¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

¿Por qué les molesta una Sirenita negra?

Cuando las personas negras ocupan o recuperan espacios históricamente negados, es el resultado de arduas luchas por la justicia social a tantos siglos de exclusión, en un mundo diseñado para blancos, desde los personajes de las películas infantiles hasta los cargos de poder político. Es así que el hecho de que una persona blanca ocupe los lugares de la gente racializada se llama privilegio blanco.

Volcánica cine Disney La Sirenita v2 volcanica

La actriz Halle Bailey será la nueva Sirenita.

Hace unos días Disney anunció el casting de su nueva versión live action de La Sirenita, y la talentosa actriz y cantante afro americana de 21 años Halle Bailey fue elegida para interpretar Ariel, es decir será la protagonista.

La lluvia de comentarios, memes y videos racistas expresando el desagrado con la elección de Disney no se hizo esperar. Las posturas y los argumentos a nivel mundial fueron los mismos: ”Ariel es blanca y pelirroja”.

Pero me gustaría hablarles específicamente de Colombia, porque todos sabemos y creemos que efectivamente el racismo existe en Estados Unidos, ¿pero en Colombia? En Colombia decimos que” el racismo no existe”, sino que “la gente negra vive resentida” y “sufren de persecución”, “no se les puede criticar nada porque todo que es racismo”. Uno de los cómicos de Instagram en Cartagena, puerto de comercio de esclavos para Suramérica durante la Colonia y una de las ciudades colombianas con más población negra, hizo un vídeo repugnante, cargado de racismo en el que no sólo manifestaba su desagrado con la elección de una Sirenita negra (porque arruinaba sus recuerdos de la infancia) sino que comparaba a la bellísima Halle con un Bocachico (un pez de río que se come en el Caribe colombiano), entre muchas otras cosas racistas. 

Lastimosamente la mayoría de su público lo apoyó. Pero una minoría le pidió que bajara su video racista. El cómico contestó lo de siempre, dijo que él “también” era negro pues su nariz es ancha y un clásico: que no “no veía color” para burlarse de la gente, sino que se burlaba de “todo el mundo”. 

Muchos además insisten en que “si a Tiana la representase una mujer blanca, la gente negra estaría indignada”. Efectivamente tendríamos que estar muy enojados por muchos motivos. en primer lugar, porque lo hacen todo el tiempo y sin que haya controversias. Sin embargo, que un personaje de ficción, protagonista de una historia de Disney sea negro, es importante dada la poca representación positiva que tenemos. Es muy diferente blanquear a la que hasta ahora había sido la única princesa negra de las películas de Disney, a buscar a una mujer negra para interpretar a una de las tantas princesas blancas que hay en la franquicia. 

La gran diferencia es el racismo. La gente blanca nunca ha sido discriminada sistemáticamente por ser blanca, ni relegada a los papeles serviles o secundarios simplemente por el color de la piel. En este caso el racismo es descarado pues el argumento para rechazar a Bailey como la nueva Sirenita se basa exclusivamente en su color de piel, pues la actriz tiene talento de sobra y fue elegida por que canta muy bien. La voz es la característica física de La Sirenita que la define y la distingue de las demás. Las personas que dicen defender una representación “verdadera” de un personaje de ficción, no ven su propio racismo ni entienden lo que significa la palabra ficción. Racismo es que las personas negras o racializadas no podamos ocupar un lugar por el fenotipo, sin importar que tengan el talento o la preparación para ocuparlo, solo porque el orden establecido es que la gente blanca ocupe los lugares de poder y protagonismo.

Las mujeres negras hemos sido excluidas y relegada a los papeles serviles o secundarios sin importar el talento, y los pocos papeles para personas negras en general, se colocan como papeles secundarios, muchas veces bajo los estereotipos racistas y de representación inferior. Cuando las personas negras ocupan o recuperan espacios históricamente negados, es el resultado de arduas luchas por la justicia social a tantos siglos de exclusión, en un mundo diseñado para blancos, desde los personajes de las películas infantiles hasta los cargos de poder político. Es así que el hecho de que una persona blanca ocupe los lugares de la gente racializada se llama privilegio blanco.

Mulán, Pocahontas y Tiana son historias en las que se habla de unas culturas subalternizadas y además la apariencia o el origen de los actores dan cuenta de una historia no-blanca. Poner actrices blancas a interpretar a estas princesas, además de ser racista, invisibiliza unas historias y unos cuerpos históricamente negados y violentados. Con la Sirenita no pasa lo mismo porque su reino es un lugar imaginario y las sirenas no existen, entonces, no se está invisibilizando ningún cuerpo ni ninguna cultura y los colores de las sirenas pueden como nos dé la gana.

No les vi quejándose de que la Niña Emilia, una cantante negra emblemática de la música colombiana, fuera interpretada por una mujer blanco/mestiza en la miniserie sobre su vida que hizo el canal Telecaribe. No les importó que la Niña Emilia fuera un personaje de la vida real: era negra, rural y de clase baja, y todas estas variables atravesaron su vida y su historia.

Lo que sí vi fue a otras mujeres negras diciendo:  “Yo soy negra y no me gusta que la Sirenita sea negra porque ella no luce como Ariel”. Esto es una interiorización de la supremacía blanca. El racismo es un sistema que opera tanto en al mente del oprimido como en la mente del opresor, y el sistema no sería tan efectivo, si no hubiéramos interiorizado y aceptado sin cuestionar, la idea de que los blancos puedan ocupan los lugares que quieran y que el mundo está diseñado para ellos sin importar el mérito o el talento de la gente negra.

Sabemos todo lo cuestionables que son las historias clásicas Disney, no sólo desde lo racial, sino también porque promueven la idea del Amor Romántico, por el que las princesas están dispuestas a aguantar todos los dolores, hacer todos los sacrificios y soportar todos sufrimientos, como en el caso de la historia de la Sirenita. Ojalá que en Disney, así como estuvieron dispuestos a confrontar a la sociedad y su adoración por la blancura, dándole el papel de la Sirenita a una mujer negra, también estén dispuestos a confrontar los estereotipos de género y conviertan a esta Ariel negra en una Sirenita independiente, dueña de su destino y de su voz, y menos entregada al sufrimiento y el sacrificio por amor. Nuestras niñas negras necesitan estos referentes y la representación positiva importa. 

Con estos puntos claros, si te molesta que la Sirenita sea negra, te invito a la reflexión y a la deconstrucción del racismo que te habita y que niegas con todas tus fuerza. Rescato que al menos estás viendo colores, es el primer paso para que entiendas cómo funciona tu racismo.

 

Sher Herrera
/

Sher Herrera: comunicadora social y periodista, maestrante en Estudios Afrocolombianos, presentadora y co- creadora del proyecto audiovisual @cimarronas_ en el que se comparten temas sobre afrofeminismo interseccional.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


Anuncio

1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Estuardo Toledo /

    10/07/2019 11:22 PM

    Ja ja ja... con estos puntos claros, dice... que redacción tan racista... porque sino estaban claros, entonces estaban “negros”?...

    Ánimo , que hasta cuando escribimos podemos cometer actos racistas...

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones