Fuentes Knight fue un egoísta y me da vergüenza

Es extraño este momento. Por una parte estoy feliz de que se juzgue a los corruptos de la izquierda socialdemócrata para demostrar que la lucha contra la corrupción y la impunidad no es ideológica como decía la propaganda, pero por otra parte me duele ver a tantos amigos tristes porque se les derrumbó un ídolo, un prócer de la democracia, Juan Alberto Fuentes Knight.

La corrupción no es normal Opinión P258
Esta es una opinión

Fuentes Knight, en el momento de ser capturado, el 13 de febrero de 2018.

Foto: Carlos Sebastián

Probablemente sin darse cuenta, la CICIG y el MP tuvieron dos efectos con la investigación del Transurbano.

El primer efecto fue que acabaron con la desconfianza de los conservadores anti-CICIG.

Como persona que me he dedicado al periodismo de investigación durante los últimos 15 años, sé lo difícil que es rastrear el dinero de la corrupción y comprendo perfectamente que el MP y la CICIG se tardaran tanto en esta investigación contra Colom, Fuentes Knight y la UNE –tuvieron que pasar por colaboraciones financieras con Brasil, Reino Unido, Malta e Islas Vírgenes–. Pero los demás ciudadanos no tienen que saber por qué toma tanto tiempo y era casi comprensible que desconfiaran porque según ellos se perseguía sólo a los tatascanes del PP y FCN.

El segundo efecto que lograron el MP y la CICIG es la empatía. Ahora sí los progres que están tristes por la captura de Fuentes Knight saben que eran poco empáticos al decir a los conservadores: ‘dejen de quejarse y apoyen la lucha contra la corrupción y la impunidad’. Hacer de tripas corazón en el bando contrario es fácil. Hacerlo en el propio, duele.

No sé si los conservadores y el resto de los ciudadanos magnifican el tsunami que este caso representa para los progresistas, pero Fuentes Knight era uno de los guatemaltecos más respetados para la visión del mundo que propugna la solidaridad con los más débiles.

Fuentes Knight es hijo de un prócer de la democracia guatemalteca del siglo XX. De un mártir. Alberto Fuentes Mohr fue ministro de Finanzas y Canciller de un gobierno moderado entre 1966 y 1970. Tras un exilio empezó a fundar el Partido Socialdemócrata (PSD) y fue candidato vicepresidencial de la oposición en 1974. En 1979 fue asesinado por la extrema derecha.

Fuentes Knight, su hijo, tres décadas después, en 2006, después de estudiar en prestigiosas universidades, fundó el que se convertiría en uno de los think tank (centros de investigación académica aplicada) más sólidos y prestigiosos de Centroamérica, el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI).

Después intentó con Nineth Montenegro apoyar un partido de centroizquierda independiente, Encuentro por Guatemala, pero la cambió por una opción política con opciones reales de llegar al poder.

En 2008, Fuentes Knight se sumó a presidente Álvaro Colom –sobrino de otro prócer y mártir, el exalcalde socialdemócrata Manuel Colom Argueta, asesinado por la extrema derecha en 1979– y siguió la estafeta de su padre al ser Ministro de Finanzas. Intentó por todas las vías una reforma fiscal integral, pero después de dos años renunció ante la indecisión de Álvaro Colom.

En su libro, estupendo, Fuentes Knight nos contó a los ciudadanos las intimidades del poder y señaló algunos abusos y corrupciones que presenció como ministro.

Continuó su carrera. Llegó a ser presidente honorario de Oxfam Internacional y fue uno de los co-fundadores del partido en formación Movimiento Semilla. Soy testigo que en Semilla hay gente valiosísima, espectacular, incorruptible. Voy a mencionar a tres: El sociólogo Edelberto Torres Rivas, el veinteañero y secretario general Samuel Pérez Álvarez y la exministra Lucrecia Hernández Mack.

Pero bueno, lo que no le contó Fuentes Knight a los ciudadanos, y lo que los progresistas decidieron (decidimos) ignorar, ver hacia otro lado, fueron los proyectos corruptos, corruptísimos, que si no fueron fraguados por él, sí se convirtieron en productos institucionales, técnicos, legales, con su cerebro y firma.

Uno de ellos –¡gracias CICIG y MP por quitar esa venda de los ojos, ese olvido de las memorias!– fue el Transurbano.

35 millones de dólares, 270 millones de quetzales, entregados, ‘técnicamente’, ‘legalmente’, ‘institucionalmente’, ‘en nombre de los pobres’, ‘en nombre de reducir la violencia’, ‘en nombre de una deuda histórica’, ‘de la socialdemocracia’,‘de la reeleción’, de una mierda, entregados a los corruptos.

270 millones. ¿Cuántas vidas no se podrían haber salvado de desnutrición? ¿Cuántas becas? ¿Cuántos apoyos productivos? ¿Cuántos votos menos no hubiera tenido Álvaro Arzú? ¿Sandra Torres? ¿El PP? ¿Baldizón? ¿Los Alejos en su partiducho Todos? ¿Cuántos millones no se hubieran distribuido mejor desde un Congreso menos clientelar? ¿Cuántos impuestos más no se hubieran cobrado por diputados independientes en reformas fiscales?

Si Fuentes Knight no se quedó con un centavo del Transurbano me tiene sin cuidado. La CICIG y el MP son maravillosos porque nos ponen espejos. Y nos presentaron evidencias contundentes para recordar que le entregó 270 millones a los ladrones. Pues, él no se robó el banco, sólo diseñó la llave, abrió la caja fuerte y se la dio a los rateros. ¡Pero eran Robin Hood! ¡No! Eran Baldizón, Alejos, Torres, Arzú, Baldetti, Pérez Molina y toda la banda.

¿Eso convierte al ICEFI, Oxfam y Semilla en ladrones? No. ¿Que haya empresarios ladrones convierte a todos los empresarios en ladrones? No. ¿Eso hace que la CICIG sea ahora anti-izquierda? No. ¿Era la CICIG anti-derecha antes? No.

Los conservadores han tenido dos años desde junio de 2016 (cuando la CICIG y el MP nos mostraron el caso Cooptación del Estado) para espabilar y darse cuenta que muchos de sus líderes eran unos corruptos con piel de oveja.

La mayoría de la élite conservadora decidió ser hipócrita y decir que no eran corruptos sino que la CICIG era comunista. Por Dios. Muchos de sus líderes eran corruptos con piel de oveja.

Este febrero de 2018 es una oportunidad para los progresistas de darse cuenta que algunos de sus líderes fueron unos corruptos con piel de oveja.

Hace dos años escribí un post diciendo (por instinto, sin las pruebas que ahora tenemos) que los dos grandes responsables de tocar fondo en Guatemala con la corrupción fueron no los burdos PP-Líder, sino los que usaron a la corrupción como medio para su fines, ‘por los pobres’ o ‘por la gobernabilidad’: la UNE y el CACIF.

A mí, como periodista, feminista, empresario progre que soy, me toca más mi corazón hacer cosas ‘por los pobres’ que hacer cosas ‘por la gobernabilidad’. Pero muchos políticos y los empresarios-políticos creen que esas ‘misiones’ pro-pobres o pro-gobernabilidad justifican cualquier cosa.

Y no. El caso de Transurbano es maravilloso porque nos ayuda a recordar que el fin no justifica los medios y que tenemos que ser escépticos de todos los líderes. Sean empresarios de corbata o académicos sin corbata.

Porque incluso los líderes que más han aportado –en creación de empleos como algunos conservadores, o en creación de instituciones como progresistas como Fuentes Knight–, pueden muy egoístas.

Fuentes Knight sabía hace meses que la CICIG y el MP estaban investigando el caso del Transurbano y sabía que él mismo había elaborado el acuerdo gubernativo que le dio vida a un proyecto tan corrupto. En el fondo de sus pensamiento sabía que había una mínima posibilidad de que sus colaboraciones no fueran suficientes y lo capturaran. ¿Por qué entonces no renunció desde hace tiempo a las presidencias del Icefi y Oxfam y al comité que estaba formando Semilla para no hacerles tanto daño en el caso de que lo capturaran?

Por egoísta.

Pero los egoístas son responsables de sus decisiones y del pasado del país. Del presente y del futuro son responsables los herederos.

Desde la indignación y desde la empatía, les envío muchos ánimos a mis amigos conservadores y a mis amigos progresistas que heredaron instituciones y tienen que reconstruirlas. Sus instituciones públicas, privadas o de las sociedad civil tienen muchísimo que aportar. De eso se trata la Guatemala post-2015 contra la corrupción y la impunidad. La Guatemala por la que todos clamábamos hace tiempo. Una Guatemala en la que aprendamos del pasado, lo juzguemos, lo sancionemos acorde a la gravedad de los hechos y lo reconstruyamos.

Un país para todos, más ético, en el que el fin no justifica los medios.

Florecerás, Guatemala.

Martín Rodríguez Pellecer
/

Es el director y CEO de Nómada. Es guatemalteco, perseverante y alegre. Empezó en el periodismo en 2001 en cartas de lectores. En 2011 fundó Plaza Pública para la URL, y en 2014, Nómada. Estudió una licenciatura en la UFM y una maestría en Estudios Latinoamericanos en la UAM. Fue finalista del premio FNPI en 2013 y 2017. Ganó el premio nacional de periodismo en 2004 y 2017. Es políglota y feminista. @Revolufashion


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

80

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Miguel Angel Hurtado /

    23/02/2018 8:17 PM

    Del árbol caído todos hacen leña. No se debe humillar a una persona, que por errores equivocaciones, Etc. este metida en tan difícil situación todos nos equivocamos, todos cometemos errores, es grave el problema es grave, no por eso me voy a alegrar por lo que esta pasando X o Y persona mucho menos usar mi tiempo para escribir un articulo, donde se le denigra y se le acusa, sin respetar su derecho Constitucional que dice nadie es culpable hasta no ser oído y vencido en Juicio, termino con la Regla de oro trata a tu prójimo como quieras que a ti te traten, el tratar de lucirse como un buen Escritor y Periodista, no le da derecho a acusar y juzgar a las personas violando los derechos que la Ley les otorga.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Guillermo Maldonado C. /

    22/02/2018 7:10 PM

    La Constitución establece que todos los actos de la administración son públicos, la garantía entre otros aspectos está limitada en el caso de las personas detenidas, teniendo como fundamento el principio Constitucional de presunción de inocencia, pues toda persona desde el momento que se le imputa un hecho reñido con la ley, es inocente hasta que se pruebe lo contrario. Cabe destacar respecto de esta nota, que el principio aludido entraña la no presentación ante los medios de comunicación, de las personas que no haya sido indagada previamente por Juez competente, ello en razón de dos postulados, por un lado es manifestación de respeto a la dignidad humana y, por otro, como manifestación de una verdadera aplicación legitima del poder penal del Estado. A este respecto la norma trece constitucional, último párrafo, prescribe: Las autoridades policiales no podrán presentar de oficio, ante los medios de comunicación social, a ninguna persona que previamente no haya sido indagada por tribunal competente. Los medios de comunicación deberían respetar esta limitación y las autoridades policiales deberían velar porque los medios respeten la citada norma Constitucional. Todavía queda en trecho jurisdiccional para establecer la verdad de los hechos imputados. En este punto es en donde las estructuras legales del Estado están crujiendo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Paraiso /

    22/02/2018 12:25 AM

    "Que nose persiga al delito, que se persiga a la persona que comete el delito"

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Alejandro /

    21/02/2018 8:44 PM

    Pobre análisis de actores, justificación solapada a Fuentes Knight y lo mas aberrante el uso del término “progre” el cual no es una corriente ideológica, la base fundamental del “progresismo” es la teoría marxista socialista. El uso del auto acuñado término por parte de grandes fracasos como Hugo Chavez, Daniel Ortega y otros, no es nada más que la falta de pantalones de no llamarse socialista

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Rafael Diaz /

    21/02/2018 2:58 AM

    Concretamente sobre este articulo es confusa la calificacion de egoista. Este es un sentimiento muy personal y las decisiones de Fuentes Knight no lo beneficiaron personalmente excepto en haber tenido el protagonismo del momento en que se tomaron esas decisiones. Siento que el calificativo es superficial. Mas bien se deberia profundizar en los motivos por los que un cuadro de alto nivel, se involucra con equipos de personas que tienen o representan intereses contrarios a los que ese cuadro tiene o ha tenido a lo largo de su vida. Lo hacen por afan de protagonismo o por una efimera voluntad de poder? No conozco casos de otros paises pero aqui mismo estan los casos de Porras Castejon, Adrian Zapata y Fernando Carrera que han sido claros testaferros y mercenarios intelectuales de la derecha mas conservadora. En realidad es lamentable porque Fuentes Knight estaba para mucho mas que lo que hizo con la UNE, tomando en cuenta que hacia el futuro se van a necesitar cuadro dirigenciales y tecnicos diferentes a todo lo que existe actualmente.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Rafael Diaz /

    21/02/2018 2:45 AM

    Martin: algo de historia. Fuentes-Mohr no fue Ministro de Finanzas sino de Hacienda y Credito Publico; y el regimen de Mendez Montenegro no fue "moderado", èl y Fuentes Mohr eran moderados pero fueron utilizados por los represores de siempre, para lanzar la primer gran campaña represiva contrainsurgente en oriente, principalmente en Zacapa, de donde surgio "victorioso" Arana Osorio.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    PAPAZOPAPAZ /

    20/02/2018 7:29 PM

    aruñalo

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Marco Antonio Barhona /

    19/02/2018 3:47 PM

    Estimado Martín: la vida me ha enseñado que hay que aprender a no emitir juicios tan categóricos y absolutos. Toda verdad tiene mas de una cara, y a veces, como suele decirse, sólo se ve la punta del iceberg.
    Es evidente que en términos materiales, el Ministerio de Finanzas bajo la dirección de Juan Alberto Fuentes Knight jugó un papel determinante en el caso del sistema prepago, ahora bajo investigación del MP, en cuanto a la emisión de dictámenes, acuerdos y erogación de fondos, entre otras acciones.
    Pero se ignora (aunque se podría especular a falta de pruebas) quien realmente fue el autor intelectual, que presionó de manera ignorada a Fuentes Knight.
    Ciertamente, él es responsable y deberá pagar ese error. Pero sería saludable que indicará quién o quiénes estuvieron detrás de su decisión, que obviamente no salió de su corazón y mente. Por lo demás, todo indica que no recibió ningún beneficio material por tal decisión.
    Así que abusando de la por el momento escasa amistad contigo, aconsejo compasión y misericordia al emitir juicios de valor.
    Con un saludo cordial, Marco Antonio

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Pablo Erdmenger /

    19/02/2018 1:14 AM

    los izquierdistas también son CORRUPTOS, Fuentes Knight caso Transurbano y mas, pues si hizo lo de Transurbano, seguro hizo mas. Y como Lucrecia Mack con sus plazas fantasmas de 325 digitadores sin computadora.

    Como el que escribe aqui vive en otro planeta pues pone en un super estrado a personas que no han aportado mas que confrontación al país.

    ¡Ay no!

    5

    ¡Nítido!

      _ /

      19/02/2018 6:56 AM

      Vos sho......hijo de corrupto.

      ¡Ay no!

      2

      ¡Nítido!

        Eldiablo /

        21/02/2018 6:53 AM

        Tambien vos cerra el hocico aborto de puta madre!

        ¡Ay no!

        1

        ¡Nítido!

        Eldiablo /

        21/02/2018 6:51 AM

        Tambien vos sho , aborto de puta madre!

        ¡Ay no!

        ¡Nítido!

    F. Morales /

    18/02/2018 7:29 PM

    Nunca vamos a encontrar un elemento quimicamente puro, en este caso como que se baboseo. Dadas las circuntancias no hay que ser tan extremista.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones