6 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Sinibaldi irá primero contra los empresarios que lo delataron

Constructores, empresarios, financistas de campañas políticas, ex funcionarios y magistrados. Los casos en los que Alejandro Sinibaldi, ex ministro de Comunicaciones está implicado y sobre los que dice, “contará la verdad”.

Entender la política Alejandro Sinibaldi P258

Alejandro Sinibaldi en tribunales. Foto: Carlos Sebastián.

Hace cinco años Alejandro Sinibaldi era uno de los hombres más poderosos en Guatemala. Luego del binomio presidencial de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti fue la figura más importante del Partido Patriota (PP) y del mismo gobierno. Fue postulado como candidato a la presidencia en 2015, cargo para al que renunció cuando el Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), dieron a conocer el caso La Línea. 

El 19 de agosto de 2015 fue su última aparición pública. En una conferencia de prensa anunció que renunciaba al PP derivado de la investigación de la CICIG sobre el negocio para “limpiar” el Lago de Amatitlán; y por sus diferencias con Baldetti. 

El 11 de julio de 2016 se giró la primera orden de captura en su contra por el caso La Coperacha. Su sobrenombre, “Sipi”, aparecía en un documento donde funcionarios del PP recaudaron fondos para comprarle un regalo a Pérez Molina. Así nació el expediente La Coperacha, parte de un caso más grande conocido como Cooptación del Estado, el primero de cinco grandes investigaciones de corrupción que tendrá que enfrentar. 

Los otros casos en su contra son Transurbano, Odebrecht, Arca y Construcción y Corrupción. Los delitos a los que se le vincula son asociación ilícita, lavado de dinero y cohecho pasivo (recibir soborno).

La llegada

En una conferencia de prensa, la Fiscal General Consuelo Porras y el jefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad en Guatemala (FECI), Juan Francisco Sandoval, dieron a conocer que hace aproximadamente nueve meses los abogados de Sinibaldi se acercaron al Ministerio Público para coordinar una entrega con las autoridades. 

Ese tiempo coincide con el momento en que el Departamento de Estado de los Estados le prohibió el ingreso a ese país y lo designó a él y a su familia por haberse beneficiado de grandes actos de corrupción. Esto ocurrió en diciembre de 2019, cuando el mandato de CICIG ya había finalizado.

El ex ministro salió de Florencia, ciudad Italiana y pasó por Amsterdam, Países Bajos, para llegar a México. Ingresó a Guatemala vía terrestre por Tapachula. Momentos después fue trasladado en avioneta a la Ciudad de Guatemala, donde fue recibido por un fuerte dispositivo de seguridad que lo movilizó a la Torre de Tribunales. 

El juez Miguel Ángel Gálvez será el primer juez que conocerá la situación de Sinibaldi. En una audiencia bajo reserva le hizo saber el motivo de su detención y programó la primera declaración para el jueves 27 de agosto. No se dio a conocer en qué cárcel guardará prisión provisional por motivos de seguridad. 

 

Sinibaldi en el sótano de la Torre de Tribunales. Foto: Carlos Sebastián.

La colaboración

Aunque el Ministerio Público hizo gestiones para su traslado a Guatemala, eso no significa que haya un acuerdo con el señalado, enfatizó el fiscal Sandoval, quien en conferencia aclaró que Sinibaldi no es un colaborador eficaz. Para llegar a ese punto primero tiene que ser ligado a proceso. 

Pero su intención ya es manifiesta. En un comunicado de prensa, Sinibaldi recordó que fue un actor político importante desde el año 1999 y que durante ese tiempo ha “presenciado acciones que finalmente terminan por lacerar las estructuras mismas del sistema político y del Estado”.

“Hay muchos trasfondos que son desconocidos por la mayoría de la sociedad, y por ello mismo he tomado de enfrentar voluntariamente este proceso para que se conozca toda la verdad”, dijo en su comunicado. 

Al salir de la audiencia donde Gálvez le hizo saber el motivo de su detención, dio luces sobre quiénes serán los primeros protagonistas en sus revelaciones

“Los constructores que me llamaron extorsionista. Yo nunca extorsioné a nadie. Los creadores del sistema de corrupción son los constructores. Los políticos, los ministros son un ave de paso”, señaló.

El caso que involucra a estos empresarios es conocido como Construcción y Corrupción y está a cargo de la jueza Erika Aifán. Esta investigación se conoció en 2017 y nueve personas ya admitieron su responsabilidad. Según la versión de los empresarios, Sinibaldi ideó un sistema para recibir sobornos a cambio de pagar deuda de arrastre en el Ministerio de Comunicaciones. 

Las empresas involucradas son Asfaltos de Guatemala (Asfalgua), Constructora Nacional S.A. (Conasa), Pavimentos de Guatemala (Padegua) y la Compañía Constructora de Obras Civiles (Cocisa). Estas empresas además de cobrar la deuda del gobierno de la UNE (2008-2012) recibieron proyectos millonarios durante los cuatro años del Partido Patriota (2012-2015).

Por este caso pidieron una disculpa pública los empresarios José Luis Rodrigo Agüero Urruela, Raúl Eduardo Alvarado Cuevas, Rafael Ángel Díaz Fión, Rafael Ángel Díaz Samos, Jesús Augusto García Ibáñez, Allen Robert Krebs Wickford, Álvaro Mayorga Girón, Pedro Luis Ramón Rocco Arrivillaga y Juan Luis Tejada Argueta.

[Esto te dará contexto: Este es el acuerdo de los constructores con la justicia. ¿Pudo ser mejor?]

Los otros nombres

Pero las investigaciones que vinculan a Sinibaldi han ido más allá del ámbito de las obras de infraestructura. 

En 2015, cuando el MP y la CICIG empezaban las investigaciones contra el Partido Patriota, el entonces ministro de Comunicaciones y precandidato anticipado a presidente, tenía miedo. Tanto que puso en alerta a sus asistentes y colaboradores de posibles casos que podrían llegar hasta él. Entre su círculo de confianza estaba Anelisse Herrera, su entonces asistente, quien declaró en la Fiscalía en febrero de 2018. 

Su declaración fue filtrada. Allí hay detalles de que movido por el miedo, Sinibaldi habría empezado a repartir dinero.

“Había veces que él me decía “necesito que me saque 50 mil quetzales o que me saque 75 mil quetzales”. Y ese dinero, cuando yo le preguntaba, “mire cómo se lo apunto”, porque como era para él en el control, (me respondía) “póngame nada más CC o póngame Boanerges”, dijo en su declaración Herrera. 

Esa referencia coincide con el nombre de uno de los magistrados titulares de la Corte de Constitucionalidad (CC), Bonerge Mejía, quien nunca se ha pronunciado al respecto. 

En esa jornada, Herrera también mencionó a Thelma Aldana, entonces fiscal general, entre los funcionarios con los que se reunió su exjefe cuando intentaba salvarse de una acusación por corrupción en su contra. 

En 2018 Aldana respondió a Nómada que participó en un convivio donde estuvo presente Sinibaldi cinco meses antes de que se dieran a conocer los casos contra el PP. 

“Lo que yo recuerdo es que tuve una reunión en su oficina en diciembre de 2014 (cinco meses antes de La Línea). Esta reunión fue de carácter social. Él (Sinibaldi) era muy amigo del exmagistrado Manfredo Maldonado, quien fue mi compañero en la Corte Suprema de Justicia, y a través de él, al exmagistrado Luis Pineda y a mí, nos invitaron a esa reunión”, dijo Aldana en esta entrevista.

Una de las últimas investigaciones que la CICIG reveló arrojó indicios de que los miembros de la actual Corte Suprema de Justicia fueron electos bajo un pacto entre Sinibaldi y Manuel Baldizón, otro ex candidato presidencial en prisión en Estados Unidos por una acusación de lavado de dinero. Según el caso, el 25 de septiembre de 2014, después de ser ungidos en los cargos, los 13 magistrados habrían jurado lealtad y protección a sus electores. 

El regreso de Sinibaldi a la política nacional, ahora bajo la figura de sindicado, ocurre mientras el Congreso tiene retrasada la elección de los sustitutos de la CSJ y Cortes de Apelaciones.

Las expectativas

La captura del ex ministro y ex precandidato a la presidencia de Guatemala despierta expectativas por la información que pueda aportar a los grandes casos de corrupción, la vía en la que se ha explicado cómo funciona el sistema político y electoral de Guatemala. Iván Velásquez, ex jefe de la CICIG lo describió en un tuit:

 

Jody García
/

Periodista. También lectora y pintora. Trabajó dos años en Diario La Hora cubriendo el sistema de justicia. Llegó a Nómada por el futuro. @Jody_Garcia_


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


2

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Erick reyes /

    26/08/2020 8:16 AM

    La pregunta es lo acusan lo encierran y todo el dinero que robo el y la Baldetti el otro colon la vieja Sandra y todos los funcionarios corruptos cuando lo van a devolver porque aunque estén presos lo siguen gozando queremos un juez huevudo que les quite todo ese dinero y se lo devuelvan al pueblo pero que no lo toque el.gobieeno porque hacen piñata

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    ROMUALDO CARRILLAS /

    25/08/2020 6:34 PM

    Que lo agarren en caliente porque puede darse:
    Que lo amenacen, que lo maten o que lleguen a un fabulo$o acuerdo.
    A Sinibaldi le extinguieron buena parte del patrimonio que adquirió ilícitamente, y sus amenazas de que va a cantar es un llamado a quienes se sienten culpables para llegar a un acuerdo y, que le compren jueces y Magistrados para salir a disfrutar de sus caletas que deben ser nada despreciables...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones