Les cambiamos a 40 ladrones guatemaltecos por 1 diplomático sueco

Soy guatemalteco nacionalista, latinoamericano y ciudadano global. Y escribo estas líneas preocupado porque el gobierno de mi país quiere volver a aislarnos del mundo.

La corrupción no es normal Opinión P147
Esta es una opinión

Anders Kompass, con Jimmy Morales y Sandra Jovel, cuando el sueco presentó sus cartas credenciales como embajador.

Foto: Soy502.com

Hay un diplomático en el planeta que escribió las siguientes líneas hace cuatro años:

“Cuando reporté el abuso sexual de menores a manos de tropas de la ONU en la República Centroafricana en 2014, llevaba trabajando 20 años para Naciones Unidas. No hay una jerarquía en el horror y la brutalidad de la que he sido testigo en estas dos décadas –masacres, tortura, asesinatos, el desplazamiento forzado de pueblos–, pero que un niño de 8 años describa detalles de cómo lo abusaron sexualmente las tropas que deberían haberlo cuidado es el tipo de cosas que ojalá nunca hubiera leído”.

“También he visto mucha de la disfuncionalidad de la ONU estos años, pero no estaba preparado para cómo la organización iba a reaccionar ante estos eventos, con el escándalo y conmigo. Cólera en Haití, corrupción en Kosovo, asesinatos en Ruanda, encubrimiento de crímenes de guerra en Darfur. En muchas ocasiones la ONU ha fallado en mantener los principios de su Carta de fundación, leyes y regulaciones. Tristemente, parece que estamos observando que el staff de la ONU se preocupa menos de cumplir con los estándares éticos del servicio internacional que de hacer lo más conveniente (o lo que menos problemas puede causar) para ellos o para los países miembros. ¿Por qué? Porque comportarse de manera ética es percibido como un costo demasiado alto. O puesto de otra manera, porque los beneficios para de no comportarse de manera ética es percibido como algo mejor que tomar una postura ética.”

“En mi país, Suecia, los ministros renuncian cuando son denunciados por apropiarse del equivalente de diez dólares de dinero público. En contraste, en la ONU, funcionarios descubiertos por haber consentido el abuso sexual de niños, o que han tenido conductas cuestionables, no sienten la necesidad de renunciar ni la organización siente la necesidad de despedirlos”.

El sueco Anders Kompass escribió esta carta de renuncia después de 20 años trabajando para la ONU.

***

Las relaciones internacionales son como las relaciones sociales, pero a gran escala. Se combinan las ganas de cambiar el mundo con las ganas de que se mantenga tan injusto como lo encontramos. La diferencia es que por lo general es más fácil hacer sacrificios para el país en el que uno nace y donde quiere que crezcan sus hijos, su familia y amigos, que para un país en el otro lado del mundo.

Y nuestra querida Guatemala, lamento decirles, es un país con el que cada vez menos personas afuera del mundo se identifican y quieren dedicar dinero o energías para ayudarnos a cambiarlo.

Las luchas por la justicia y la democracia por parte de los mayas y de tantos mestizos en los años setenta y ochenta inspiraron a muchos jóvenes europeos y estadounidenses, y los hicieron identificarse con nosotros; muchos de ellos funcionarios de la ONU. Trabajaron todos para que frenara la violencia de la dictadura, para apoyar a los que se fueron huyendo a México, para financiar los Acuerdos de Paz, para implementarlos, para fundar la CICIG, para mantenerla a pesar de todas las presiones de los corruptos y los ingenuos.

Una vez pasados los peores años de Guatemala –1978 a 1996– y una década después para ayudar a financiar la implementación de los Acuerdos de Paz –1996 a 2006–, muchos estadounidenses y europeos voltearon a ver a otros países con situaciones más urgentes: Colombia, Afganistán, Irak, África, Medio Oriente, Palestina, Siria.

Y son pocos los países que continúan su solidaridad con Guatemala de una manera casi desinteresada. Uno de ellos es Suecia. No puedo pensar en otro país que lo haga con tanta intensidad. Quizás Noruega u Holanda, en el pasado han apoyado también con intensidad Alemania, España y también lo ha hecho Estados Unidos. *

Lea: Así echaron del país a financistas de la CICIG y actores de cambio

Suecia no da cooperación para ‘detener la migración’ hacia su país, o para ‘evitar que se formen centros terroristas’; da cooperación porque han apoyado las luchas sociales de Guatemala desde hace más de treinta años y se dan cuenta que aquí sí ha habido cambios, y cada vez estamos más cerca de lograr hitos para que la democracia y la justicia funcione. Aquí hay mujeres valientes que luchan porque haya justicia por todos los crímenes durante la guerra, porque recuperaron el Ministerio Público y durante 10 años la PNC, porque crearon un INACIF, porque se redujo la violencia a la mitad (se salvaron al menos 4030 vidas por métodos democráticos), porque la CICIG tiene apoyo popular y la ciudadanía sale a la calle a exigir y a defender sus avances, y el país avanza rapidísimo para desmantelar redes ilegales que procuran corrupción e impunidad.

Los suecos y las suecas nos tienen tanto aprecio que a pesar de estar a casi 10 mil kilómetros de distancia, deciden donar unos US$25 millones anuales a Guatemala. Apoyar a la justicia (MP, tribunales), apoyar a las organizaciones de la sociedad civil que luchan para que aquí se respeten los derechos humanos de todos, apoyar a la CICIG.

Y nos tienen tanto aprecio que destinaron como embajador a uno de sus mejores diplomáticos, al sueco Anders Kompass, el que tuvo la estatura moral de denunciar abusos sexuales en la ONU en África y que renunció cuando esto no tuvo consecuencias. Kompass conoce bien Guatemala porque antes dirigió la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos. Entonces es un diplomático que no necesita invertir tanto tiempo en comprender este complejo país ni en saber si los interlocutores son actores clave o fanfarrones.

Esto molesta sobremanera a una banda de ladrones incompetentes que conocemos en Guatemala como el Pacto de Corruptos, y que preferiría que Guatemala estuviera tan aislada como Honduras o Nicaragua.

Lea: Jimmy quiere convertir a Guatemala en Honduras o Nicaragua

Este círculo de militares amenazado por casos de corrupción y asesinatos, una resentida canciller Sandra Jovel, diputados con decenas de acusaciones por corrupción y el presidente Jimmy Morales, acosado por investigaciones de corrupción en su contra y de su familia, están a punto de expulsar a Kompass. Mientras conforman una delegación de 44 ladrones en periplo hacia Israel para el traslado de la embajada nacional a Jerusalén, este Pacto de Corruptos ha pedido a Suecia que cambie a su embajador.

Dicen que fue porque en un discurso en el que Suecia daba más fondos a la CICIG –que investiga la corrupción y la impunidad– hizo mención a que era la mejor medicina para una sociedad con corrupción:

“Decir que la cultura es mala no está muy lejos de decir que la gente es mala y no creo que sea correcto, tampoco un buen incentivo para alcanzar los cambios. Por esto es más correcto decir que el problema son las instituciones públicas disfuncionales, no la gente. Los cambios institucionales deben ser de una naturaleza tan integral que no solo cambian la percepción de un individuo de cómo jugar las reglas del juego en una sociedad corrupta sino también, y quizá principalmente, hay que crear la percepción de que otros en su situación también están dispuestos a cambiar su comportamiento. Esto en otras palabras exige una medicina fuerte, y creo que en Guatemala esta medicina se llama CICIG. Muchas gracias”.

¿Hay alguna mentira? ¿Alguna ofensa en las palabras de Kompass? ¿Contradice en algo al presidente Jimmy Morales cuando le dijo a Univisión que sus familiares estaban siendo acusados de manera injusta porque en Guatemala se consideraba a la corrupción ‘como algo normal’?

No. No hay nada de eso. Aquí lo que hay es un resentimiento de los corruptos contra Suecia por apoyar a la democracia y las causas del pueblo guatemalteco. Como lo han hecho en los últimos 30 años. Como no lo está haciendo ningún otro país del mundo con Guatemala.

Así que amigos en Estocolmo, por favor recuerden que así como no lo hacían los militares corruptos y asesinos, ni tampoco muchos de los presidentes democráticos corruptos, Jimmy Morales no nos representa. No representa el sentir de los ciudadanos. Nosotros sí agradecemos su cariño y su compromiso con Guatemala, los guatemaltecos y las guatemaltecas. Resistan, no cambien a Kompass hasta que lo expulsen. Puede ser que dure más de lo que debería durar este gobierno.

Porque muchos estamos poniendo veladoras para que Israel, en agradecimiento a todo lo que ha hecho Guatemala por su país –hace 70 años con convicciones a favor del pueblo judío y ahora como una estrategia política mercenaria–, invite a asilarse a los 44 funcionarios que les enviamos para el cambio de embajada, que le den asilo especialmente al presidente Jimmy Morales y a su familia, y que no regresen más.

Porque vale más un diplomático ético que una banda de 40 ladrones.

*Esta frase fue agregada a las 8:00 el 15/05/2018

Martín Rodríguez Pellecer
/

Es el director y CEO de Nómada. Es guatemalteco, perseverante y alegre. Empezó en el periodismo en 2001 en cartas de lectores. En 2011 fundó Plaza Pública para la URL, y en 2014, Nómada. Estudió una licenciatura en la UFM y una maestría en Estudios Latinoamericanos en la UAM. Fue finalista del premio FNPI en 2013 y 2017. Ganó el premio nacional de periodismo en 2004 y 2017. Es políglota y feminista. @Revolufashion


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

31

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Luis Paraiso /

    04/06/2018 7:20 AM

    Hablando de erupcion volcanica "Jimmy Morales había dado una conferencia en la Conred junto a sus ministros y había pronunciado una escalofríante declaración: “Nuestro presupuesto no nos permite designar ni un centavo para atender la emergencia”.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Leandro Miranda /

    31/05/2018 3:48 PM

    Gracias Martín por este artículo y sobre todo por colocar el discurso literal del señor Kompass.. no hay pizca de mentira ni de ofensa para el Honorable Pueblo de Guatemala pero sí para el pacto de corruptos.
    Gracias

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Ronny Cifuentes /

    30/05/2018 8:10 PM

    Buena idea la de cambiar 158 corruptos por el Embajador Kompass y, de ribete les damos a los del ejecutivo...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Swedish fish /

    17/05/2018 11:30 AM

    correccion, Fabian Strategy #Fabianstrategy; o la estrategia que Fabian uso para cortarle las fuentes de alimentacion al Ejercito de Hannibal durante la invasion a Roma.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Swedish fish /

    17/05/2018 11:25 AM

    LA situacion es mas simple y se apega a la tipica estrategia republicana en el congreso de los EU. Si no se puede repeler la ley, se busca como cortar el financiamiento para su implementacion, ejecucion y funcionamiento. Aca es evidente que no es unicamente sacar a Kompass, sino buscar pleito con Suecia y asi eliminar a in millonario patrocinador de la CICIG. #Flavianstrategy

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    José E. Benítez /

    16/05/2018 3:30 PM

    La clase pensante progresista de este país, sabía lo que nos tocaría con ese mequetrefe que tenemos como presidente. Pero ante las últimas acciones, donde defiende su posición de corrupto sin importarle que el pueblo se dé cuenta, desborda lo que se creía podría suceder. Lo peor, no tiene ningún funcionario que sea capaz de conducir este país que parece se va al barranco.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Javier Mendez /

    16/05/2018 12:47 PM

    Que pensamiento tan Miope el de nuestro gobierno.. el mismo presidente Morales dijo en Unvision que es normal la corrupcion en Guatemala. Y entonces ahora porque reclama que hayan dicbo que la socieda es corrupta. Sea claro Jimmy diga la verdad Ud. No esta de acuerdo en que los paises financien la CICIG que lo trae asustado que Ud. Es igual de corrupto que los extorsionistas. Los guatemaltecos queremos gobernantes correctos y gente como Ud.
    No es de expulsar embajadores sino de expulsae corruptos como su gobierno

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Danilo Sandoval /

    16/05/2018 3:27 AM

    Bravo Martín. Como siempre muy claro.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    william caceres /

    16/05/2018 12:00 AM

    Wow, "eres tan especial Martin, eres lo máximo!" Parece que Nomada es tu proyecto ególatra. Tu opinion esta tan sesgada por tus ideales comunistas desde tu abuelo y padre, que parece que aunque ellos renunciaron al comunismo, vos no. A ver cuanta plata te sigue dando papá Soros por generar tanto conflicto y mantener estas opiniones tan míopes.

    ¡Ay no!

    5

    ¡Nítido!

      Victor Gomez /

      19/05/2018 11:00 AM

      Creo que solo alguien miope no ve la mañas del personaje que tenemos como presidente y lo peor son las personas que lo defienden, que rayan en entre ser unos completos idiotas de nacimiento o de profesión. He de entender que solo mentes vacías y culpables (militares especialmente), sueñan con esconder hechos deleznables. Hay tanta y tantas situaciones para escribir, que sinceramente no existe un epíteto que englobe su actitud.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Wendy Duarte /

    15/05/2018 9:30 PM

    Bravo Martín! Pusiste en palabras el sentir de los que ya no aguantamos más a este Gobierno y que nos avergonzamos de ese acto malagradecido y estupido hacia el Embajador Kompass.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones