministerio también se vio opacado por casos de ejecuciones extrajudiciales de pandilleros, policías e incluso de tres diputados salvadoreños al Parlamento Centroamericano y su chofer, por los que fueron investigados los altos mandos de esa administración. Ilse Álvarez se limita a responder:

– De don Carlos Vielman, de Erwin Sperissen (director de la PNC) de Javier Figueroa (subdirector de la PNC), ni del señor (Víctor) Rivera, que en paz descanse, ni de Mari Ro su asistente… Inclusive allí trabajaba el que es ahora diputado, (Armando) Melgar Padilla… De ellos jamás tuve una queja ni un comentario. También llegó a trabajar con nosotros (Alejandro) Giammattei cuando hubo una fuga en una cárcel.

En uno de los casos que involucraron a dicha administración, la toma de la cárcel de Pavón en 2006, un juzgado de España reconoció las evidencias de que hubo asesinatos extrajudiciales pero dejó en libertad al ex ministro Vielman tras considerar que no era posible probar que él los había ordenado.

Ilse Álvarez trabajó en el Ministerio de Gobernación hasta abril de 2007, un mes después lo que ella llama “el inconveniente del ministro Vielmann”. Es decir, después que el Congreso le diera el voto de falta de confianza por las sospechas de que su equipo sabía o había participado en el asesinato de los cuatro diputados salvadoreños al Parlacen y el posterior asesinato, en la cárcel de El Boquerón, de los cuatro agentes de la PNC que habían amenazado con denunciar a los autores intelectuales.

Su doctorado y el general

Todos sus papeles están en orden y cuatro de sus tesis están en línea. Sin embargo en sus títulos hay dos nombres que rápidamente llaman la atención. El título de su maestría en Seguridad Pública por la Universidad Galileo está firmado por Jorge Retolaza, secretario general de la universidad, y por Ricardo Bustamante, entonces director del Instituto de Estudios de Seguridad de dicha casa de estudios.

Ricardo Bustamante es un militar formado en los años setenta, fue jefe del Estado Mayor de la Defensa en el gobierno de Óscar Berger y cuatro años más tarde llegó a ser el mandamás de los servicios de inteligencia con Otto Pérez Molina y después con Jimmy Morales. Su título con Pérez Molina fue secretario de Inteligencia Estratégica, pero tuvo tiempo para crear un polémico doctorado en Seguridad Pública en la Universidad de San Carlos, dirigido a ministros, jueces, diputados y futuros personajes influyentes de la política nacional. Ese doctorado era cuestionado por la falta de un pensum de estudios adecuado y por ser utilizado para profesionalizar a futuros políticos afines al mando militar. En 2015 el doctorado quedó en un impase porque no cumplía con todos los requisitos, sobre todo de pensum y de profesores, que exigía la USAC. Entre los alumnos de ese doctorado estuvieron el presidente Jimmy Morales, la canciller Sandra Jovel o el excanciller Carlos Raúl Morales.

Al ser cuestionada sobre aquella maestría responde:

– La hizo el general Bustamante, yo estaba en ese tiempo en el Viceministerio del Sector Justicia, se abrió un campo para estudiar en postgrado y a mí me dieron la oportunidad de sacar los cursos. Todos los temas que él ha manejado y especialmente desde la vista de que él es militar, le da un buen componente.

Álvarez sale en defensa del curso:

– Nunca hay que menospreciar lo que se puede aprender, hasta aprender a doblar sábanas puede ser importante. Yo entiendo que critiquen estos posgrados porque a las personas no les gusta quien los coordina o quien da el curso. Lo importante es que uno le pueda sacar provecho.

El ministerio, las asesorías y el doctor Espada

Ilse Álvarez Ortiz siempre utiliza su apellido de casada. Incluso en su correo electrónico el apellido del doctor Rafael Espada ocupa más espacio que su propio nombre. Se casaron en 2011 cuando él era vicepresidente y ella era asesora en el Departamento de Regulación y Productos Farmacéuticos del Ministerio de Salud.

Esas relaciones laborales y sentimentales ya la contrajeron su primera tacha por el posible conflicto de intereses. El MP y la CICIG están investigando las compras amañadas de proveedores farmacéuticos liderados por el secretario privado de la Presidencia de Colom, Gustavo Alejos.

Ella afirma que no existía tal conflicto de intereses porque la respaldan más de 18 años de experiencia en temas de regulación farmacéutica. Tras su salida del Ministerio de Salud, lleva diez años asesorando al Colegio y a la Asociación de Químicos y Farmacéuticos.

En su labor como abogada litigante, no figuran casos de alto impacto, en cambio sí tiene experiencia en temas mercantiles y en representación de empresas farmacéuticas. Comenta que, aunque no gana mucho dinero en casos pequeños, sí le dejan mucha satisfacción casos como disputas por pensiones alimenticias.

Puede destacarse la defensa que hizo de su esposo Rafael Espada en un recurso que presentó ante la Corte de Constitucionalidad en 2015 donde el exvicepresidente argumentaba que no podía ser investigado por su inmunidad como diputado al Parlamento Centroamericano.

Ilse Álvarez explica que el caso estaba relacionado con una demanda hecha contra los ex gobernantes Álvaro Colom y Rafael Espada por personas que exigían una indemnización ya que sus familiares habían sido víctimas de los experimentos que el gobierno de Estados Unidos hizo en Guatemala durante los años cuarenta para dar con una cura para la sífilis. Si el exvicepresidente llegara a estar involucrado en otra investigación, Ilse Álvarez dice que puede garantizar la total independencia.

Su equipo y otra vez Carlos Vielmann

Ilse Álvarez afirma que no está sola en su carrera por la jefatura del Ministerio Público. Según comenta, muchos abogados la respaldaron y ella les dejó en claro que ese respaldo tenía que traducirse en algo concreto. Si ganaba la elección, los necesitaban como parte de su equipo de trabajo.

Ha sido quizás la única candidata en poner sobre la mesa los nombres en quien confía. Su equipo estaría conformado por las académicas Claudia Sánchez y Mayra José Ortiz. También por el expresidente del Tribunal Supremo Electoral, Ángel Figueroa; y por los expresidentes de la Corte Suprema de Justicia: Gabriel Medrano y Luis Arturo Archila.

Su mano derecha es el abogado Arturo Herrador, ex diputado y miembro del consejo político de la Unidad Nacional de la Esperanza y ex Registrador Mercantil durante el mismo tiempo en que Ilse Álvarez asesoró a dicha institución.

Ilse Álvarez enfoca su plan de trabajo en el fortalecimiento de cinco áreas: el programa de protección a testigos, extinción de dominio, seguridad registral, atención a las mujeres y menores víctimas de violencia y la cooperación interinstitucional.

– A una de mujer le toca cocinar con lo que tiene en la refrigeradora, responde al ser cuestionada sobre la permanencia o no de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Se le preguntó que ahondara, pues parecía un lamento. Continuó:

– Es un acuerdo contraído por el Organismo Ejecutivo y sólo al Ejecutivo le corresponde decidir si pide o no la renovación del mandato.

No pierde la oportunidad para volver a hablar del ex ministro de Gobernación:

– Curiosamente fue don Carlos Vielmann quien viajó junto con el vicepresidente Eduardo Stein a Naciones Unidas para pedir que autorizaran la CICIG. Él fue el promotor de la institución, él la creo, él la formó, él quería que la Comisión le apoyara para desbaratar la delincuencia organizada porque no podía solito.

Y fue a Carlos Vielmann a quien la CICIG acusó de haber liderado o permitido una estructura de asesinatos dentro del Ministerio de Gobernación.

Cabe recordar que, al igual que sucede actualmente con los grupos afectados por la lucha contra la corrupción, el círculo de Carlos Vielman acusó en su momento a CICIG de extralimitarse en sus funciones y de que todos los señalamientos en su contra eran un show mediático.

Luego de contar su versión de la creación de CICIG, Ilse Álvarez retoma la pregunta:

– Mientras Iván Velásquez esté en el país tenemos que aprovecharlo.

Gabriel Woltke
/

Guatemala / Xibalbá 1988. Ingresó al seminario queriendo ser sacerdote, salió a estudiar literatura y luego hizo carrera como periodista. Avanza sobre el río. Desea ser escritor, corrector, carpintero, programador, diseñador, monje, mago, árbol, pájaro, ballena.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

11

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Jose Marroquin /

    01/04/2018 9:52 AM

    No es recomendable que la cuñada del ASESINO CARLOS VIELMAN sea la Fiscal, ya que significa TOTAL IMPUNIDAD. No hay que buscar mas!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    carlos lopez /

    20/03/2018 2:39 PM

    a como se ven las cosas debemos estar preparados a tomar las calles porque contra fuego cruzado los corruptos están dispuestos a poner a alguien de su confianza, no les importa la opinion del pueblo solo les importa su pellejo sino lo creen vean lo que a ocurrido con arzu contra las evidencias se a escabullido de la justicia es una prueba que el sector justicia aun responde a los intereses sectarios y hay malos guatemaltecos que " son judas a morir " yo personalmente creo que la única via es que desde el mismo día que salgan los candidatos debemos presionar con marchas a que el payaso no tenga opción de resguardarse y solo hasta el final soltamos las calles y el congreso.
    Dr Carlos Lopez

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Julian orteman /

    20/03/2018 11:31 AM

    Su gran curriculum, lo ha hecho a pura maestria de corn flakes nada mas. 6 meses para obtenerlas se me hace como que un record a nivel mundial, al menos en eso si sobresale Guatebalas, en sacar masters por docena, listos para hueviar a millones. En cuanto al mejor candidato o candidata, La Licda. Escobar en sin duda alguna la mas apda para un puesto de esos, donde no se tienen que dejar mangonear de nadie, ya lo demostro y si no que lo diga Don Gudy Rivera en la guandoca por 12 añitos. esa señora Alvarez fue la que le autoreseto las pastillitas azules al ex presidente Espada cuando andaban de noviecitos y lo queria tener dandole duro como patojo de 25 años y al pobre viejo ya no le daba satisfaccion total..

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Enrique Duarte /

    20/03/2018 7:11 AM

    El asesinato de los cuatro agentes de la PNC despuès de la muerte de los Diputados salvadoreños fue en El Boqueròn, no en El Infiernito.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Rosa /

    19/03/2018 10:11 PM

    Bueno es la esposa de el ex Vice presidente!

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Opinión libre /

    19/03/2018 8:20 PM

    Habla con tanta reverencia de Carlos Vielman xq es su cuñado.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    ciudadano /

    19/03/2018 8:11 PM

    con la cantidad de maestrias que tiene, mejor debería de ingresar a RECORD GUINES ....quizas allí SI la elijan. ¿??¿¿¡¡ porque quien quita; que no sea una ESPADA de doble filo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Manuel de Jesús Martínez /

    19/03/2018 2:17 PM

    Esas maestrías poporoperas, no equivalen ni a un bachillerato. Los miembros de la comisión, deberían de determinar, se llenan los parámetros internacionales. Harvard, debería ser la base.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Ronny Cifuentes /

    19/03/2018 12:55 PM

    La mayoría de los candidatos tiene un pasado difícil de superar para ser Fiscal General y Jefe del Ministerio Público, son dos o tres que demuestran probidad e idoneidad, esperamos que quien quede sea para beneficio de la población y se siga la batalla contra la corrupción e impunidad.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    G.M /

    19/03/2018 12:28 PM

    ....la mejor candidata sigue siendo en mi opinión Claudia Escobar...ni una sola tacha y sobretodo arriesgo todo al denunciar las presiones por parte de Gudy Rivera -ahora en la carcel-. Mis respetos para Claudia Escobar, veremos como es la entrevista al juez Galvez...

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      Soledad Espada /

      19/03/2018 3:18 PM

      totalmente de acuerdo

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones