Por qué el Volcán es un espejo de Guatemala (y por qué podemos estar optimistas)

Esta semana nos hemos recordado que seguimos desnudos. Que en Guatemala vivimos en la ley del ‘sálvese quien pueda’, y que eso se traduce en que se salvan los que no dependen del Estado. Pero las cosas están cerca de cambiar.

Entender la política Opinión P258
Esta es una opinión

Una de las gráficas de la marcha del 9 de junio de 2018.

Foto: Sandra Sebastián

Es probable que no recordemos una semana con tantos sentimientos en Guatemala como esta desde el 3 de junio cuando explotó con tanta fuerza el Volcán de Fuego. Tristeza, impotencia, solidaridad, indignación. Pero conforme se van asentando los sentimientos, empieza a resonar con fuerza una pregunta: ¿por qué?

Y la respuesta es del tamaño de una catedral: si una persona en Guatemala depende del Estado para sobrevivir, no lo logrará.

Veamos estos cuatro puntos sobre ese domingo 3 de junio:

1. Las precarias señales técnicas del Insivumeh de las 6:00 y las 10:00, y las señales físicas de sentido común tras las explosiones de las 11:00 eran suficientes para que Conred evacuara a las comunidades.

2. Evelyn Ordóñez, gerente del club La Reunión, nos contó en Nómada que fue por ese sentido común que decidió evacuar el club entre las 11:30 y las 12:55 y así salvó 300 vidas.

3. El testimonio que nos dio la sobreviviente Alicia García de San Miguel Los Lotes es clave. Nos dijo que a las 13:00 los de Conred les pasaron diciendo que no tenían que evacuar. Por eso se perdieron al menos otras 300 vidas, entre cuerpos encontrados y desaparecidos.

4. La negligencia del secretario de Conred, Sergio Cabañas, es fulminante. Cuando lo cuestionamos sobre por qué la gerente de La Reunión sí reaccionó y Conred no, nos respondió que ellos no avisaron nada a La Reunión ni a las comunidades. “Ellos (La Reunión) evacuaron sin necesidad de que llegáramos nosotros, sin necesidad de que les dijéramos. Lo mismo dicen los planes para las localidades, que ellos tienen que hacer su autoevaluación, ellos conocen el volcán, ellos conocen sus rutas de evacuación”.

Esta es la historia de nuestra vida en Guatemala.

Como no hemos construido instituciones públicas sólidas en 197 años como república, seis de cada diez guatemaltecos nacen con todas las probabilidades de morir antes de tiempo. Porque no tendrán acceso a salud ni a educación ni a seguridad social ni a que la oficina del gobierno encargada de reducir desastres los evacúe aunque vea una nube piroplástica a punto de caerles encima.

Digamos que durante los primeros 100 años casi ninguna de las repúblicas americanas estaba construida para proteger a todos sus ciudadanos. Recordemos que hace 100 años intentamos hacer una república para sus ciudadanos en Centroamérica con los unionistas –que pedían revitalizar a las sociedades con justicia y con ética–, pero la dictadura de Ubico nos regresó al siglo XIX de esclavitud y hambre. Intentamos con la Revolución en 1944 otra vez un país que se preocupara por todos sus ciudadanos pero las dictaduras contrarrevolucionarias solo modernizaron la capacidad del Estado para matar a sus ciudadanos, literalmente. Entonces desde 1985, cuando empezamos a regresar a la democracia hace 33 años, y después con la firma de la paz en 1996, hace 22 años, escribimos sobre el papel que finalmente el Estado de Guatemala iba a proteger a sus ciudadanos.

Pero no, la democracia y el Estado en Guatemala no funcionan para todos porque han estado cooptados, desde 1821, pero también desde 1985 y 1996.

¿Por qué el Estado sigue sin funcionar para todos a pesar de la democracia y la paz?

Los economistas Acemoglu (turco, de MIT) y Robinson (británico, de la U de Chicago) usan a Guatemala como caso paradigmático en su libro ¿Por qué las naciones fracasan?

Como resumió Pictoline, la hipótesis de Acemoglu y Robinson para explicar por qué los Estados funcionan o no funcionan es que no depende de la geografía, el clima, la cultura ni la religión, sino depende de las instituciones.

En los países exitosos tienen instituciones políticas y económicas que intentan beneficiar al mayor número de sus ciudadanos. El Estado asegura que todos jueguen bajo las mismas reglas y su estructura permite que el talento, las ideas y la productividad sean recompensadas.

En cambio, en los países que están fracasando, como Guatemala, las instituciones políticas y económicas solo benefician a una élite reducida. El Estado no asegura que las reglas del juego se respeten y los ciudadanos se quedan sin incentivos para invertir, desarrollar o innovar.

 

¿Cómo traducimos esto a nuestro día a día?

Tenemos a muchos políticos corruptos, que son los últimos responsables de que las instituciones no funcionen, que en vez de hacer que las instituciones trabajen para todos los ciudadanos (como Conred), simplemente no trabajan. O si trabajan, por lo general sus mayores beneficiarios son una élite reducida (por ejemplo, el Banguat; que en vez de solo mantener la macroeconomía estable también podría preocuparse porque hubiera pleno empleo, como en Estados Unidos).

Entonces cuando en Guatemala empezamos a investigar, acusar y capturar a los corruptos y a sus financistas (por la CICIG y el MP), estos acusados se organizan rápido, olvidan sus ‘diferencias ideológicas’ y aprueban un Pacto de Corruptos como el de septiembre de 2017, cuando intentaron cambiar la ley para que la corrupción y otros 400 delitos ya no tuviera penas de cárcel, y para que el financiamiento electoral ilícito ya no existiera como delito. Así esperaban salvar al presidente Jimmy Morales, a los secretarios de los partidos políticos UNE y Líder, y a sus financistas, como los grandes empresarios que pidieron perdón. Ahora, en junio de 2018, están intentando volver a recetarse una amnistía.

Aquí explicamos la cooptación del Estado –la burda y la elegante– en un gráfico en movimiento.

 

En este 2018 llevamos 20 años después de la firma de la paz, 30 después de la democracia, 200 años después de la república y 500 años después de la colonia. Y estamos hartos de que no podamos contar con instituciones que funcionen para todos.

Que las instituciones sigan sirviendo sólo para que algunos puedan robar y otros puedan mantener un sistema de privilegios.

Porque un sistema corrupto provoca la pérdida de vidas.

Las perdemos cuando un corrupto como Jimmy Morales nombra al frente de instituciones a gente incompetente como Sergio Cabañas (militar asimilado en Conred) y Sandra Jovel (la única diplomática que aceptó expulsar a la CICIG), que no pueden ni reaccionar a la hora de un desastre, ni aceptar cooperación internacional, ni coordinar la ayuda interna y se la ceden a la institución más corrupta del país, el ejército.

O cuando este corrupto de Jimmy Morales construye una alianza en el Congreso que tiene al frente solo a incompetentes: Álvaro Arzú Escobar, Felipe Alejos, Estuardo Galdámez y Luis Hernández Azmitia, que lo único que buscan es aprovechar la crisis humanitaria para garantizarse impunidad por sus delitos anteriores e impunidad para sus delitos futuros.

Lo peor de todo es que creen que la gente es tonta y no se da cuenta de todo esto. Que confían que si tienen al corrupto monopolio de Ángel González (Canal 7, Radio Sonora) y un montón de cuentas falsas en Twitter van a convencer a la gente que en realidad ellos solo quieren lo mejor para el país y que el resto, eso son campañas golpistas de los resentidos. Por favor.

El pesimismo sería la opción más fácil después de tres años de luchar contra la corrupción y la impunidad, y que nos demos un portazo en la cara con las consecuencias de la erupción del Volcán.

Pero esa ha sido la historia de nuestra vida. Y no nos ha doblegado.

Ahora no solo estamos más comprometidos con el país (veamos las cantidades de voluntarios y de gente que ha recolectado ayuda), sino tenemos mejor organización. E instituciones como el MP o la Corte de Constitucionalidad que frenan y persiguen a los corruptos. Tenemos más posibilidades que nunca de acabar con esta cooptación del Estado de Guatemala, en 2018 y 2019.

Como gritaron miles de ciudadanos el fin de semana en la marcha convocada por la AEU y USAC es Pueblo, es el momento de que seamos luz.

Martín Rodríguez Pellecer
/

Es el director y CEO de Nómada. Es guatemalteco, perseverante y alegre. Empezó en el periodismo en 2001 en cartas de lectores. En 2011 fundó Plaza Pública para la URL, y en 2014, Nómada. Estudió una licenciatura en la UFM y una maestría en Estudios Latinoamericanos en la UAM. Fue finalista del premio FNPI en 2013 y 2017. Ganó el premio nacional de periodismo en 2004 y 2017. Es políglota y feminista. @Revolufashion


Anuncio

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

15

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Juan Carlos /

    16/06/2018 9:13 PM

    Solo algo, los políticos corruptos no son el último responsable, son solo la cara visible. Ellos no funciona sin alguien qué «realmente» tiene el poder. Ustedes lo saben bien. Aca no hay ingenuidad. Después de lograr corregir el sistema político corrupto habría qué ir (si la intención es realmente sincera) por quién realmente tiene el poder, decide y «sale en las fotos».

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Salvador del Cid /

    15/06/2018 11:52 PM

    Insivumeh y conred lo unico que recibieron despues de la tragedia del volcano de Diego fue un salvavidas reafirmando a sus dirigentes ineptos al frente de institiciones trascendentales en el acontecer nacional, lo cual derivara en que sean un fiasco a la hora de prevenir futuros desastres naturales...

    El ejercito dizque nacional, porque en realidad es una empresa privada de seguridad...a pesar de estar totalmente auto-desprestigiado, le pide mas pisto al Estado guatemalteco, para actualizar su sistema cibernetico y estar a la vanguardia en la guerra cibernetica...y adivinen quien sera el enemigo a vencer...porsupuesto y por enesima vez...EL PUEBLO GUATEMALTECO...como te quedo el ojo, Martin!!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Alexánder me /

    12/06/2018 9:39 AM

    Guatemala debe de luchar contra nuestros opresores los corruptos políticos y las élites que por siglos han creído que Guatemala les pertenece y que somos ciudadanos de segunda categoría sin derechos es. Tiempo de despertar y luchar en todos los frentes y recuperar nuestro país que aún está secuestrado por este sistema corrupto que no nos representa...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Julia Esquivel Velásquez /

    12/06/2018 7:53 AM

    Es urgentísimo que todos los funcionarios del gobiernos e larguen. Debemos exigir la renuncia o sacarlo por la malas si eso quieren ya no más ladrones y corruptos dirigiendo los destinos de todo un pueblo Sartida de criminales, lárguense!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    carlos rigalt /

    11/06/2018 8:32 PM

    Buen intento (por explicar la "realidad nacional"), bastante simplista eso si, que no es una virtud. (Simple si lo es). Concuerdo en algunas cosas, disiento en otras...
    Por ej: insistir en " comparar" la respuesta rapida, coordinada, eficiente de un resort del nivel del de La Reunion y sus "huespedes", probablemente altamente educados, muchos extranjeros, con " mundo", con "devices", conectados, agiles no solo por los medios de locomocion sino por los " financieros" (quien repara en salir disparado de la habitacion del hotel si se lleva consigo "solo" la billetera (credit cards), el celular (con Internet de sobra) y las llaves del auto?)....Muy distinto a la pobre ancianita que (segun reporta una noticia) andaba en silla de ruedas y, ante lo descomunal del esfuerzo de "salir corriendo" le dijo a su pariente que la exhortaba: "me quedo, que se haga lo que Dios quiera".... (y murio)...
    A eso me refiero Nomada, esperamos un poco mas de profundidad en el analisis y no solo ser " caja de resonancia" de influencers o tendencias, de lo politically correct. Uds. han estado en la "guate profunda" -que no el "interior", respetemos-...Conocen el " abismo" educativo, economico, de "vision" que nos separa con la gente "sencilla" y de recursos precarios del "campo".... Como pueden seguir martillando con que todo fue " culpa de cabañas"...Too simplistic... Claro, los tios tienen una ENORME responsabilidad, comenzando por -es lo que se desprende del "encuentro" cabañas Vrs eddy sabchez- no mantener una comunicacion clara, abierta y eficiente con su "socio" en la "sala de operaciones", y el paciente, pues se les murio...Pero, insisto, creo que la delimitacion del problema, de sus causas etx es MUCHO mas complicada. (Y Uds. son una de nis pocas esperanzas en el periodismo naciobal, crezcan!)

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    frank lopez hurtarte /

    11/06/2018 8:02 PM

    .
    .
    .
    .
    EL VOLCÁN MARCÓ UN ANTES Y UN DESPUÉS

    Ya podemos referirnos a Guatemala como un Estado Fallido.

    En un país donde es difícil adquirir un pasaporte, donde un DPI se entrega hasta 6 meses después de ser solicitado, donde no funcionan los ascensores en los hospitales —sin mencionar una aspirina—, donde el Ejército es el peor enemigo de los guatemaltecos —y brazo armado del CACIF— para mantener el statu quo, ¿acaso no es un Estado Fallido?

    Sin mencionar la guarida de delincuentes —salvo escasas excepciones— que elegimos para el Congreso, y los funcionarios del sistema de justicia, así como los del Ejecutivo, quienes cuales mafias de rufianes solo trabajan para drenar los recursos del Estado.

    Y qué decir de las principales mafias empresariales reunidas en el CACIF, cuyos integrantes se benefician de la corrupción de los políticos a quienes financian.

    Es así como el volcán de Fuego vino a terminar de desenmascarar el Régimen Dictatorial Oligarca que se esconde tras un sistema aparentemente democrático.
    .
    .
    .
    .

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Mario /

    11/06/2018 2:57 PM

    Que bueno y tener la gran dicha de NO vivir en Guatemala. Me duele esta oración, pero es cierto. A los valientes mis respetos. Espero algún día mejore algo la situación...y a ellos les digo Guatemala es un gran país y ojalá un día pueda regresar!!!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Miguel Luis /

      11/06/2018 7:17 PM

      Pues bueno que suertudo sos por no estar aquí... pero ya sabés, nos quedamos la mayoría tratando de mejorar a Guatemala, enfrentando a los desastres naturales, y peor, a la vileza de algunos. Siempre serás bienvenido a tu pais, a nuestro país, sólo espero que cuando regreses ya hayamos hecho lo suficiente para que te sientas feliz de estar y vivir acá, en este sufrido pero gran país.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Osvaldo Cabrera /

    11/06/2018 1:50 PM

    Excelente análisis, ojalá que pasemos a los hechos, que como pueblo reaccionemos YA mañana será muy tarde.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Tony Donis /

    11/06/2018 12:01 PM

    Martín le aconsejaría ver el documental "El traje nuevo del emperador" y revisar el artículo que ustedes redactaron, "El caso UFM, BI y Nómada: Cuando economistas escriben con conocimiento de causa (y sostienen ideas terribles)", para reconsiderar que el cuadro de clichés de países ricos y pobres. Básicamente el artículo y documental exponen los abusos (aunque no ilegales) que cometen los jefes de bancos asignándose salarios estratosféricos imprimiendo dinero o comprando solo bonos de estado afectando a la economía, reduciendo créditos para la gente común soterrando a empleados más débiles de la cadena con impuestos elevados y pocos ingresos. El punto es: la ausencia de Estado ocurre acá y en la China. ¿Intentan estas instituciones políticas y económicas beneficiar al mayor número de personas? ¿Estarán premiando a la meritocracia como dice el dibujito? Juzgue usted. Ya no más copy-paste a lo primero que ven de charlas o que alguien importante dijo para retuitear, la realidad es diferente. Información clara y verídica. *Censura esta es la 4ta vez que posteo este comentario seguiré con la cuenta.*

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    Hector Reyes /

    11/06/2018 11:23 AM

    Gracias por toda la informacion Martin ..que tuvieramos mas guatemaltecos comprometidos como usted.seria mas claro el futuro de este lindo pais...siga adelante ...

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones