Los mini-cambios de la mini-presidencia de Arzú Jr.

La presidencia parlamentaria de Álvaro Arzú Escobar duró 10 días hábiles. Fue anulada por la Corte de Constitucionalidad porque 4 de sus 9 integrantes eran tránsfugas, pero una de éstas se cambió de partido después de que la ley prohibiera que los trásfugas pudieran ser parte de la Junta Directiva. Diez días hábiles para un novato en el mundo laboral –que nunca trabajó antes–, con la alianza más cuestionada de la historia –con niveles de popularidad del 4%– no eran alentadores para esperar cambios profundos. Aquí los resumimos.

Actualidad Entender la política P258

Alvaro Arzú Escobar y Felipe Alejos, presidente y vicepresidente del Congreso en enero de 2018.

Foto: Carlos Sebastián

1. Cambio de salón

Las reuniones de jefes de bloque pasaron de celebrarse en el histórico Salón del Pueblo, con murales de los períodos históricos del país, al insípido salón de Casa Larrazábal, un poco más espacioso.

Fue la primera medida de Álvaro Arzú Escobar, de 32 años, hijo del expresidente y alcalde Álvaro Arzú Irigoyen, septuagenario.

2. Más lejos de la prensa

Si sus antecesores habían prohibido que los periodistas abordaran a los diputados en el espacio al salir del hemiciclo, Arzú Escobar intentó alejarlos todavía más. Se rehusó a responder preguntas en los pasillos parlamentarios para que sólo pudieran ser desde el palco de prensa. Y sólo cuando él quisiera; lo normal era que las ignorara. A Nómada le negó una entrevista, solicitada en varias ocasiones en persona y por medio de redes sociales. Además, Arzú Escobar quiso que sólo los fotógrafos oficiales pudieran tomar las fotos dentro del hemiciclo para las juramentaciones, cuestión que siempre han hecho todos los fotoperiodistas.

3. Carnets especiales para cada reportero

Por ser una institución pública, todos los periodistas han podido entrar al Congreso con carnet de prensa. Arzú Jr. dispuso que ya no sería suficiente y que cada medio tendría que tener a un reportero para poder ingresar al palco de prensa. Así podría tener control de quién entra al palco y con qué motivos.

– La idea básica es poder tener un control de quiénes vienen para conocerlos y en el caso de que hubiera comida poder darles. Además, así, garantizamos que no entra cualquiera con un carnet de un medio cualquiera, dijeron los de personal del Congreso.

(¿Similar a la política anti-transparencia de la Muni?)

Estas mini-medidas parecían inspiradas en la política anti-transparencia de la Municipalidad de la Ciudad de Guatemala, en donde por ejemplo se filma a los periodistas y ciudadanos que hacen solicitudes de acceso a información pública.

4. Amenazas de cooptar el Estado

En sus diez días hábiles avanzó la propuesta de reformas electorales para dificultar más la competencia electoral de partidos nuevos. Hubo cabildeos para lograr 105 votos (de 158) para revertir la elección por el Procurador de Derechos Humanos, Jordán Rodas, quien ha sido independiente del presidente Jimmy Morales y del Congreso. Finalmente, había empezado cabildeos para lograr 105 votos para anular la validación del convenio entre Guatemala y la ONU que creó la CICIG en 2017.

5. Cambio en el discurso, hacia la confrontación

El último punto por el que se recordará la mini-presidencia de Arzú Jr. será su combativo discurso de toma de posesión, el 14 de enero.

Fue electo en una Junta Directiva conformada por los vicepresidentes Felipe Alejos (Todos, antejuiciado por traficar influencias para fraudes fiscales), Javier Hernández Ovalle (FCN, autor del Pacto de Corruptos) y Alejandra Carrillo (alfil de Roxana Baldetti, tránsfuga del PP al MR), y los secretarios Estuardo Galdámez (alfil de Pérez Molina, tránsfuga del PP al FNC), Karla Martínez (de Líder, ahora AC), Juan Ramón Lau (Todos, del oscuro sindicato de trabajadores del Organismo Judicial), Jaime Lucero (UCN) y Elsa Cú (Líder, ahora MR). Todos con la venia del presidente Jimmy Morales y el alcalde Álvaro Arzú.

Arzú Escobar conminó a los diputados que lo eligieron a dejar de sentirse “intimidados, dar justificaciones, pedir disculpas o ser dóciles objetivos de calumnias”. A sentirse “indignados, intolerantes, con la autoridad de la moral”. “A infundir determinación y confianza”. “No vamos a aceptar que decidan por nosotros”. “Aquí se juega el futuro”. “Las obligaciones son de orden moral y son más importantes que los derechos”.

Su aliado Jimmy Morales, dijo ese 14 de enero que él es el mayor luchador contra la corrupción y, como Arzú, dijo estar “cansado de lo políticamente correcto”. E invitó a los diputados a no dejarse gobernar por “presiones mediáticas”.

¿Ahora qué va a pasar?

La Corte de Constitucionalidad decidió por unanimidad acabar con la presidencia de Arzú Escobar –aunque la magistrada Dina Ochoa dijo que estaba de acuerdo en general pero que creí que sólo debía repetirse la elección de la tercera vicepresidenta–.

Y la Corte les ha dejado escrito el camino a los diputados: tienen 8 días para elegir una Junta Directiva para el período 2018-2019. La actual, e ilegal, está facultada únicamente para convocar a la nueva elección. Para garantizar una certeza y seguridad jurídica, todos los actos realizados por la directiva actual quedarán firmes.

De momento, los diputados más antiguos del Congreso, Nineth Montenegro (EG), Mario Taracena (UNE), Oliverio García Rodas (independiente) e Iván Arévalo (MR) serán quienes dirijan al Congreso hasta que se logren los acuerdos para una nueva Junta Directiva.

Si bien la alianza que se conoce como Pacto de Corruptos ha logrado reunir una mayoría simple en varias ocasiones (Arzú Jr. fue electo con 92 votos de los 80 que necesitaba), el problema al que se enfrenta son los balances de poder y los resentimientos dentro de las bancadas.

En diciembre, por ejemplo, esos resentimientos impidieron un acuerdo para elegir a Arzú Jr.

Lea: Los 15 rebeldes que impidieron que el Pacto tuviera presidente

Alejandra Carrillo, tránsfuga del MR al PP, fue electa por los 14 votos de MR que aseguraba.

Felipe Alejos, mandamás del partido Todos, que aportó otros 14 votos, tendrá un camino más difícil para convencer a sus aliados de volverlo a elegir por tercer año consecutivo. Tiene una demanda para que se le retire la inmunidad por parte del MP y la CICIG por su participación en el caso Traficantes de Influencias en la SAT. El problema es que si le quitan la inmunidad y lo meten a la cárcel, tendría que elegirse a un nuevo vicepresidente en un nuevo balance de poder*.

 

Alejos se sumó al discurso de la Fundaterror y acusó a la CICIG y al MP de ser parte de un ‘Pacto de Terroristas’. Distribuyó su video acusatorio por medio de los canales del monopolio de Ángel González, acusado de financiar ilegalmente al Partido Patriota.

Los diputados Carrillo y Alejos aportaban 28 votos de los 92. Quedará por ver si otras figuras de sus MR y Todos pueden aportar al menos 16 votos.

Hay otro factor importante. Ahora serán los 4 diputados más antiguos, cuyos partidos suman solo 55 votos pero tienen experiencia, quienes manejarán los ritmos de la votación.

 

Lea también: El asesinato más peligroso para el MP, por Martín Rodríguez

 

* Esta frase fue corregida a las 13:20 del 30/1/18. Originalmente se había publicado que se tendría que repetir toda la elección de Junta Directiva, pero la ley establece que si un diputado es separado, se elige solo a su sustituto. La diferencia con el caso de la Junta Directiva de Arzú Escobar fue que la planilla se eligió con una ilegalidad. 

Nómada
/

En Nómada creemos en el futuro. Por eso hacemos periodismo de vanguardia. Buscamos la verdad. Con transparencia. Procurando la justicia.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

3

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Carlos Castañeda /

    30/01/2018 3:31 PM

    El punto 3 me parece que esta perdido en la nube. Por supuesto que la prensa tiene que ser ordenada y tener corresponsales especificos en cada ubicacion y para manejar a cada tema oficial. Todos los paises del mundo desarrollado lo manejan igual.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Carlos León /

    30/01/2018 3:30 PM

    Más que un medio periodístico, ahora parece un blog personal. Es sólo una crítica de forma, no de fondo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Liliana Velasquez /

    30/01/2018 11:56 AM

    Convecida una vez, las tortillas se voltean, y nada es para siempre. La prepotencia, lo abusivo , lo altivo y lo ignorante, de un minuto le dio el platanazo al bebé Arzú...ahora, rey Arzú (alcalde y presidente), con diarrea... Jimmy, borracho.!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones