Sobre Jerusalén, Jimmy no representa a Guatemala

Todos, todos tenemos en nuestros países a compatriotas que piensan de una manera tan diferente, tan cavernaria, que nos avergüenzan. Y si tenemos la mala fortuna en proporciones precisas, esos cavernarios convencen a otros compatriotas desprevenidos y los eligen presidentes. Ocurrió en el vecindario, con Donald Trump, con Peña Nieto o con un señor que se llama Jimmy Morales en Guatemala. Quiero contarles sobre él para que en Palestina y el resto del mundo nos entiendan y acepten nuestras disculpas por su decisión de trasladar nuestra embajada a Jerusalén. Que sepan que lo revertiremos.

Entender la política Opinión P258
Esta es una opinión

A la izquierda, Jimmy, a la derecha, Netanyahu, en una foto de archivo.

Foto: AGN

El interés de Guatemala por aportar a soluciones en Palestina viene desde nuestra revolución democrática, desde 1944 hasta 1954. Entonces trabajamos con ahínco en Naciones Unidas para convencer a más países de aceptar la solución de los dos Estados, judío y palestino, con una capital compartida, Jerusalén.

Puede ser que no fuera la mejor solución, pero fue la que pudieron pensar nuestros abuelos democráticos cuando promovían valores de solidaridad entre los pueblos. Y queríamos ser solidarios con el pueblo judío. Si nuestra revolución no hubiera sido aniquilada por conservadores guatemaltecos y estadounidenses con el pretexto del anticomunismo en 1954, probablemente las siguientes generaciones guatemaltecas hubiéramos pensado en fórmulas solidarias no sólo con nuestros amigos judíos sino también con el pueblo palestino.

Antes de seguir, dos datos de contexto.

Los países árabes no aceptaron la propuesta de la ONU sobre los dos Estados y declararon la guerra a Israel. Israel, con apoyo estadounidense, ganó todas las guerras. En 1948 se quedó con el 78% del territorio de Palestina y en 1967, ocupó todo el territorio. Ocupar quiere decir militarizar, administrar sus impuestos y quitarles todos los derechos. Hace 50 años y seis meses. Hay 4 millones de palestinos expulsados de sus tierras y que no pueden regresar. Y por cada israelí asesinado, 10 palestinos han sido asesinados. Como dice el uruguayo Drexler, quien es judío, no hay piedra en el mundo que valga lo que una vida. Todo se fue poniendo peor para los palestinos; desde 2000, Israel se niega de facto a negociar la paz. Se siente muy cómodo con una victoria humillante y una ocupación militar. Aquí, un resumen del conflicto del medio Al Jazeera, en inglés. Y aquí, el mejor resumen que he leído sobre el conflicto, por el derechista peruano Mario Vargas Llosa, en El País.

Mientras eso ocurría en Medio Oriente, desde 1954, los 30 años que siguieron al golpe de Estado de la CIA contra la Revolución en Guatemala, fueron los más oscuros que recuerda mi país en la era moderna. El Estado fue capturado por mafiosos, asesinos y racistas, que para acallar a los ciudadanos que pedían el fin de las injusticias y la democracia, y para derrotar a 15.000 guerrilleros de izquierdas, violaron a decenas de miles de mujeres, desaparecieron a 45.000 personas, cometieron 626 masacres, asesinaron a 200.000 ciudadanos en su mayoría mayas y desplazaron a 1 millón en un país de 7 millones de personas.

Era tal la barbarie, que en 1978 Estados Unidos suspendió la cooperación a Guatemala. ¿Y quiénes salieron en apoyo de la dictadura militar-empresarial guatemalteca? Israel, la CIA y republicanos como Reagan.

Los abuelos democráticos guatemaltecos, israelís y estadounidenses estarían muy avergonzados de los monstruos en los que se convirtieron sus Estados.

Desde 1984, Guatemala ha luchado por liberar al Estado de estas mafias que lo han capturado. Y en 2017 estamos más cerca que nunca de lograrlo. En 2008 fundamos una comisión liderada por la ONU, la CICIG, para luchar contra estas mafias enquistadas en el Estado y juzgarlas en tribunales guatemaltecos para que se ponga fin a la impunidad. En 2015, cuando la CICIG llegó hasta el primer presidente, el general retirado Otto Pérez Molina, la población se volcó por decenas de miles a las calles para apoyar la lucha contra la corrupción y la impunidad. En encuestas, 83% de la población apoyó las manifestaciones. La primavera guatemalteca fue como la bautizó la prensa internacional. Como la primavera árabe.

Y como la árabe, tiene reveses. El presidente Jimmy Morales es el último intento de estas mafias de mantenerse en el poder.

Él es una estrella de la televisión monopólica, un radical evangélico, un novato en política y básicamente un hipócrita. Por ser un ‘outsider’ convenció a un 25% de los ciudadanos en primera vuelta y a un 65% en segunda vuelta. Pero dos años después de llegar al poder tiene a buena parte de su círculo de asesores militares en la cárcel, a sus principales diputados prófugos o acusados incluso de asesinar periodistas, a su hermano y a su hijo a punto de ser condenados por un caso de corrupción, y él mismo ha sido protegido en el último semestre de dos impeachment por un caso de financiamiento electoral y por haberse robado US$60.000 en sobresueldos del ejército. Su popularidad es de 20%, según un instituto de la universidad pública, Ipnusac.

En septiembre de 2017, otra vez decenas de miles de personas protestaron para apoyar la lucha contra la corrupción y la impunidad. Y para pedir la renuncia de los diputados y del presidente Jimmy Morales.

En la lucha contra la corrupción y la impunidad en Guatemala, Jimmy no nos representa.

Para salvar su presidencia, se alió de manera pública con diputados corruptos, con ganaderos acusados de ser narcotraficantes, con jueces cuestionados, con la mayor parte de la élite empresarial que teme que la persigan por financiamiento electoral ilícito y con los militares más oscuros de la guerra. A ellos les ha dado el control de toda la inteligencia y de las relaciones internacionales.

Esos militares oscuros –aliados de la CIA y de la extrema derecha de Israel para sus atrocidades durante la guerra– son los que rodean hoy este señor llamado Jimmy que decidió trasladar la embajada a Jerusalén para hacer un guiño a Trump y ‘porque así lo manda la Biblia’.

Y no es cierto. Trece iglesias cristianas, incluida la católica, pidieron a Trump abstenerse de la decisión de trasladar la embajada estadounidense a Jerusalén. En Estados Unidos, el país con mayor población judía del mundo, el 60% de los judíos considera Israel no fue dado a los judíos por orden de Dios, según un estudio del Centro Pew; sólo los evangélicos neopentecostales consideran en un 80% que sí.

Por cierto, evangélicos neopentecostales como Trump se niegan a condenar a los neonazis estadounidenses que odian a los negros, a los latinos y a los judíos.

Ser amigos de Israel y de los judíos no es fomentar a los neonazis como cree Trump. Ni tampoco es decirles que acaben con los palestinos en Tierra Santa, como creen el primer ministro israelí Netanyahu, Trump o Jimmy Morales.

Prácticamente a todo el mundo antes del trío Netanyahu, Trump y Morales nos parece que ser amigos de Israel es forzarlos a negociar una paz y dejar atrás la ocupación. Y los palestinos también lo quieren. Los viejos y los jóvenes. Uno de cada seis palestinos detenidos por la policía israelí en las manifestaciones de diciembre de 2017 es adolescente.

A los guatemaltecos Jimmy Morales tampoco nos representa en política exterior. Haremos todo lo que podamos por revertir la decisión antes de que se ejecute.

Pero bueno, quizás haya algo bueno con tener a radicales impresentables como Netanyahu, Trump y Jimmy que deciden que Jerusalén es capital sólo de Israel y no de Palestina.

Como escribió el abogado y escritor palestino Raja Shehadeh en The Newyorker, quizás esto es lo que todo el mundo necesitaba para terminar con la hipocresía de decir que este Israel y este Estados Unidos están interesados en buscar la paz. Es hora que el resto del planeta podamos pensar en otros interlocutores y en soluciones más creativas y dignas.

Y una vez terminemos de liberar el Estado de las mafias corruptas, cuenten con Guatemala para lograrlo. Utinam. Inshala. Ojalá.

Martín Rodríguez Pellecer
/

Es el director y CEO de Nómada. Es guatemalteco, perseverante y alegre. Empezó en el periodismo en 2001 en cartas de lectores. En 2011 fundó Plaza Pública para la URL, y en 2014, Nómada. Estudió una licenciatura en la UFM y una maestría en Estudios Latinoamericanos en la UAM. Fue finalista del premio FNPI en 2013 y 2017. Ganó el premio nacional de periodismo en 2004 y 2017. Es políglota y feminista. @Revolufashion


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

84

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Carlos Morales /

    15/05/2018 10:00 AM

    Exelente articulo... Jimmy no me representa y por lo mismo cualquier decision que el tome no es válida para mi.
    Segui adelante Martin!!!

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Asher Hilou /

    14/05/2018 2:58 PM

    Esa solución (la partición) fue desde un principio la de Lord Balfour y luego la UN, pero los jordano/plaestinos se opusieron rotundamente atacaron con ayuda del resto de países árabes lastimosamente desde entonces existe lo que conocemos hoy. Que el presidente de Guatemala sea un oportunista no tienen nada que ver con nada. Solo me pareció curioso lo ignorante (históricamente) del artículo. Porque fue precisamente la primera opción que se propuso cuando los ingleses dejaron la colonia que eventualmente se fracturó a lo que conocemos hoy como el medio oriente y luego otravez en 1948 después del exilio de judíos de eruopa a las ciudades judias en el mandato.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    E de López /

    14/05/2018 11:59 AM

    El caso de este problema es que el señor morales (con minúscula) se abroga la representación de TODOS los guatemaltecos. Esa representación se fomenta, se respeta, se abona, y ese señor no ha hecho nada bien en su "desgobierno"..... no puede ser representante de la tendencia de un país. Menos su ministra de relaciones exteriores, que tampoco sabe de relaciones internacionales.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Moisés B /

    14/05/2018 10:24 AM

    Pésimo articulo. Sin fundamento historico y basado en conjeturas. Definitivamente tiene que leer más acerca del conflicto Arabe-Israeli. Hasta el momento sigo buscando referencias que me puedan confirmar que Trump es evangelico neopentecostal o que Al Jazeera no esta relacionada a grupos terroristas.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      alejandro rivera /

      15/05/2018 5:14 PM

      Este conflicto se inicio desde que jehova dios de los ejercitos, un dios racista, iracundo, vengativo, guerrero le dio unas tierras a los judios que ya estaban ocupadas por otros pueblos, a quienes con su ayuda, ya que es su pueblo elegido masacraron los judios.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Isaac Sultan /

    14/05/2018 9:57 AM

    Pseudo periodista. Jerusalén siempre tuvo presencia y mayoría judía durante toda la historia, incluso durante la diáspora. El único período en que no hubo mayoría fue de 1948 a 1967 que fue conquistada por Jordania, quien destruyeron sistemáticamente sinagogas, expulsaron a todos los judíos de la ciudad, hicieron letrinas con las lápidas del monte de los olivos, un establo se veía mejor que Jerusalén durante esa época. En todo caso, ¿por qué Jordania no entregó Jerusalén a los palestinos? Fácil, porque no existían. Asi que dejá de estar escribiendo estupideces porque de periodista tenés lo que yo tengo de astronauta. Ridículo golpeador de mujeres

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      alejandro rivera /

      15/05/2018 5:37 PM

      Este problema lo causa la intervencion de ese dios llamado jehova que le dijo a los judios que les daria la tierra prometida. Lo malo y en lo que se equivoco ese dios fue que la tal tierra prometida ya estaba ocupada por otras tribus, a las cuales con la ayuda de ese dios racista, vengativo, irancundo, los judios masacraron. Eso esta relatado en el antiguo testamento.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Felipe Torres /

    19/01/2018 12:56 PM

    Presenta datos incompletos para justificar el "sufrimiento palestino". Si vamos a discutir el tema judeo-palestino, usemos datos reales, no parcializados ni fuera de contexto, por ejemplo dice que "En 1948 se quedó con el 78% del territorio de Palestina y en 1967, ocupó todo el territorio", eso es verdad a medias ya que trata en vano de proyectar a un Israel invasor que busca destruir a "palestina" cuando en realidad las naciones árabes vecinas (de donde realmente provienen los "palestinos", sino compruebe que Yasser Arafat era egipcio) querían ejecutar un genocidio judío de nuevo pero no se les hizo y por provocadores perdieron territorios que posteriormente Israel les devolvió en muestra de buena voluntad (peninsula de Sinaí, franja de gaza, cisjordania) Si Israel no ha querido mover su capital definitivamente a Jerusalén no es por miedo a ningún árabe, es por preservar la paz, porque militarmente ya ha ocupado toda Jerusalén. "Hay 4 millones de palestinos expulsados de sus tierras y que no pueden regresar" De nuevo, de donde sacó esos datos? Tanto a judíos como a árabes se les a reorganizado en sus respectivos territorios y se han expulsado colonias de judíos de regiones como Cisjordania y Gaza con tal de mantener la paz con sus vecinos, pero eso no lo menciona. Da verguenza ajena que no investigue un poco más siendo presidente de un medio. Israel ha sido la única democracia de la región, el único país donde se toleran las diferencias, libertad de culto y de pensamiento. Creo que usted Martin no duraría ni un mes en un país árabe publicando su ideología progre y progay, además Jimmy Morales se sirve a sí mismo y de evangélico tiene nomás el nombre. Es una pena que quiera equiparar a todo un pueblo cristiano, honrado y trabajador con los políticos corruptos de turno que no usan más que la demagógia para manipular.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      alejandro rivera /

      15/05/2018 5:41 PM

      Pueblo cristiano el guatemalteco? si eso fuera cierto no estariamos como estamos sumidos en la violencia, la pobreza y pobreza extrema, la mega corrupcion, el narco, la impunidad, la desnutricion infantil y adulta. Aqui lo que hay son seudocristianos que solo ven el derecho de su nariz y el que venga atras que arree.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Raúl /

    17/01/2018 12:52 PM

    Siempre me gusta leer opiniones e ideas, sí apoyo la decisión del Presidente de la República en este tema, me parece que las bases de este artículo están parcializadas, te imaginas tener como fuente Al Jazeera???? eso sí me hizo reir... hay más historia que hizo falta mencionar para formar una opinión,

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      alejandro rivera /

      15/05/2018 5:44 PM

      Y Uds. que alegan evangelicos neopentecostales que se apoyan en ese libro sionista llamado Biblia, al cual le dan el caracter de la unica palabra de Dios dada a los hombres. Uds. lo que son: FANATICOS RELIGIOSOS.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    PAPAZOPAPAZ /

    16/01/2018 6:48 PM

    Para ser congruentes así como Jimmy no representa a Guatemala, Martín tampoco representa a Guatemala.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      alejandro rivera /

      15/05/2018 5:46 PM

      Ni vos tampoco representas a Guatemala.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Victor Marroquin /

    09/01/2018 2:50 PM

    Muy buen trabajo Martin!
    Las consecuencias de la decision de Trump de reconocer el derecho ancestral de los judíos sobre las tierras de Israel, son grandes y sería lógico pensar que otros pueblos tienen derecho ancestral y asi mismo mover las embajadas hacia esas capitales con derechos ancestrales . Por ejemplo: Diné Bikéyahn( nacion navajo), imaginen moviendo la embajada de EEUU hacia Iximiche?

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Humberto /

    06/01/2018 12:57 AM

    A pesar de lo que cualquiera pueda decir apreciable Martin, el consejo más sabio de todos nos lo proporciona la Biblia, la cual no es tan solo un libro religioso, sino un libro científico. Habiendo Dios dado forma al universo, también desarrolló la ciencia para sustentar cada uno de sus complejos sistemas. ¿Por qué lo menciono si esto aparentemente no es un tema espiritual?.... porque todo ser humano es integral y así debe considerar su existencia. ¿A qué viene todo ello? Ha habido la tendencia, dentro de algunos políticos o analistas de no considerar a Dios (sí estoy hablando, por supuesto del Dios de Israel), dentro de sus planes o visiones y hasta menospreciar el consejo bíblico. Uno de ellos fué el señor Chavez de Venezuela, quien maldijo a Israel y al poco tiempo muere por un cáncer terminal. No es una sentencia hacia nadie, por supuesto, pero como seres a imagen de Dios debemos cuidar nuestra forma de hablar. Además, no se debe ignorar el consejo de Dios al respecto. Muchos odian al pueblo de Israel y lo maldicen, ignorando que está escrito: "Benditos los que te bendijeren y malditos los que te maldijeren". Independientemente de quienes estén al frente Israel sigue siendo el pueblo escogido de Dios y eso nadie lo puede negar. No don Martin, no fue por EEUU que Israel ha ganado sus guerras, ni que ha prevalecido a lo largo de la historia, como ninguna otra nación o imperio en el mundo; ha sido por la intervención sobrenatural de su Dios, el único Dios verdadero. Lea a fondo la asombrosa historia de Israel, pero sobre todo el Libro de los libros: La Biblia y se convencerá y que Dios lo guíe.

    ¡Ay no!

    5

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones